miércoles. 27.10.2021 |
El tiempo
miércoles. 27.10.2021
El tiempo

Adiós a las pizarras en las terrazas de Pontevedra

Pizarra con el cartel de cervezas de una terraza. L. GARCÍA (ADP)
Pizarra con el cartel de cervezas de una terraza. L. GARCÍA (ADP)

La norma que limitará el espacio de las mesas y sillas y que unificará su horario entrará en vigor el 10 de mayo ▶Los hosteleros tendrán hasta noviembre para retirar los toldos del casco histórico ▶La ambientación musical, los futbolines y elementos "perturbadores do descanso" estarán prohibidos

El nuevo reglamento de terrazas está a punto de entrar en vigor. El Boletín Oficial de la Provincia publicó este martes el contenido de la normativa que fijará nuevos requisitos para instalar veladores (mesas y sillas) en la vía pública. En 15 días, esto es, a partir del próximo 10 de mayo, los hosteleros deberán empezar a ponerse al día.

El nuevo horario

El horario será igual para todos los negocios, sin distinción. La colocación de las terrazas podrá hacerse dos horas antes, a las nueve de la mañana, y su recogida se fija para la una y media de la madrugada. Eso sí, "a retirada iniciarase coa antelación suficiente para que o velador estea completamente recollido no momento de remate do horario establecido". Y durante esta tarea "non se poderá oír a música que proveña do interior dos locais que teñan autorizados equipos de reprodución sonora ou actividade musical".

El horario del terraceo podrá ampliarse media hora más, hasta las dos de la madrugada, con ocasión de la celebración de fiestas u otros eventos y circunstancias excepcionales.

Los hosteleros podrán dejar las mesas y las sillas fuera, en la calle, si abren sus locales antes de las nueve de la mañana, que es la hora en la que se permiten instalar las terrazas.

Cómo deben ser los veladores

Las mesas no podrán superar los 1,50 metros de altura. Y preferentemente tendrán que estar hechas de madera o resinas de plásticos que imiten estos materiales. Su calidad será evaluada por los servicios técnicos del Concello, por lo que los hosteleros deberán aportar esbozos, fotografías o catálogos con el tipo de veladores como paso previo a la obtención de la correspondiente licencia. También se admitirá la utilización de los tradicionales veladores de mármol con pie de hierro fundido y elementos destinados a servir de soporte a las consumiciones.

Elementos y adornos

El reglamento permitirá los paravientos, setos en macetas, plantas y otros elementos siempre y cuando no ocupen más espacio del otorgado para las terrazas. También se autorizará la instalación de pérgolas, cubiertas impermeables o toldos siempre y cuando no estén ancladas al suelo o supongan el cierre lateral o frontal del espacio cubierto.

Los toldos quedarán totalmente prohibidos en el casco histórico, aunque el Concello será más flexible con aquellos que estén ubicados en las áreas que rodean al mismo. Para ello, los empresarios deberán contar con el visto bueno de la comisión de seguimiento del Peprica, que es el plan urbanístico que proteje la zona vieja.

Los elementos de sombra deberán reunir una serie de características. Los parasoles tendrán una altura mínima de 2,20 metros y serán de material textil o similar. Lo mismo ocurrirá con los toldos, cuya altura mínima será de 2,50 metros desde el nivel del suelo y no podrán volar más de tres metros desde la línea de fachada del local. Preferiblemente, este último elemento será textil.

El resto de elementos decorativos, como los paravientos, enrejados y setos en macetas, tendrán que ser móviles y no podrán estar sujetos al suelo ni medir más de 1,50 metros. Tampoco podrán impedir el paso de personas en la zona de los Soportais.

Por lo que respecta a los sistemas de calefacción y climatización, en las terrazas podrán instalarse estufas o calentadores de bajo consumo y "preferentemente de combustible de enerxía renovable e sen que en ningún caso poidan supoñer a emisión de ruídos ou cheiros". Estos artefactos deberán estar homologados y serán revisados por el Concello. Solo se admitirá una estufa por cada cuatro mesas autorizadas.

La publicidad, las pizarras con el menú o cualquier tipo de carteles o paneles informativos no podrán ponerse fuera, en las terrazas.

El control del ruido

La normativa mantendrá la prohibición de la ambientación musical o sonora y otros elementos "perturbadores do descanso", como futbolines, máquinas recreativas o de azar.

Los espacios libres

Los veladores tendrán que situarse en la acera o la calzada, pero nunca entre ambas, disponiéndose en paralelo a la fachada del local. Habrá que dejar también un espacio mínimo de entre 1,50 y 1,80 metros en las aceras, según la normativa de accesibilidad; tres metros en calzadas de sentido único y seis en el caso de viales de doble sentido de circulación.

El reglamento obliga a dejar libre un itinerario peatonal entre las mesas y la línea de fachada y a convertir la terraza en "detectable para as persoas con dificultade visual".

El régimen de sanciones

Por primera vez desde 1997, cuando entró en vigor la actual normativa, habrá un régimen sancionador. Las infracciones serán leves, graves o muy graves y se penarán con multas de entre 300 y 3.000 euros. Incumplir las normas podría llevar aparejado la retirada de la licencia de veladores, cuya posesión no se puede transmitir a un tercero.

Las campañas de control

Los hosteleros dispondrán de seis meses, hasta noviembre, para retirar sus toldos del casco histórico y adaptarse a los cambios. En paralelo, el Concello intensificará los controles para que se cumplan las reglas anteriores, como las que prohíben anclajes de lonas o plásticos de las terrazas al suelo.

Adiós a las pizarras en las terrazas de Pontevedra
Comentarios
ç