Pontevedra se vuelca con el rastrillo solidario de la AECC

La Asociación Española Contra el Cáncer inauguró la XXVIII edición para dar la oportunidad a los pontevedreses de comprar y donar todo lo que quieran, excepto ropa, calzado, juguetes ni enciclopedias

Voluntaria y compradora disfrutando del rastrillo solidario. JCERVERA
photo_camera Voluntaria y compradora disfrutando del rastrillo solidario. JCERVERA

La Asociación Española Contra o Cancro (AECC) en Pontevedra inauguró su tradicional rastrillo solidario. En esta XXVIII edición contó con la presencia de la presidenta provincial, Carmen Abeledo Márquez, que aprovechó para agradecer un año más la solidaridad de los pontevedreses en esta iniciativa durante todos estos años. "Este año esperamos que la gente se anime más ya que no hay tanto miedo por los efectos del covid", expresa.

"Queremos dar visibilidad a la asociación y recaudar para beneficiar a los pacientes oncológicos", relata la presidenta provincial de la asociación. Con la participación activa en este rastrillo, el año pasado, se recaudaron alrededor de los 18.000 euros y, este año, se espera recaudar más que en los años de la pandemia. "Acabamos de abrir y ya hemos hecho 20 ventas", afirma aludiendo a la indudable solidaridad de los vecinos de la Boa Vila. Estas compras solidarias contribuyen a que la asociación siga apoyando y acompañando a pacientes oncológicos y familiares durante todo el proceso de la enfermedad a través de profesionales y voluntarios/as en sede, hospitales y domicilios, realizando campañas de prevención para disminuir la incidencia del cáncer entre la población general y financiando proyectos de investigación.

Esta iniciativa que se encuentra en la Calle Cruz Gallástegui, número 8, bajo; se pueden encontrar desde bolsos, joyería, marcos, tocadiscos, teteras, tazas y platos o, incluso, cuadros con temática muy vintage. "Hay hasta coleccionistas que vienen aquí a mirar que tesoro pueden encontrar", cuenta Abeledo. Aún así cualquier artículo -a excepción de ropa, calzado, juguetes y enciclopedias- es bien recibido siempre que cumpla "esté en buenas condiciones". 

Además, habrá una zona donde se ofrecerá información sobre los programas y servicios gratuitos de la Asociación Española Contra el Cáncer. Las instalaciones permanecerán abiertas hasta finales de enero, y serán gestionadas por alrededor de 50 voluntarios/as en el siguiente horario: de lunes a sábado, de 10.30 a 13.30 y de 17.30 a 20.30 horas.

Otra forma de comprar

Muchas fueron las personas que se acercaron a la inauguración, entre ellas, Marisa Vázquez, es una usuaria habitual de este mercadillo. "Me gusta colaborar con ellos y si puedo comprar algo, mejor", expresa. Para esta ama de casa aprovecha cada evento de la asociación para dar su 'granito de arena' para la causa. "Vengo todos los años y, también compro su lotería. Yo colaboro con lo que puedo". 

Otra compradora habitual es Pilar. Todos los años colabora con el rastrillo ya que "es otra forma de colaborar ya que no lo hemos hecho en otras ocasiones", indica. Para esta usuaria comprar un regalo por navidad en este rastrillo tienen mucho mayor significado que "comprar cualquier chorrada en cualquier otro lado". 

Ellas son dos casos de los muchos que se acercan de forma asidua a colaborar en esta iniciativa. En algunos casos, como el de Pilar, hasta llamaron para saber cuándo se celebraría para poder compartirlo con sus seres queridos y colaborar de una forma "indirecta".

Comentarios