Los aires acondicionados triunfan frente a los ventiladores este verano

Las ventas en productos que requieren instalación han aumentado en este último año
Aparato de aire acondicionado. AEP
photo_camera Aparato de aire acondicionado. AEP

La llegada del verano y las altas temperaturas provocan que los pontevedreses soliciten productos de climatización y ventilación. Existen diferentes versiones sobre las ventas en el sector, pero la mayoría confirma que el despacho de productos de aire de instalación están aumentando mientras que las ventas de ventiladores se estancan.

Santiago Baquero, de Bapesa, sostiene que las ventas de aires acondicionados se han incrementado especialmente este verano del año 2023, mientras que Marcos Domínguez, de Euronics Mardy, atestigua que las compras de ventiladores están siendo más lentas y en menor cantidad que el año pasado. También existe demanda de reparación de máquinas de aire acondicionado, aunque este año lo más solicitado es la instalación.

Las principales características que buscan los consumidores a la hora de adquirir un producto de este tipo son la relación calidad precio y la emisión silenciosa. Además, existen otro tipo de requisitos comunes como la eficiencia energética, un tamaño no muy elevado o que la marca sea conocida por problemas de averías o contratiempos.

La vida útil depende de cada producto, pero en general suelen ser materiales muy duraderos. "Como cualquier electrodoméstico tienen una vida útil de 15 a 20 años, pueden durar 30 o pueden durar 10, pero bueno, hay servicio técnico y reparación" afirma Breogán Santiago de Ponteclima sobre los aires acondicionados.

Los ventiladores también se caracterizan por su larga duración, "Son productos muy longevos porque al final son estacionales, funcionan durante tres meses cada año aproximadamente en una ciudad como Pontevedra" asegura David Pontela, de Tien21 Urbé.

En cuanto a los precios, nos encontramos ante una amplia gama de productos que se pueden ajustar a cualquier tipo de presupuesto. "Los ventiladores oscilan este año entre los 25 y los 200 euros, los climatizadores están entre los 80 y los 250 euros y los aires acondicionados portátiles ya tienen un precio más elevado e irían hasta los 700 euros aproximadamente" confirma el propietario de Euronics Mardy.

Los aparatos que requieren instalación oscilan en otro rango de precio, "Un aparato de aire acondicionado que requiere instalación para una estancia ronda los  1.200 o 1.300 euros.

La climatización de toda una vivienda en máquinas de conductos van desde los 4.000 hasta los 12.000 euros en función de la potencia del equipo y los metros cuadrados de la vivienda" atestigua Sabajanes Portela, de Ponteclima SLL.

Además, Juan José Fraguas atestigua que lo que más está demandando la gente por una cuestión de eficiencia energética son recuperadores de calor, "Ahora mismo es lo que más se instala y para una vivienda puede oscilar entre los 2.000 y 3.000 euros" asegura el propietario.

Sin embargo, cabe destacar que estos precios son aproximados, porque dependen de factores como la potencia frigorífica que necesite cada instalación.

Hasta un 25% más caros que en 2022
Los productos de aire han variado de forma general sus precios en comparación con el año pasado. Con respecto a los ventiladores existen diferentes opiniones, pero de forma general su precio no ha sufrido cambios desde el 2022. Los aires acondicionados han sido los que más subida de precio han presenciado, destacando el encarecimiento de las materias primas.

"Los materiales de estos productos en algunos casos han aumentado hasta un 25% desde el año pasado" afirma Juan José Fraguas de Forveclima. Además, Breogán Santiago asegura que los aparatos también han sufrido un aumento de entre el 10% y el 12%. Por último, en relación con los climatizadores y aires acondicionados portátiles, algunos miembros del sector han
presenciado una bajada de precio, "en algunas marcas incluso he notado descenso" asegura Marcos Domínguez.

Instalación

La instalación de estos productos de aire tienen un proceso muy simple. Los únicos pasos serían comprobar el tamaño del lugar de instalación, calcular la potencia frigorífica, calorífica o de ventilación que necesite y sobre eso se da un presupuesto.

Comentarios