Alertan de más recortes médicos en los PAC de A Parda y de Vilagarcía

Los sindicatos critican que durante la huelga no se están respetando los servicios mínimos

Una ambulancia, en el PAC de A Parda. GONZALO GARCÍA
photo_camera Una ambulancia, en el PAC de A Parda. GONZALO GARCÍA

El pulso entre la Xunta y el personal de Atención Primaria continúa teniendo como principales damnificados a los usuarios, que ven recortada la prestación sanitaria a la que tienen derecho. Sin ir más lejos, tanto el Punto de Atención Continuada (PAC) de A Parda como el de Vilagarcía trabajaron toda la mañana de este domingo con un médico menos de los que les correspondía, una situación que en el caso del centro pontevedrés se extendió también a la tarde.

Los sindicatos alertan de que acaba de empezar el verano, una época en la que estadísticamente repuntan las atenciones en los PAC, pero a pesar de ello se siguen incumpliendo los servicios mínimos de la huelga que comenzó hace casi seis meses, el pasado 7 de enero.

Los trabajadores inciden en la gravedad de que los recortes médicos afectasen este domingo a dos centros claves: el de Vilagarcía, en plena operación salida y recepción de veraneantes, y el de A Parda, que atiende a gran parte de la población de la capital.

"Una vez más se repite esta situación que supone no solo un riesgo para la población, sino que también nos genera una sobrecarga de trabajo y estrés que afecta a nuestro rendimiento y por tanto a la atención a los pacientes", sostienen los sindicatos.

Comentarios