martes. 20.08.2019 |
El tiempo
martes. 20.08.2019
El tiempo

Alfonso Rueda: "Pontevedra necesita avanzar; no le basta con un casco urbano bonito"

Alfonso Rueda Valenzuela, durante la entrevista. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Alfonso Rueda Valenzuela, durante la entrevista. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

El presidente provincial del PP y vicepresidente de la Xunta de Galicia anuncia que el partido "sale a ganar" en las elecciones general del 28 de abril y en las municipales del 26 de mayo

DESBORDA optimismo y percibe buenas sensaciones. El presidente provincial del PP, Alfonso Rueda, confía en que el trabajo que está desarrollando la formación conservadora en la preparación de las dos próximas citas electorales dará sus frutos.

¿Cree que influirá el resultado de las elecciones generales en las municipales?
Quien diga que las elecciones generales y municipales son independientes está equivocado por muchas razones, en primer lugar porque están muy cerca en el tiempo, por lo que esa influencia se acrecienta. Quiero salir con un buen resultado de las generales. Cuando Pedro Sánchez decidió convocar dos elecciones en menos de cuatro semanas, aparte de gastar 200 millones de euros para que no hubiera coincidencia en los comicios, efectuó un cálculo electoral y pensó que era lo que más le convenía. Ya no hay precampaña sino que es una campaña muy larga que va a tener dos escenarios: las elecciones generales del 28 de abril y las municipales del 26 de mayo. En ambos casos, el PP sale a ganar, como siempre, con independencia de las encuestas.

¿Con qué objetivo afrontan los comicios municipales?
Afrontamos las elecciones municipales con mucho optimismo y humildad. Hemos renovado el 41% de los candidatos, en concreto 25 de 61 concellos cuya media de edad es de 44 años. Gobernamos en la mitad de los ayuntamientos de la provincia y nuestro objetivo es mantenerlos y hacernos con la alcaldía en algunos más. Percibo buenas sensaciones, que son mejores que hace cuatro años.

¿Están preparados para llegar a acuerdos con otros partidos de la derecha en caso de ser necesario?
En primer lugar, hay que aclarar que el PP es un partido de centroderecha que tiene unos postulados diferentes a los de otras formaciones situados en el bloque de las derechas. Si hay que pactar ya analizaremos los números y estudiaremos las propuestas de los partidos que quieran pactar con nosotros. No pactaremos a cualquier precio porque hay cuestiones a las que el PP nunca va a renunciar.

¿Qué opinión le merece el pacto al que llegaron en Andalucía el PP, Ciudadanos y Vox?
Lo que finalmente cristalizó en ese pacto es muy diferente con respecto a los acuerdos a los que llegó Pedro Sánchez con los partidos independentistas, que no sabemos realmente cuáles son los compromisos adquiridos, que vamos adivinando y vemos que hay cosas que no nos gustan. El pacto entre PP, Ciudadanos y Vox fue realizado con luz y taquígrafos. Es un pacto perfectamente asumible.

¿Cuáles son las expectativas en Pontevedra, Vigo y Deza y Arousa?
Estoy convencido de que Rafa Domínguez va a obtener en Pontevedra un resultado mucho mejor del que le han dado las encuestas. No descarto absolutamente nada porque es un candidato que está trabajando con muchísima ilusión. Tiene una visión de la política que me encanta porque defiende lo que considera mejor para Pontevedra. Incluso ha tenido alguna contradicción con la Xunta que me puede hacer más o menos gracia como conselleiro pero que las entiendo en un candidato que va a conectar con muchísima gente.

En Vilagarcía de Arousa tenemos un candidato, Alfonso González, que tiene la forma de ser de la gente de esa localidad.

Me gustaría seguir en la Xunta siempre y cuando quienes diseñen el próximo Gobierno gallego cuenten conmigo

Vigo es el escenario más complicado, donde tenemos una candidata, Elena Muñoz, que fue conselleira de Facenda en el Gobierno de Feijóo durante tres años, en el que realizó una magnífica labor. El tiempo que lleva en Vigo como concejala ha demostrado valentía y que se estudia muy bien los temas. Es todo lo contrario al alcalde actual, Abel Caballero, que está instalado en la confrontación y en la pelea constante para quedar como un campeón con el fin de obtener un rédito electoral. Creo que a medio plazo puede haber sorpresas en Vigo, donde la política espectáculo lo está ocupando todo mientras que la política del trabajo y de conseguir resultados parece que no tiene tanta importancia.

En cuanto a la comarca de Deza, el candidato de Silleda es un joven que ha progresado muchísimo, mientras que en Lalín el reto y la apuesta del PP es recuperar la alcaldía porque esta localidad ha pasado de ser un referente, que hace cuatro años parecía que se comía al resto de ayuntamientos, a ser en la actualidad un concello plano.

No hay alternativa al plan social de Ence, que ha repartido tres millones de euros al año entre distintas entidades

¿Qué cree que va a pasar en Marín, Poio, Sanxenxo y Ponte Caldelas?
Los cuatro son ayuntamientos muy importantes y estratégicos para el PP. Basta con ir a Marín para ver la aceptación general que tiene María Ramallo, incluso por encima de la marca PP, que en 2015 conservó la mayoría absoluta; en Poio llegó la hora de Ángel Moldes, porque el actual alcalde, Luciano Sobral, tiene un desgaste importante después de muchos años en el Gobierno de este municipio; en Sanxenxo, Telmo Martín ha hecho muchas de las cosas que tenía proyectadas para volver a poner a este ayuntamiento en el mapa, con una posición inmejorable para repetir como alcalde, mientras que en Ponte Caldelas hemos hecho una apuesta muy importante por el periodista Antón Xil, un candidato muy conocido en el movimiento vecinal pero sin experiencia política, que conoce bien todo lo que tiene que ver con la comunicación.

Silva presume de transparencia en la Deputación cuando un juez determinó que se enchufó a su cuñada

Hacía alusión al desgaste del candidato nacionalista al Concello de Poio. ¿Cree que el regidor de Pontevedra también está sufriendo ese desgaste?
No quiero decir que llevar muchos años en la alcaldía equivalga siempre a un desgaste que haga necesario un relevo. El problema es que el paso de los años puede derivar en falta de ilusión y de ideas y en volver a girar siempre sobre lo mismo. En Pontevedra hubo logros que hemos reconocido, como que esta ciudad cuenta con un casco urbano bonito y muy agradable para vivir, pero aparte de eso hacen falta otras cosas. Si todo lo fiamos al modelo de ciudad que está reconocido y pensamos que no hace falta seguir avanzando, quienes también tienen ciudades bonitas y avanzan en otras cuestiones nos acabarán tomando la delantera, y eso no nos lo podemos permitir. Pontevedra tiene la tasa de desempleo más alta de Galicia, junto a Ferrol, y no hay perspectivas de que quieran venir las industrias, no contamos con un Plan General que permita que esta ciudad siga creciendo y hay una especie de barrera entre la Pontevedra urbana y la del rural con la falta de transporte público. Nos hemos encerrado mucho en un modelo que está bien pero sin evolución. Hace mucho tiempo que el Gobierno municipal no inventa nada nuevo y muchas actuaciones que se están desarrollando esta ciudad las está realizando la Xunta de Galicia.

¿Espera sorpresas en la lista del PP al Concello de Pontevedra?
Habrá las que Rafa Domínguez decida que haya. El cabeza de lista es siempre el primer responsable del resultado electoral y, por lo tanto, lo mínimo que puede pedir –y quien se lo niegue se está equivocando– es absoluta libertad para conformar la gente con la que va gobernar. No me creo que los mejores políticos son los que nunca han estado en política y que no tienen ni idea de gestionar los fondos públicos. Creo en la renovación pero también espero que Rafa Domínguez cuente con gente que ya tenga experiencia pública. No le he dado ninguna instrucción, solo mi opinión cuando me la pidió. Yo no estaré en esa lista porque estoy muy centrado en la Xunta y en mi cargo como presidente provincial del PP.

Ya no hay precampaña, sino que estamos inmersos en una campaña muy grande

Rueda¿Mantiene el PP el reto de recuperar la Deputación en las próximas elecciones municipales? 
Estamos trabajando para eso. El PP nunca lo tiene fácil porque si quiere gobernar está obligado a tener más apoyos que los demás partidos. Quizás hubo algún exceso de confianza en algún ayuntamiento, un error que no hemos cometido en estos últimos cuatro años. Si alguien aspira a ganar en los ayuntamientos la otra consecuencia lógica es ganar en la Deputación. Tengo buenas sensaciones porque hemos mejorado en los sitios en los que necesitábamos hacerlo. Sin ocultar que es un objetivo difícil, y frente a la soberbia de la actual presidenta, Carmela Silva, que ha dicho que el PSOE va a arrasar en las elecciones, considero que el PP está en disposición de recuperar el Gobierno de la Deputación. No solo no renuncio a ese objetivo, sino que cada día lo veo un poco más cerca.

¿Qué balance efectúa del Gobierno de la Deputación de estos últimos cuatro años y la transparencia con la que, según Carmela Silva, caracteriza la gestión del bipartito PSOE-BNG?
El de un Gobierno de muchísima propaganda y cero resultados que le ha dado a los ayuntamientos lo que les correspondía por ley. En el reparto discrecional, que no está regulado por ley, le puedo dar una cifra para contrarrestar todo lo que se está diciendo de que se acabó el sectarismo: de los 12 ayuntamientos que recibieron cantidades, 10 son del PSOE o del BNG. Teniendo en cuenta que en la mitad de los ayuntamientos de la provincia gobierna el PP, se pueden echar las cuentas. Además, de los dos últimos planes que sacó la Deputación (DepoRemse y Reequilibrio), de los 10 concellos que más fondos recibieron ocho eran del PSOE y BNG, y de los 13 concellos que no recibieron ni un euro, 12 eran del PP. Reto a Carmela Silva a que me diga que los repartos ya no son sectarios. Ahora sí que lo son porque estos números no los había en la época de Rafael Louzán.

Gobernamos en la mitad de los concellos de la provincia y nuestro objetivo es hacernos con la alcaldía de algunos más

Sobre la transparencia de la que presume Carmela Silva, basta con preguntarle a la mitad de los alcaldes y alcaldesas del PP que están esperando a ser recibidos después de casi cuatro años. Además, la presidenta de la Deputación presume de transparencia después de que un juez haya determinado que se enchufó a su cuñada. No lo dice el PP, lo dice un juez.

En caso de que el PP tenga la responsabilidad de gobernar la Deputación, ¿tiene algún candidato preferido?
Al presidente de la Deputación lo escogen los diputados que antes tienen que ser elegidos concejales, con lo cual primero yo le pediré a los míos que escojan a sus diputados provinciales y un presidente que sea del PP. No se designará a dedo, como hace el PSOE.

¿Cuáles han sido los principales proyectos que ha desarrollado la Xunta en Pontevedra y qué falta por hacer?
El propio Lores reconoce que la Xunta está desarrollando un enorme esfuerzo inversor en Pontevedra. Las obras son todas una realidad o bien porque están a punto de acabarse, como por ejemplo el nuevo edificio de los Juzgados de A Parda, que estará finalizado en abril; el Gran Montecelo, cuya construcción empezará este año; la reforma del edificio administrativo de Benito Corbal y también queremos que este año puedan estar adjudicados los trabajos para la construcción de la estación intermodal.

En caso de tener que pactar no lo haremos a cualquier precio; hay cuestiones a las que el PP nunca va a renunciar

¿Qué opinión le merece el anuncio que efectuó el PSOE local de que el Tribunal Supremo va a resolver de forma inminente un recurso favorable a los intereses del Concello en el que anula la prórroga de 60 años concedida por el Gobierno de Rajoy a Ence?
No veo normal que un partido político anuncie decisiones administrativas incluso antes que las propias administraciones o a los tribunales, pero esto es cada vez más frecuente en el PSOE de Pontevedra, al que le pediría seriedad. Las valoraciones habrá que hacerlas cuando se constate la realidad. Lo que es constatable es que desde la Xunta le reclamamos a Ence un compromiso muy importante, muy superior al que estaba teniendo con la ciudad de Pontevedra. En los últimos tiempos ha habido un avance significativo, con el reparto de tres millones de euros anuales a asociaciones de todo tipo a través de su plan social. Además, adquirió el compromiso de aportar recursos para obras que tiene que acometer la Xunta, como el saneamiento de la ría y el dragado del Lérez. Si se va Ence no vemos otro tipo de alternativas posibles a esas inversiones.

¿Volverá a formar parte del próximo Gobierno gallego en caso de que el PP vuelva a tener esa responsabilidad en las elecciones autonómicas?
Me gustaría seguir en la Xunta de Galicia siempre y cuando cuenten conmigo quienes tengan la responsabilidad de diseñar el Gobierno.

Alfonso Rueda: "Pontevedra necesita avanzar; no le basta con un...
Comentarios