Los alojamientos turísticos viven su edad de oro en Pontevedra

En diez años se ha pasado de 29 a 379 establecimientos por el fuerte incremento de las viviendas turísticas, que representan ya el 92% del total. Madrid sigue liderando el ranking nacional y Francia desbanca de nuevo a Portugal en las visitas internacionales, que se acercan a niveles precovid
Excursionistas visitando este miércoles la ciudad de Pontevedra. ANXO LORENZO
photo_camera Excursionistas visitando este miércoles la ciudad de Pontevedra. ANXO LORENZO

Los alojamientos turísticos viven su edad de oro en Pontevedra. En solo diez años su número se ha multiplicado de forma notable en el municipio, al pasar de los 29 que había en 2013 a los 379 registrados en 2022.

Los datos, extraídos de los distintos informes anuales del Observatorio Urbano del Concello, revelan que el principal motivo de este incremento se debe a las viviendas de uso turístico. El año pasado había 349 pisos de este tipo, lo que supone ya el 92% de todos los establecimientos dedicados al turismo en la capital provincial.

Su aumento ha sido exponencial desde 2017, año en el que la Xunta reguló y ordenó este sector en toda la comunidad. De las 59 viviendas dadas de alta en 2018, en la actualidad la cifra supera las 400. Según la patronal del sector, Aviturga, en Pontevedra hay 431 apartamentos turísticos.

El número de hoteles y de pensiones en el municipio se mantiene inalterable desde la última década. En 2022 había 16 establecimientos hoteleros y doce casas para huéspedes. También se contabilizaron dos alojamientos más: un apartamento turístico y una vivienda de turismo rural.

Las plazas para el turismo son más del doble de las registradas en 2013. Entonces, en la capital provincial había 1.283 camas. El año pasado se contabilizaron 3.057, un 138,3% más.

Más de la mitad de la oferta de puestos para pernoctar se corresponde con viviendas turísticas (1.737). Los hoteles ocupan la segunda posición en el ranking, con 1.067 plazas. Las pensiones suman 223 camas, los apartamentos turísticos 24 y la única casa rural del municipio dispone de seis plazas.

La mayor parte de los alojamientos se encuentran en el casco urbano, sobre todo en la zona vieja y en los lugares por los que pasan los peregrinos que hacen el Camiño Portugués a Santiago. Entre estos últimos despunta el barrio de O Gorgullón, con distintos albergues enfocados en quienes hacen la citada ruta xacobea.

MENOS VISITAS.  Las dos oficinas turísticas que funcionaron de forma en 2022, en el Pazo das Mendoza y en la Casa Consistorial, recibieron 23.713 visitas. Son 3.699 menos de las contabilizadas un año antes, con restricciones por la pandemia del coronavirus.

El perfil de turista sigue siendo similar. Madrid continúa liderando el ranking nacional y Francia desbanca a Portugal por cuarta vez (antes lo hizo en 2017, 2018 y 2019) en cuanto a visitas internacionales. El turismo extranjero fue el que más creció el año pasado y se acerca ya a niveles precovid.

El último Observatorio Urbano también revela que la mayor parte de los turistas que llegan a la capital lo hacen en coche, que su edad media es de 36 a 59 años y que la cultura es el principal motivo del viaje. Ocho de cada diez encuestados en las oficinas señalan esta razón para venir a la capital.

Del informe se desprende, además, que siete de cada diez visitantes que pasan por el municipio se quedan en hoteles. El 31% duerme en Pontevedra, el 16% en Sanxenxo y el 10% en Vigo. El 43% restante lo hace en las Rías Baixas o en otras ciudades gallegas.

El albergue público acogió a 6.650 peregrinos en 2022, el 5,4% del total

El albergue de peregrinos Virxe Peregrina, el único de carácter público de Pontevedra, dio cobijo durante el año pasado a 6.650 personas. Representan al 5,4% del total de caminantes que hicieron la ruta portuguesa en 2022 para llegar a Santiago de Compostela.

En total, 123.802 personas eligieron el itinerario luso para ganar la compostelana. De ellos, 93.195 hicieron el Camiño Portugués tradicional. Y otros 30.607 escogieron la variante que hay hacia la costa. 

El albergue, situado en la calle Otero Pedrayo, tiene 86 plazas. Son seis menos que antes de la pandemia del coronavirus. Además, la instalación fue reformada este año. Se invirtieron 380.876,01 euros en distintas mejoras, sobre todo energéticas.

10 euros

Dormir en el albergue Virxe Peregrina cuesta 10 euros desde el pasado mes de septiembre. Son dos euros más que lo que se cobraba hasta ahora.

Comentarios