Las altas temperaturas llenan las playas en el primer fin de semana de julio

El buen tiempo que reinó este sábado las Rías Baixas llevó a muchos a acercarse a los arenales y pasar la jornada con familiares o amigos ▶ Pontevedra registrará este domingo un aumento en las temperaturas, con posibilidad de precipitaciones por la tarde
 
Gente bañándose, paseando, jugando y tomando el sol, ayer, en las playas de Portocelo y Mogor, en Marín. ANXO LORENZO
photo_camera Gente bañándose, paseando, jugando y tomando el sol, ayer, en las playas de Portocelo y Mogor, en Marín. ANXO LORENZO

Como decía la canción de Megalo, ahora sí que se puede decir que "el verano ya llegó". El mes de julio empezó fuerte y lo hizo con unas temperaturas que aún no se habían registrado desde que el pasado 21 de junio se quedase atrás la estación primaveral. Justamente por eso, ayer, con el primer rayo de sol, las playas de toda la comarca empezaron a llenarse. Arenales como Silgar, en Sanxenxo, o Mogor, en Marín, estuvieron abarrotadas de gente durante todo el día. 

Los cielos estaban despejados, salvo en momentos puntuales en los que predonimaban nubes y claros. Además, toda la provincia se mantuvo en la influencia de las altas presiones, con régimen de vientos del noreste. 

Gente bañándose, paseando, jugando y tomando el sol, ayer, en las playas de Portocelo y Mogor, en Marín. ANXO LORENZO 2
Gente bañándose, paseando, jugando y tomando el sol, ayer, en las playas de Portocelo y Mogor, en Marín. ANXO LORENZO

En cuanto a las temperaturas, las máximas ascendieron hasta los 28 grados, y, en algunas zonas hasta los 31. Por su parte, las mínimas oscilaron entre los 13 y los 15 grados.

Con este buen tiempo, la ciudadanía pontevedresa aprovechó el día de ayer para pasear por la arena, tomar el sol y bañarse. Cabe señalar que la temperatura del agua rozó ayer los 16 grados.

Gente bañándose, paseando, jugando y tomando el sol, ayer, en las playas de Portocelo y Mogor, en Marín. ANXO LORENZO 3
Gente bañándose, paseando, jugando y tomando el sol, ayer, en las playas de Portocelo y Mogor, en Marín. ANXO LORENZO

Hacia la noche, la presencia de nubes aumentó y las temperaturas asciendieron ligeramente. El viento sopló con intensidad fuerte.

En lo referido a la calidad del aire, según Meteogalicia, durante todo el día se mantuvo, en general, un nivel adecuado.

La previsión para el domingo

La jornada dominguera estará marcada por la inestabilidad atmosférica. Los cielos alternarán nubles y claros, e, incluso, se esperan chubascos locamente tormentosos por la tarde.

Gente bañándose, paseando, jugando y tomando el sol, ayer, en las playas de Portocelo y Mogor, en Marín. ANXO LORENZO
Gente bañándose, paseando, jugando y tomando el sol, ayer, en las playas de Portocelo y Mogor, en Marín. ANXO LORENZO

En lo que respecta a las temperaturas, las mínimas experimentarán un ligero ascenso, llegando hasta los 17 grados. Las máximas llegarán hasta los 30. Valores, por lo tanto, normales para este periodo del año. 

Por otro lado, los vientos soplarán del nordeste, fuertes en el litoral atlántico y flojos, con intervalos moderados en el resto.

Gente bañándose, paseando, jugando y tomando el sol, ayer, en las playas de Portocelo y Mogor, en Marín. ANXO LORENZO
Gente bañándose, paseando, jugando y tomando el sol, ayer, en las playas de Portocelo y Mogor, en Marín. ANXO LORENZO


Influencia anticiclónica a lo largo de toda la semana

Los que cogiesen vacaciones en este mes de julio están de enhorabuena, ya que esta buena sintonía en el tiempo se prolongará, por lo menos, hasta el próximo domingo. 

Gente bañándose, paseando, jugando y tomando el sol, ayer, en las playas de Portocelo y Mogor, en Marín. ANXO LORENZO
Gente bañándose, paseando, jugando y tomando el sol, ayer, en las playas de Portocelo y Mogor, en Marín. ANXO LORENZO

Durante esta semana, Galicia continuará con influencia anticiclónica, y, a partir del jueves la entrada de aire cálido procedente del norte de África dejará una subida progresiva de las temperaturas en la mayor parte del territorio.

En la provincia, se prevé que las máximas se mantengan en los 30 grados hasta el miércoles, para, a continuación, ascender hasta los 33 a lo largo del fin de semana. A su vez, las mínimas no bajarán de los 17 grados. Una situación que demuestra que el verano llegó para quedarse.

Gente bañándose, paseando, jugando y tomando el sol, ayer, en las playas de Portocelo y Mogor, en Marín. ANXO LORENZO
Gente bañándose, paseando, jugando y tomando el sol, ayer, en las playas de Portocelo y Mogor, en Marín. ANXO LORENZO