El alza de precios en el alojamiento y los vuelos frena el interés por viajar

Las agencias de viaje aseguran que algunos destinos "se han encarecido un 50%" en un año
Personas paseando junto al escaparate de la agencia Viajes Deza. GONZALO GARCÍA
photo_camera Personas paseando junto al escaparate de la agencia Viajes Deza. GONZALO GARCÍA

"La gente tiene ganas de salir y preguntan mucho sobre qué viajes hay, pero el problema es que los precios son bastante caros y la gente se lo piensa más de lo cuenta", así explica Reyes Cuíña, de la agencia Viajes Deza, lo que está ocurriendo con la campaña turística de este verano.

Después de dos años de pandemia en los que el sector apenas registró actividad, este 2022 se presentaba como el de la recuperación. Sin embargo, la inflación está impidiendo que se cumplan las expectativas puestas en la época estival.

"Está claro que las ventas algo sí que están subiendo, pero recuperación total no es, porque la gente se frena a la hora de viajar porque los precios son muy elevados y no todo el mundo puede acceder a lo que hay. Preguntan pero a la hora de reservar no hay tanta gente en las agencias", apunta Cuíña.

Sensación similar la de Érika Pena, de la agencia Terra Viaxes, que señala que "hay movimiento pero es un movimiento extraño". "La gente no tiene dinero, las cosas están caras y los clientes dan mil vueltas a la hora de comprar un viaje, porque cuando le das los precios definitivos, muchos se dan cuenta que se les escapa. Es verdad que hay trabajo, pero no es lo que esperábamos y no se están cumpliendo las expectativas que teníamos. Este 2022 no es el año de la recuperación", afirma.

Tanto es así que los que están avivando al sector, son, sobre todo, las personas mayores. "Siempre nos dicen que han perdido dos años y que tienen que aprovechar el tiempo", asegura Loli Martínez, de la empresa Viajes Darío.

Aunque hay que tener en cuenta "que la gente joven ya compra más por internet y que, por lo tanto, no es nuestro perfil de cliente más potencial".

¿A cuánto ascienden las vacaciones este verano?

Las agencias pontevedresas insisten en que "no se pueden comparar la situación de este verano con el de otros años", ya que los precios, "si tenemos como referencia el 2021, han subido prácticamente un 50%".

"A las Islas Canarias, por ejemplo, el año pasado te podías ir por 600 euros porque apenas había demanda, y ahora los precios son una barbaridad", explican en Viajes Deza.

Pero no solo aumentan los vuelos, sino que también lo hacen los alojamientos. "Una noche de hotel por debajo de los 200 euros ahora mismo no la encuentras". Es más, en esta agencia explican como "una reserva para finales de julio de una habitación para dos adultos y un niño en Madrid, me ha salido por 300 euros la noche en un hotel de 4 estrellas. Y estamos hablando de Madrid, que se supone que en verano siempre baja, así que te puedes imaginar el resto de lugares".

En este sentido, una de las alternativas más demandadas en verano suelen ser los "todo incluido". Una opción que este año parece estar al alcance de muy pocos. "Una familia de dos adultos y dos niños, si se van una semana con todo incluido, el precio no baja de los 3.000 euros, y no todo el mundo se puede permitir eso", aseguran en Terra Viaxes.

Esta tarifa se extiende a prácticamente todos los destinos, ya que, por ejemplo, el Algarve, "que es un lugar que siempre se vendió muy bien, ahora tiene unos precios muy desorbitados. De hecho, es que de 3.500 euros no baja".

Justamente esto es lo que más está sorprendiendo a las agencias, el incremento de precios en las costas nacionales y portuguesas. "A veces te compensa más irte a una isla, con avión incluido, que irte a una costa española o al Algarve, es una pasada", apunta Érika Pena.

¿Cuáles son los destinos más demandados este año?

La tendencia este 2022 es similar a la de años anteriores. Todo parece indicar que el turismo nacional volverá a ser "el salvador" de este sector.

"Lo que más piden son las islas, sobre todo Canarias, y, sorprendentemente, en los últimos días estamos teniendo muchas escapadas a Madrid", afirma Cuíña. Fuera de España, los pontevedreses demandan "viajes a Egipto, Cabo Verde o el Caribe".

Eso sí, si en algo coinciden todas las agencias es que, bien por la inflación y la necesidad de ahorrar dinero, o bien por la inseguridad a raíz de la guerra de Ucrania, lo cierto es que este verano "Europa está completamente parado" y parece que así seguirá, hasta, por lo menos, el año que viene.