domingo. 25.10.2020 |
El tiempo
domingo. 25.10.2020
El tiempo

Amigos do Camiño espera una caída en el número de peregrinos de hasta el 96%

Dos peregrinos caminan por la ciudad en una imagen de archivo. JAVIER CERVERA-MERCADILLO (ADP)
Dos peregrinos caminan por la ciudad en una imagen de archivo. JAVIER CERVERA-MERCADILLO (ADP)
Las previsiones para 2020 antes de la pandemia apuntaban a superar los 100.000 caminantes solo en el itinerario portugués; ahora no se esperan más de 3.000

El crecimiento era espectacular. De los 95.000 peregrinos que en 2019 hicieron el Camino Portugués, se esperaba pasar a más de 100.000 en el año previo a la celebración del Xacobeo. Sin embargo, la irrupción de la pandemia por coronavirus ha desbaratado por completo los planes del turismo y, a día de hoy, no se esperan más de 3.000 viajeros en todo el año realizando el itinerario del Sur a Santiago, lo que supone una caída del 96% en el número de Compostelas expedidas (el documento que acredita la realización de Camino de Santiago). La previsión la lanza el presidente de la Asociación de Amigos do Camiño Portugués a Santiago, Tino Lores, que, por otra parte, asegura que las previsiones son más alentadoras para 2021.

Mientras otro tipo de opciones turísticas toman impulso en la pandemia, como los alquileres de apartamentos junto a la playa o el turismo rural de interior, el Camino de Santiago se recuperará de una forma más lenta, tal y como apuntan fuentes del colectivo de hospitaleiros. La temporada de primavera se ha perdido por completo y la recuperación de cara al verano se prevé lenta. Para empezar, los albergues de peregrinos todavía no tienen fecha de apertura. "En teoría poderiamos ter aberto na fase 1, pero a imposibilidade de moverse entre provincias fai que non teña sentido", explican fuentes de la Consellería de Cultura, que apuntan que dicha apertura se llevará a cabo "canto antes" y "nas mellores condicións". Desde Pontevedra, Tino Lores apunta a que esta fecha podría ser mediados de junio, cuando la movilidad interprovincial sea ya posible. "Xa en xullo esperamos a apertura das fronteiras e que comecen a chegar os peregrinos portugueses", cuenta el presidente de los hospitaleiros. En este sentido, Lores apunta que, para el día del patrón, el 25 de julio, se podrá hablar de una relativa normalidad dentro del contexto actual.

La Xunta no tiene fecha de reapertura para los albergues, aunque todo apunta a que puedan abrir a mediados de junio

Con lo que no se cuenta es con la llegada de peregrinos de más allá de la Península, que supondrán una minoría este año. Pese a las previsiones más pesimistas, la Xunta se prepara ya para relanzar el camino como destino seguro. "Queremos convertelo en motor da recuperación anímica e económica", explicaban este miércoles fuentes de Turismo. Con esta filosofía defiende también Lores el encanto del camino, que significa "a liberdade e a esperanza" después de un momento de confinamiento y en medio de una crisis como la actual. Del mismo modo, asegura que valores como el contacto con la naturaleza y la ausencia de aglomeraciones son dos de los pilares que sostendrán la realización del camino como una opción turística de futuro. "Temos que garantir ao máximo as condicións de seguridade nos albergue a través de protocolos nos que xa se está traballando porque poden ser os lugares máis sensibles, pero en xxeral, o Camiño de Santiago é unha opción que dá seguridade e confianza", cuenta Lores.

Tanto la Xunta como el colectivo pontevedrés apuestan por prorrogar el año Xacobeo a 2022 para ampliar el margen de recuperación tras la crisis

Por su parte, la Xunta de Galicia ya ha encargado a un grupo de expertos de la Universidade de Santiago de Compostela un estudio que valore el impacto económico de la crisis de la covid-19 en el camino. Según datos de la propia Consellería de Turismo, el camino, en todos sus itinerarios, atrajo a 6.785 peregrinos en los primeros meses de 2020, en las semanas en las que el coronavirus todavía parecía demasiado lejano. Remontar hasta los 350.000 viajeros tras haber perdido toda la primavera y con un verano y otoño que se perfilan inciertos es tarea imposible.

Por eso, ahora el objetivo está fijado en el Xacobeo 2021 y en una recuperación necesaria para el sector turístico de Galicia.

Hasta marzo de 2020 realizaron el Camino, en sus distintos itinerarios, 6.785 personas

En este sentido, se habla ya de la posibilidad de prorrogar la celebración del año Xacobeo a 2022, retrasándolo un año para ganar margen de maniobra frente a la pandemia. Tanto la Xunta como organizaciones de amigos del camino se han mostrado favorables a este cambio. La decisión compete ahora a la santa Sede, es decir, al Papa, que puede permitir el cambio como ocurrió ya en otras ocasiones. Así, en plena Guerra Civil, el Xabobeo que correspondía celebrarse en 1937 se extendió hasta 1938. Ese precedente puede servir también para esta crisis.

Los destinos rurales y de interior agotan plazas en tiempo récord

Desde la última semana de junio hasta el final de agosto completo o casi. Así están muchas de las casas rurales del interior, que este año ven cómo se completan sus reservas en un tiempo récord. "Otras veces no completamos los meses de verano hasta bien entrado junio, ahora la gente se ha lanzado a reservar y la verdad es que esta situación nos está beneficiando".

Tras meses de confinamiento, el turismo español busca estos días alivio en el rural. Lo constatan casas rurales como la que gestiona Natalia Escudero, en Cotobade, y que es propiedad de sus padres. Si en otros momentos primó la cercanía a la playa, ahora mismo se impone la tranquilidad e incluso el aislamiento. "Julio está completo al 100% y agosto al 89%", cuenta Escudero sobre la casa que gestiona. En cuanto a los precios, ni siquiera es necesario lanzar ofertas para atraer a la clientela. "Otros años he tenido que ajustar más el precio, ahora la gente ni te pregunta, y eso que nuestra casa no es de las más baratas porque es grande y tiene piscina. Los que más preguntan por los precios son grupos de gente joven que quiere venir un fin de semana. De hecho, mucha gente llama porque quiere venir ya unos días, pero nosotros no vamos a abrir hasta la última semana de junio", cuenta.

La mayoría del turismo que llegará a esta casa rural de O Campo, en Tenorio, será nacional. En concreto del Norte de España, de comunidades como Asturias, País Vasco y Cantabria. "Contaba con recibir a más madrileños, pero solo tenemos unos".

Escudero tenía también una reserva de 20 días con un grupo de turistas alemanes que han tenido que cancelar el viaje. "Venían con personas mayores y prefirieron no arriesgarse, pero en vez de cancelar, reservaron los mismos días para agosto de 2021", explica.

La tónica de reservas se repite en casas rurales de toda la comarca. la proximidad a la playa y, a su vez, las garantías que ofrece el rural como destino seguro en tiempos de pandemia han situado a las aldeas como primera opción para muchos este verano. También los pontevedreses optarán por viajes al rural y, en muchos casos, sin salir de la comunidad. Lo explica la responsable de Viajes Rascado, Sara Redondo. "De momento está todo muy parado, la gente no quiere arriesgarse a comprar un billete de avión o de tren que luego le puedan cancelar, este va a ser un verano de viajar en coche a lugares cercanos y tranquilos", explicaba la agente a este periódico.

Amigos do Camiño espera una caída en el número de peregrinos de...
Comentarios