El lunes se cerrará la ronda de contactos para el primer borrador

Amizade y la Once piden itinerarios peatonales libres de terrazas

Ambos colectivos reclaman un ancho mínimo de 1,50 metros para poder transitar sin obstáculos por la calle
Gulías se reunió con representantes e Amizade y la Once en la Casa da Luz
photo_camera Gulías se reunió con representantes e Amizade y la Once en la Casa da Luz

Primero fueron los hosteleros, luego los comerciantes, y este jueves le tocó el turno a los colectivos sociales. Responsables de Amizade y de la Once realizaron su aportación a la nueva normativa de terrazas. Ambas asociaciones, que representan a personas con movilidad reducida y discapacidad visual, reclaman que el reglamento establezca itinerarios peatonales más accesibles. Para ello, proponen una distancia mínima permanente de 1,5 metros para poder moverse por la ciudad sin dificultades.

La solicitud de las dos entidades fue recogida por la concejala de Urbanismo y Promoción da Cidade, Anabel Gulías, que mantuvo un encuentro con sus portavoces en la Casa da Luz.

Paulo Fontán: "A reunión foi moi positiva. A concelleira recolleu as nosas inquedanzas e creo que serán tidas en conta"


"A reunión foi moi positiva. A concelleira recolleu as nosas inquedanzas e creo que serán tidas en conta. Cando estea listo o borrador volverémonos xuntar para pulir os detalles", explicó el presidente de Amizade y miembro de Cogami, Paulo Fontán, que recuerda que sus reivindicaciones se plasman ya en normativas de otros ayuntamientos del país. "Non estamos a pedir nada novo. Hai un decreto estatal do ano 2010 que xa establece unha distancia mínima de 1,50 metros entre a liña de fachada e a beirarrúa", añade.

Esta circunstancia es fundamental para personas ciegas, que suelen utilizar las paredes como guía para poder caminar por la calle con mayor facilidad. La mala ubicación de algunas terrazas ha ocasionado, en más de una ocasión, las quejas de estos colectivos, que consideran que el espacio público debe estar por encima de las actividades privadas.

El actual reglamento, que fue elaborado en 1997 por el entonces alcalde ‘popular’ Juan Luis Pedrosa, lo dice bien claro: "Los veladores respetarán lo dispuesto en el reglamento general de circulación en todo lo relativo a la visibilidad, distancia a cruces y esquinas de aceras, no pudiendo entorpecer, en caso alguno, el paso de personas o vehículos, incluso en calles peatonales".

Fontán: "Non estamos a pedir nada novo. Hai un decreto estatal do 2010 que xa establece unha distancia mínima de 1,5 metros entre a liña da fachada e a beirarrúa"

PROHIBICIONES. El texto expone que no se pueden instalar mesas ante o sobre portales de acceso a edificios o locales comerciales, vados o entradas de carruajes, reservas de vía pública, paradas de vehículos de servicios públicos u oficiales, elementos urbanos como bocas de hidrantes y a menos de 1,20 metros de otros servicios autorizados, como cabinas telefónicas, buzones de correos, kioscos, cajas de protección de edificios o contadores generales. "Tampoco podrán impedir la visión frontal de escaparates de locales comerciales, rótulos de despachos profesionales e instalaciones similares de terceras personas", continúa.

Esta última reivindicación compete, precisamente, a los empresarios, que reclamaron al Concello que tenga en cuenta una situación que ya regula la ordenanza. En ella también se advierte de que "los toldos, sombrillas o pérgolas no podrán fijarse a ningún bien inmueble urbano, árboles, báculos, farolas o señales".

Comentarios