martes. 17.09.2019 |
El tiempo
martes. 17.09.2019
El tiempo

La ampliación del albergue de peregrinos esperará al verano de 2020

Una peregrina en el tramo del Camiño Portugués que pasa por San Caetano-Alba. RAFA FARIÑA
Una peregrina en el tramo del Camiño Portugués que pasa por San Caetano-Alba. RAFA FARIÑA

Tino Lores, presidente de Amigos do Camiño Portugués, dice que las obras comenzarán en cuanto remate la presente temporada estival

Ni en Semana Santa ni en verano. Las obras para la ampliación del albergue de peregrinos, cuya tramitación está siguiendo "un proceso normal", finalizarán en la temporada estival de 2020, según las previsiones de Tino Lores, presidente de la asociación cultural Amigos do Camiño Portugués a Santiago, entidad que se encarga la gestión de estas instalaciones.

Técnicos de la Consellería de Cultura e Turismo están acabando de redactar el proyecto constructivo para habilitar una nave utilizada como almacén como local de acogida y descanso de caminantes. Este propio departamento de la Xunta tiene previsto efectuar la adjudicación directa de la realización de las obras a una empresa, si bien antes de iniciar los trabajos deberá contar con la preceptiva licencia del Concello.

"El arquitecto preguntó a los técnicos municipales qué tipo de actuación se puede efectuar en el albergue para, de este modo, ajustar el proyecto a las características que debe cumplir", señala Tino Lores. Al mismo tiempo, destaca la "magnífica colaboración" que han encontrado en el Gobierno local para llevar adelante este proyecto.

DERRIBO. "Las obras de ampliación comenzarán después del verano con el derribo del actual almacén", subraya el presidente de la entidad jacobea responsable de la gestión del albergue.

Según Tino Lores, está actuación "va por el camino adecuado" para que el nuevo local esté "a pleno rendimiento" en el verano de 2020. "Este tipo de obras requiere de los tiempos necesarios. No hay ninguna traba ni retraso", recalca.

El conselleiro de Cultura e Turismo, Román Rodríguez, había manifestado, en la visita que efectuó al albergue el pasado 26 de febrero, que la ampliación estaría lista "en cuestión de semanas ou un mes" con la intención de habilitar literas para hacer frente al incremento progresivo de caminantes, especialmente durante la Semana Santa y la temporada estival, las de mayor afluencia de peregrinos.

Mediante esta actuación el albergue de Otero Pedrayo, que Román Rodríguez calificó como "a xoia da coroa" de la red de establecimientos públicos situados en las rutas de peregrinación que pasan por Galicia, ampliará su capacidad para pasar de las actuales 72 plazas a 90 con el acondicionamiento del pequeño local anexo al actual inmueble xacobeo.

La llegada del verano, cuyos meses son tradicionalmente vacacionales, ha incrementado la afluencia de caminantes que recorren la ruta lusa de peregrinación. De hecho, el pasado domingo, día 23, llegaron los primeros grupos de esta temporada estival, "algo insólito a estas alturas", señala Tino Lores, que de forma urgente tuvo que solicitar autorización al colegio de A Xunqueira para alojar en el pabellón del centro educativo a un centenar de jóvenes procedentes del Barco de Soria, Málaga y Madrid.

"Las previsiones para el mes de julio apuntan a que el albergue va a estar al 100% de su capacidad y que van a venir muchos grupos que tendremos que alojar en los dos pabellones escolares de A Xunqueira", precisa el presidente del colectivo jacobeo.

JÓVENES. En cuanto al perfil de los caminantes, Tino Lores precisa que en su mayoría son jóvenes y de recursos económicos limitados, "como debe ser el peregrino que utiliza los albergues". Señala que "aquellos visitantes que tengan cierta capacidad económica deben ir a los hoteles y las pensiones. Los hospitaleros somos como una central de reservas cuando el albergue está lleno, derivando a los peregrinos a distintos establecimientos según su capacidad económica".

Los dos pabellones de A Xunqueira que funcionarán como albergues de refuerzo durante el verano acogerán exclusivamente a grupos formados por un mínimo de 15 personas, una de las cuales ejercerá como su representante. "Será quien responderá ante posibles problemas que pudieran surgir", puntualiza Tino Lores.

Españoles, polacos, portugueses e italianos son los grupos que, a día de hoy, han efectuado su reserva para ocupar las instalaciones deportivas de A Xunqueira durante los meses de julio y agosto. "En su mayoría son grupos formados por jóvenes de distintas parroquias eclesiásticas que aprovechan las vacaciones escolares para peregrinar", comenta el presidente de Amigos do Camiño Portugués.

El pabellón del Sagrado Corazón, cerrado por obras
El pabellón del colegio Sagrado Corazón de Jesús, que tradicionamente venía acogiendo a grupos de peregrinos, se encuentra en obras. Los trabajos para la mejora de estas instalaciones impide que pueda funcionar como albergue de refuerzo, al mismo tiempo que obligará a los colectivos de caminantes a alojarse en los pabellones de A Xunqueira.

Tino Lores recuerda que las instalaciones jacobeas situadas en la calle Otero Pedrayo solo estarán disponibles para los peregrinos que viajen en solitario o grupos de menos de 15 miembros. Además, subraya que los visitantes que recorren la ruta lusa jacobea "están cambiando de hábitos. Prefieren gastarse un poco más de dinero y alojarse en establecimientos hoteleros y albergues privados en vez de pernoctar en el albergue público".

El Camiño Portugués de peregrinación y su variante por la costa recibieron en 2018 cerca de 70.000 visitantes, el 25% del total de caminantes, con crecimientos del 14,5% y el 89%, respectivamente.

 

La ampliación del albergue de peregrinos esperará al verano de 2020
Comentarios