Un año de cárcel por saltarse la orden de alejamiento de su expareja

El condenado se dirigió a la víctima en la avenida de Vigo a los dos días de conocer la medida judicial para decirle que no declarase contra ella
Imagen de un juez. ADP
photo_camera Imagen de un juez. ADP

La Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Pontevedra ha confirmado la sentencia dictada por el Juzgado de lo Penal 4 de A Parda que condena a un hombre a un año de cárcel por un delito de quebrantamiento de condena, después de haberse saltado la orden de alejamiento en favor de su expareja apenas 48 horas después de que fuese dictada por la autoridad judicial.

Los hechos, según el fallo, tuvieron lugar en enero de este año en la avenida de Vigo, cuando el acusado, "sabiendo que no podía hacerlo", se cruzó con su excompañera sentimental para "decirle que no dijese nada y que no declarase contra él en el juicio que tenían pendiente".

Este encuentro ocurrió sobre las diez de la noche, y unas horas después, sobre las 2.55 horas, una patrulla del Cuerpo Nacional de Policía detectaba la presencia del mismo investigado en el entorno de la vivienda de la mujer, a apenas 75 metros, a la altura de una conocida cafetería de la calle María Victoria Moreno, en el barrio de Campolongo. Fue en ese momento cuando fue interceptado por los agentes policiales.

El investigado presentó un recurso ante la Audiencia que fue rechazado punto por punto. Ahora, detalla el fallo, podrá volver a reclamar su revisión en el Tribunal Supremo.