Viernes. 16.11.2018 |
El tiempo
Viernes. 16.11.2018
El tiempo

"No anterior curso quedei sen praza e tiven que ir á privada co Bono Concilia"

Sofía Fernández, Madre de una alumna de la Galiña Azul de A Parda. JOSÉ LUIZ OUBIÑA
Sofía Fernández, Madre de una alumna de la Galiña Azul de A Parda. JOSÉ LUIZ OUBIÑA

La niña de Sofía Fernández terminará este curso su etapa de Educación Infantil en el centro Galiña Azul de A Parda. Anteriormente había estado yendo a un centro privado, ya que había quedado fuera de las listas de admitidos para el centro público. "Tiven que levala a unha gardería privada a través do Bono Concilia", explicaba el miércoles su madre, que manifestó sus preferencias por que la niña acudiese al centro público de la red Galiña Azul.

"Sorprendeume que me deran praza aquí e a verdade é que é un centro moi solicitado. Ademais, nós vivimos moi preto de aquí e esta escola ten moita amplitude", explicaba Sofía. Aún así, a nivel económico, llevar a la menor al centro público le sale algo más caro que el curso anterior, cuando la pequeña iba a un centro privado. "Non me importa pagar un pouco máis porque eu non teño coche e ter que desprazarme andando para recollela implica que perda tempo e, en pleno inverno, se chove ou fai frío, sempre é máis incómodo", contaba este miércoles la madre.

Los gastos de la vuelta a las aulas se hacen notar en las familias y Sofía da fe de ello. En el caso de su hija más pequeña, no nota que el bolsillo se resienta demasiado, pero la cosa cambia cuando se refiere a sus otros hijos, de 14 y 15 años.

"No caso deles si que son gastos máis elevados, aínda que no meu caso conto con axudas e un fondo para libros que me fai levalo mellor", cuenta la madre, que no tiene trabajo debido a una enfermedad.


Ana Expósito, directora y profesora de Kumon
"El objetivo es desarrollar el potencial de aprendizaje"

Ana Expósito, directora y profesora de Kumon

Las academias empiezan también el curso con labores de apoyo a los estudiantes. Es el caso de Kumon, un centro nuevo en la ciudad que ayuda a los pequeños a desarrollar al máximo sus capacidades. Ana Expósito es su directora.

Dice que Kumon no es una academia. ¿Qué es entonces?
Es un centro en el que el objetivo es desarrollar al máximo el potencial de aprendizaje de los alumnos. Lo hacemos de manera individualizada y mediante el desarrollo de sus capacidades. Lo que queremos es que sean autodidactas a través de la motivación, la confianza, el hábito y concentración.

¿Cuál es el método que se sigue?
Es un método japonés desarrollado por un profesor de Osaka con su hijo. Lo importante es adaptar el trabajo a cada uno de los niños con una programación individualizada.

¿Desde qué edad se puede ir?
Desde los dos años, pero yo recomiendo más bien tres o cuatro porque tienen que saber comunicarse y hablar. No hay límite de edad por arriba, en teoría es hasta los doce, pero tengo alumnos más mayores porque trabajamos más bien por un objetivo concreto.

¿Qué áreas del conocimiento se trabajan?
Buscamos que creen un sistema de estudio adecuado para mejorar la concentración y trabajamos en dos áreas: comprensión lectora y matemáticas. La finalidad es que sean más autónomos y adquieran las habilidades para estudiar por sí mismos. Además, a partir de enero introduciremos un programa de inglés.

¿Cuántos días por semana acuden los alumnos al centro?
Vienen dos días por semana durante media hora y se programa trabajo para casa con el fin de crear el hábito del estudio.

"No anterior curso quedei sen praza e tiven que ir á privada co...
Comentarios