jueves. 29.10.2020 |
El tiempo
jueves. 29.10.2020
El tiempo

Antonio Duarte: "Los números uno del narcotráfico internacional caerán en breve"

Antonio Duarte. RAFA FARIÑA
Antonio Duarte. RAFA FARIÑA
La pandemia está siendo un factor diferencial en el escenario actual del tráfico internacional de drogas. Los gallegos aparecen en el centro de un tablero con múltiples actores. La Policía Nacional lanza un aviso a los capos que siguen libres

La pandemia parece un excelente caldo de cultivo para el narco...

Desde luego, las organizaciones criminales internacionales utilizan los momentos de mayor complicación para la sociedad para intentar incrementar sus beneficios. Aumenta la pobreza y el desempleo y hay menos oportunidades para los más vulnerables. Mientras, los narcos pretenden enviar grandes cantidades hacia Europa, sobre todo después del confinamiento y ante la incertidumbre por una situación de un hipotético cierre de fronteras y volver a controles terrestres.

La lucha antidroga parece no importar demasiado, pero ustedes siguen ahí.

En Europa sorprendió que España siguiese incautando drogas y desarticulando grandes grupos en la pandemia. La Policía no dejó de investigar. En otros lugares es cierto que esta lucha ha pasado a un segundo plano, pues han precisado de todos sus efectivos para combatir el virus.

¿Narcosubmarinos? Han tenido muchos éxitos y solo una caída, por lo que les compensa seguir jugando

¿Cómo podrían mejorarse sus sistemas de trabajo?

La compleja lucha contra el narcotráfico, y sobre todo en Galicia, tiene que contar con varios factores, siendo la colaboración internacional el primero de ellos. Otro valor esencial es la cooperación y coordinación entre las unidades policiales, la discreción, la experiencia y el respeto por el trabajo que con tantos sacrificios se viene haciendo durante años. El hecho de no entender la colaboración internacional como pilar de las líneas estratégicas de la Comisaría General de Policía Judicial es ignorar cómo es una investigación del tráfico de drogas. Intervenir mercancía es importante pero más aún lo es llegar a los primeros lugares de la pirámide criminal. Hoy caen los que alijan la droga, mañana los lancheros y, en breve, trabajando bien, caerán los que encargan la operación al transportista y los números uno de este negocio.

¿Cómo se relacionan hoy por hoy gallegos y colombianos?

Las organizaciones en Colombia se encuentran más atomizadas que nunca. No hay líderes claros y los que hay están huidos. Esto no significan que no haya grandes traficantes, los hay y en número considerable. Tienen contactos desde hace años con traficantes en Galicia, y esta es la rueda que gira y gira hasta que aparece la Policía y lleva a cabo una aprehensión de drogas y la desarticulación de una organización. A día de hoy, la Udyco Central está siguiendo varias investigaciones conjuntas con Colombia, Ecuador, Brasil, Estados Unidos y el Reino Unido. Estas operaciones darán su resultado, como lo han venido dando hasta ahora.

La mayoría de los ajustes de cuentas han sido provocados por organizaciones dedicadas al tráfico de cocaína

Finalmente cayó Juan Carlos Santórum, pero los miembros de su supuesta organización están libres.

Sobre este asunto solo puedo decir que la Policía no detiene a nadie sin pruebas. Esta investigación esta tutelada por un fiscal Antidroga y por una magistrada y ha sido llevada a cabo por especialistas con gran experiencia en la lucha contra el narco gallego.

Usted siempre dijo que los semisumergibles llevan años usándose. ¿Cambiarán de estrategia tras lo de Aldán?

El del semisumergible fue un hallazgo casi ocasional. Esto no quiere decir que no se pusieran todos los medios al alcance de Policía, Guardia Civil y Aduanas para su localización, si no que lo terminaron llevando a Aldán por un cúmulo de circunstancias que dudo que vuelvan a producirse. Las organizaciones colombianas y gallegas llevan años traficando en semisumergibles, y seguro que lo vuelven a hacer. Han tenido muchos éxitos y una sola caída, por lo que les compensa seguir jugando.

Están enviando veleros hacia el Sur a cargar coca a países lejanos como Senegal, Guinea o Costa de Marfil que después recogen gallegos

En el Campo de Gibraltar se están viendo situaciones violentas, algo que en Galicia no se aprecia. ¿A qué lo achaca?

Lo que ocurre en el Sur es, en muchos casos, un problema de Seguridad Ciudadana que no se va a dar nunca en Galicia. Aunque la droga sigue entrando en el Campo de Gibraltar, es cierto que las organizaciones locales, que no dejan de ser narcotransportistas que cobran una comisión por su trabajo, están viendo muy dificultado su día a día. Piensan que si no llegan con la droga a donde les han dicho no les volverán a contratar, y eso les hace cometer barbaridades como atropellar a policías y guardias civiles que hacen su trabajo de forma impecable.

"Se están detectando envíos de ‘meta’ desde cárteles de México"

África tiene un papel relevante ejerciendo de puente, con gallegos en el centro del escenario aprovechando la escasa colaboración de ciertos países.

En primer lugar, decir que nuestra obligación es intentar buscar la cooperación con estos países, y de hecho mantenemos un gran número de comunicaciones, directamente y a través de oficiales de enlace. Es cierto que en tema de heroína ha habido siempre un envío de pequeñas cantidades desde Nigeria hacia Canarias y Madrid, estando las Udyco locales muy acostumbradas en su investigación. Un hecho nuevo es el empleo de la costa occidental de África como punto de almacenamiento de cocaína. Las organizaciones europeas están viajando hasta algunos países del lado Atlántico africano para recoger la droga y transportar a sus países. Otro hecho relativamente nuevo, es que las organizaciones de traficantes europeos están recogiendo hachís frente a Marruecos en veleros o barcos y llevándolos hasta Brasil donde los cambian por cocaína.

En Europa sorprendió que España siguiese haciendo incautaciones y desarticulando grupos en plena pandemia

¿Están los gallegos presentes en este escenario?

Las organizaciones están enviando veleros a muchas millas hacia el Sur, a Guinea, Senegal o Costa de Marfil. Los gallegos pueden ir en ellos por encargo de grupos colombianos o de Europa del Este, pero también pueden ser los receptores, encargados de introducir la mercancía en tierra para almacenarla.

Hasta este año no se habían visto a los cárteles mexicanos en España. Pero parece que se asoman.

Nos preocupa el aumento de las aprehensiones de grandes cantidades de Metanfetamina. Se están detectando envíos de esta droga desde México, aunque los cárteles no están aún, que sepamos, asentados aquí. España sirve como punto de llegada y almacenamiento de esta sustancia. Posteriormente, organizaciones internacionales distribuirían el ‘meta’ por el resto de Europa.

La incertidumbre ante un nuevo cierre de fronteras hace que los grupos estén muy activos en estos momentos

¿Aumenta la violencia de forma proporcional al narcotráfico?

La mayoría de los ajustes de cuentas, tanto en los Países Bajos como en España, han sido provocados por organizaciones dedicadas al tráfico de cocaína. Las organizaciones de marroquíes asentadas en Holanda y en el Norte de Europa están tomando un control violento sobre las organizaciones de traficantes de cocaína arraigadas en la Costa del Sol. Considero fundamental ampliar las relaciones bilaterales con todos estos países y llevar a cabo equipos conjuntos de investigación, como ya tenemos con Holanda o Suecia.

Antonio Duarte: "Los números uno del narcotráfico internacional...
Comentarios