Las aperturas de Lola & Lía y Pepe Vieira revolucionan la plaza de Curros Enríquez

Los establecimientos, que prevén abrir sus puertas este mes, crearán 60 empleos de una tacada y prometen convertir la plaza en nuevo plató gastronómico de la zona monumental de Pontevedra
A la izquierda local de Lola & Lía y al fondo a la derecha el edificio de la futura ‘Churrasquería Varela’. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
photo_camera A la izquierda local de Lola & Lía y al fondo a la derecha el edificio de la futura Churrasquería Varela. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

Las inminentes aperturas de Lola & Lía y Pepe Vieira en la plaza de Curros Enríquez de Pontevedra actuarán como un revulsivo de doble acción. Por un lado, ambos negocios generarán de una sola tacada cerca de 60 nuevos empleos, la inmensa mayoría vinculados al servicio de sala y cocina. Y por otro, la coincidencia en tiempo y espacio de ambos establecimientos prometen convertir la emblemática plaza en un nuevo plató gastronómico de la zona monumental.

La oferta actual ya comprende diferentes opciones de restauración, como la chocolatería Lanata, la gastroteca Kamal y el Burger King, pero con estas próximas aperturas se ampliará de forma generosa la minuta y, con ella, el poder tractor de comensales de esta plazuela de la ciudad.

Lola & Lía: "La idea es pegarle fuerte al menú del día"

La propuesta más avanzada es la que firma Lola & Lía, una empresa que prevé revolucionar Curros Enríquez con sus cartas de brunch y lunch, dos anglicismos que se usan en el mundo de la cocina para referirse a un desayuno tardío generoso y un menú de mediodía. 

Nazaret Silva, promotora del negocio junto a su hermana Sheila, avanza que la previsión es abrir las puertas "antes de Navidades" con una plantilla que alcanzará los 30 trabajadores: nueve profesionales de cocina y 21 camareros. Todos ellos ya han sido contratados y actualmente "se encuentran en fase de formación en el local de Vigo": el Lola & Lía original que está ubicado en Camiño dos Muíños y que dio pie a la travesía pontevedresa. 

El establecimiento ocupa las dos primeras plantas de los antiguos Almacenes Olmedo, algo más de 500 metros cuadrados que han sido reformados con una inversión próxima al medio millón de euros. Silva adelanta que el espacio "tendrá muchos rincones instagrameables" y que, entre muchas otras cosas, contará con "mobiliario artesanal hecho a medida", murales con alguna que otra intervención artística y "más de un guiño" al local vigués, premiado el año pasado con su primer solete de la Guía Repsol

El lugar también contará con una zona infantil, uno de los extras más cotizados entre las familias, y aunque el brunch seguirá siendo buque insignia de la firma, la copropietaria subraya que la intención es "pegarle fuerte a las meriendas y los menús del día". Algo que ya sucede con  éxito en la ciudad olívica, donde se despachan cada día 150 menús a un precio de entre 11.50 y 15.90 (dependiendo de si es entre semana o fin de semana).

El día exacto de la inauguración todavía está por perfilar, si bien la idea de las emprendendoras es "hacer algo especial" para conmemorar el desembarque de la firma en la ciudad capitalina.

Pepe Vieira: será "un asador familiar para todos los públicos"

Aunque oficialmente ocupa el número cuatro de la calle Don Gonzalo, Curros Enríquez también se verá dinamizado con la apertura de otro segundo establecimiento hostelero emplazado en esa dirección. Se trata de la churrasquería promovida por el chef Xosé Torres Cannas, más conocido en el gremio como Pepe Vieira en alusión al establecimiento de Poio que bautizó con este nombre y en el que lleva cosechadas dos estrellas Michelín.

En este caso, el negocio ocupará la antigua ferretería Varela, donde también se está llevando a cabo una importante remodelación. Fuentes oficiales consultadas indican que la sociedad prevé abrir el negocio "en diciembre" y que por este motivo la obra está avanzando al máximo ritmo posible. 

La plantilla tendrá unas dimensiones similares a las de Lola & Lía, unos 30 trabajadores que "ya están en fase de contratación". 

El nombre del establecimiento maridará pasado y presente con solo dos palabras: Churrasquería Varela. Y la intención del proyecto es servir como un "asador familiar", en el que no habrá fogones, sino que todos los platos se harán a la brasa. La carta será amplia y estará orientada "a todos los públicos", añaden las mismas fuentes. 

El negocio ocupará tres plantas y recreará "diferentes ambientes", aunque siempre bajo la premisa de "mantener el aspecto industrial del anterior establecimiento", la Ferretería Varela. El local será el cuarto regentado por Pepe Vieira, que también comanda el restaurante de Camiño da Serpe, el Ultramar en el Museo de Pontevedra y el Pazo de Buzaca en Moraña.

El 8,5% de los afiliados de la ciudad trabajan en la hostelería

La hostelería es la cuarta sección económica que genera más puestos de trabajo en la ciudad pontevedresa. Exactamente, los últimos datos publicados por el Instituto Galego de Estatística, correspondientes al pasado mes de septiembre, recogen que en Pontevedra hay 2.695 afiliados a la Seguridad Social que trabajan en algún negocio hostelero, equivalentes al 8,5% del total de cotizantes. 

En el ranking local solo supera esta marca el comercio ( 5.488 afiliaciones), las actividades sanitarias (3.881) y la industria (2.768). El peso de la hostelería a nivel empleo supera otras ramas importantes, como las de  administración pública (2.529) construcción (2.172) y educación (2.089). 

Comentarios