Aplauso unánime a un proyecto que solo depende del Gobierno

El sindicato mantuvo encuentros con la práctica totalidad de alcaldes y alcaldesas de las localidades en las que se prevé mejorar el servicio, con excepción de Pontevedra
Usuarios de la estación de trenes Pontevedra, accediendo al interior de las instalaciones. GONZALO GARCÍA
photo_camera Usuarios de la estación de trenes Pontevedra, accediendo al interior de las instalaciones. GONZALO GARCÍA

Los representantes de CC OO comenzaron el pasado año una ronda de reuniones con administraciones y colectivos implicados e interesados en el proyecto de una red de cercanías que le da al tren el protagonismo de la movilidad y, hasta ahora, todo han sido alabanzas y felicitaciones por esta iniciativa.

Antón Conde destaca que "la receptividad ha sido muy buena, sobre todo en la Línea del Miño, que es una de las que peor atendidas están, porque solo tiene un tren, y su interés en este refuerzo de líneas es máximo".

El sindicato mantuvo encuentros con la práctica totalidad de alcaldes y alcaldesas de las localidades en las que se prevé mejorar el servicio, con excepción de Pontevedra, "que fue el único que no nos quiso recibir". Comisiones se congratula de haber recibido el beneplácito de regidores "del PSOE, del PP y del BNG", lo que acredita la relevancia de la propuesta.

También la Xunta le dio recientemente el OK, tras una reunión en Santiago con la conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, y gran parte de los alcaldes de la provincia.

INFO

FALTA SUBDELEGACIÓN. No obstante, lo único recibido hasta la fecha son palabras de apoyo y de ánimo, pero ningún compromiso concreto. "Porque el que tiene que activar la palanca, el que debe decidir si esto se va al cajón o sale para adelante es el Gobierno central, concretamente, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana", matiza Juan Gómez Carpintero.

Por este motivo, los sindicalistas también solicitaron reunirse tanto con el delegado del Gobierno en Galicia, José Manuel Miñones, como con la subdelegada, Maica Larriba. Por ahora, la única respuesta recibida es el silencio.

"Nos gustaría que, por lo menos, nos dejasen exponerles nuestro proyecto, que nos escuchen", reclama Conde.

Comentarios