El área sanitaria registró durante 2023 la donación de cinco órganos y dos córneas

El Sergas anunció un protocolo de donación circulatoria que gestionará las cesiones de órganos de pacientes con daño cerebral catastrófico o enfermedades en fase terminal
José Luis Martínez Melgar, coordinador de trasplantes del área sanitaria, este miércoles, durante su comparecencia pública. DAVID FREIRE
photo_camera José Luis Martínez Melgar, coordinador de trasplantes del área sanitaria, este miércoles, durante su comparecencia pública. DAVID FREIRE

La donación de órganos es una de las actividades sanitarias en las que España, en general, y Galicia en particular, destacan por su creciente actividad. De acuerdo con los datos del Sergas, Galicia realizó 331 trasplantes de órganos en 2023, 35 más que el año anterior. La mitad (168) fueron de riñón, seguidos por los de hígado (88), pulmón (49), corazón (22) y páncreas (4).

La Oficina de Coordinación de Trasplantes del área sanitaria de Pontevedra y O Salnés gestionó durante el último año la donación de un total de cinco órganos y dos tejidos en el Complejo Hospitalario Universitario de Pontevedra.

Según indicó este miércoles el coordinador de este departamento en el Hospital de Montecelo, José Luis Martínez Melgar, en el área sanitaria fueron detectados durante 2023 tres donantes reales, de un total de siete potenciales, gracias a los cuales se alcanzó la gestión de la donación de estos órganos y tejidos.

En lo respecta a la recepción clínica de estas donaciones multiorgánicas, el último ejercicio la Oficina de Coordinación de Trasplantes del área Sanitaria gestionó, en concreto, las donaciones de tres riñones, dos córneas y dos hígados.

El balance de 2023 reveló también dos negativas familiares a la donación de órganos y otras dos contraindicaciones médicas por causas clínicas y metabólicas. El doctor Martínez Melgar señalóal respecto que alrededor del 90% de los donantes del área sanitaria pontevedresa son mayores de 75 años, y que, en el caso concreto de las cifras del año pasado, ninguno pudo serlo de órganos torácicos.

Protocolo de donación en asistolia controlada

Durante la presentación del balance de 2023 de la Oficina de Coordinación de Trasplantes del área Sanitaria de Pontevedra y O Salnés se anunció también la próxima activación en el mes de marzo de un protocolo de donación tras la muerte circulatoria, más conocida como donación en asistolia controlada.

Ese protocolo gestionará las donaciones de órganos provenientes de pacientes con daño cerebral catastrófico, enfermedades neurodexenerativas, cardíacas o respiratorias en fase terminal, y podría incrementar en tres o cuatro la cifra de posibles donantes en este área de salud. A día de hoy, ya se trabaja en la fase previa de formación del personal implicado y solamente falta un trámite final del comité de ética.

Según señaló el coordinador de este departamento, "este protocolo consolidará las donaciones en asistolia en el Complexo Hospitalario Universitario de Pontevedra, iniciativa que se integrará en el protocolo del cuidado integral al final de la vida de los pacientes en la Unidad de Cuidados Críticos del CHUP. Nuestros profesionales asegurarán la transparencia, la información y la confidencialidad en este proceso".

Más de 20 especialistas

El equipo multidisciplinar profesional de la Oficina de Coordinación de Trasplantes del área Sanitaria de Pontevedra y O Salnés, formado por más de veinte especialistas del Complexo Hospitalario Universitario pontevedrés, participa en la extracción de los órganos. Entre ellos, tres facultativos y dos profesionales de Enfermería, así como personal auxiliar, celadores y efectivos de las áreas de Anestesioloxía y Reanimación, Cirugía, Neurología, Neurofisioloxía, Oftalmología, Radiología, Análisis Clínicos, Microbioloxía, así como personal facultativo y de enfermería de la Unidad de Cuidados Intensivos, como unidad generadora de los potenciales doadores.

Esta Oficina de Coordinación de Trasplantes del área Sanitaria de Pontevedra y O Salnés es también el departamento encargado de detectar aquellos posibles casos de pacientes cuya evolución clínica es susceptible de derivar en una muerte cerebral, circunstancia que los postularía como candidatos a efectuar una donación.

Tras la realización de un estudio idóneo, caso por caso, la Oficina de Coordinación de Trasplantes del área Sanitaria actúa como enlace con la Organización Nacional de Trasplantes e inicia los procedimientos necesarios para coordinar a todos y cada uno de los servicios del hospital que intervienen en el proceso de extracción.

Comentarios