Sábado. 18.08.2018 |
El tiempo
Sábado. 18.08.2018
El tiempo

Así será la reforma del puente de A Barca

El antes y el después del puente de A Barca. XUNTA
El antes y el después del puente de A Barca. XUNTA

La marquesina será de madera y la cubierta de aluminio ►Se descarta el cierre lateral por el viento; se mejorará la iluminación y se reparará la estructura para prolongar su vida útil ►Los trabajos finalizarán en noviembre

Noviembre. Es la fecha que la Xunta baraja para estrenar la nueva imagen del puente de A Barca. La reforma del viaducto que une los concellos de Poio y Pontevedra se encuentra en fase de licitación con un presupuesto de algo más de 1,2 millones de euros y un plazo de ejecución de cinco meses.

La conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, recordó este lunes que las empresas interesadas dispondrán hasta el 7 de marzo para presentar sus ofertas. La obra se adjudicará "a principios de verán" y no antes, como preveía inicialmente su departamento, y estará rematada "este mesmo ano".

Los trabajos supondrán la renovación de la marquesina que protege las aceras. Su cubierta será más inclinada y dispondrá de recogida de pluviales, de modo que el agua ya no caerá en esta zona cuando llueva. Además, los peatones estarán más protegidos contra las inclemencias del tiempo.

A pesar de esta mejora, el proyecto descarta el cierre lateral por razones de seguridad. "No se usarán vidrios. Sería insoportable para la estructura", explicó este lunes Antonio González Meijide, el ingeniero que redactó el proyecto, que aludió a que la colocación de una instalación de este tipo, similar a la del puente de As Correntes, no es posible debido al efecto vela del viento en la zona.

La nueva marquesina será de madera más resistente a la actual, que es de pícea (una especie similar al abeto). El paso de los años, la salitre y los insectos han deteriorado su estructura. También se cambiará la cubierta, que será de aluminio para evitar el deterioro y garantizar una mayor durabilidad.

La intervención se completará con la mejora de las actuales aceras, el arreglo de los sumideros y pequeñas reparaciones en el viaducto para prolongar su vida útil. Estos se harán en la zona del gran arco, aprovechando los trabajos que se harán por debajo de la estructura. Se corregirán fisuras y otras anomalías.

La mejora estética incluirá además labores de repintado y un moderno sistema de iluminación. Las nuevas luces estarán orientadas tanto hacia las aceras como hacia la calzada. Serán de tecnología led para ahorrar en la factura eléctrica. En la subestructura se iluminará el arco central con 16 proyectores, cuatro anclados al paramento de cada pila y otros ochos sujetos a la cara inferior del tablero.

Puente de A Barca: antes y después. XUNTA

TRÁFICO. El ingeniero responsable del proyecto sostuvo que el impacto de la obra en el tráfico rodado "se minimizará lo máximo posible". Los trabajos se harán por fases. En algunas de ellas será necesario el corte temporal de alguno de los dos carriles de circulación. La mayor parte del tiempo, la limitación afectará a solo una parte del carril, por lo que el doble sentido estará operativo en buena parte de la obra.

Así será la reforma del puente de A Barca