sábado. 28.11.2020 |
El tiempo
sábado. 28.11.2020
El tiempo

Tres aulas para diez escolares en el regreso agridulce de la EEI de Verducido

Las familias afectadas por el cierre de la Unidad de Primaria acudieron con un notario para dar fe de la situación. GONZALO GARCÍA
Las familias afectadas por el cierre de la Unidad de Primaria acudieron con un notario para dar fe de la situación. GONZALO GARCÍA
"Temos moitísimas ganas de empezar e que o vivan con responsabilidade, non con agonía"

Tres aulas para diez escolares de entre tres y cinco años, que también podrán disfrutar de la biblioteca y varios espacios exteriores: un patio con mesas y sillas para dar clase cuando el buen tiempo lo permita, otro de recreo con juegos y la huerta escolar. Es lo que ofrece la Escola de Educación Infantil de Verducido, que este jueves inicia un curso marcado, además de por la pandemia del coronavirus, por la pérdida de la unidad de Primaria, donde se impartían 1º y 2º.

"Imos ter moitísimo espazo para traballar. É unha pena que se desperdicie sitio frente a outros colexios coas aulas masificadas" reflexiona Raquel Mera, directora del centro y ahora única profesora durante casi todo el horario lectivo, poniendo a punto la escuela en la víspera del gran día.

Ella atenderá sola, como en cualquier unitaria, a los diez alumnos, lo que constituirá una auténtica burbuja. Los martes acudirá, durante poco más de hora y media el profesor de Religión y el jueves, durante las cinco horas, una especialista de Audición e Linguaxe que también impartirá la asignatura de Inglés.

El centro pierde definitivamente la unidad de Primaria, aunque las cuatro familias afectadas no se consideran notificadas

Aprovechando estas visitas, se podrá "manter a dinámica dos talleres, nos que dividiremos o grupo en dous", explica. Aunque este curso el protocolo prohibe la participación de las familias, también se seguirá adelante con la huerta ("podo estar eu soa con eles") y con el trabajo en el aula por ambientes "e recunchos", así como con el trabajo colaborativo en grupitos de tres o cinco niños. Este curso los niños utilizarán un calzado para el exterior y otro para el interior y utilizarán los lavamanos instalados en el aula y en el patio.

El regreso, confiesa Mera, es agridulce. Frente a la pena por la desaparición de Primaria (aunque las cuatro familias afectadas no se consideran notificadas y no lo dan por hecho), están las grandes ventajas de la escuela en estos tiempos de ratios elevadas. "Afróntoo con optimismo, porque temos moitísimas ganas de empezar, de velos, de poder estar xuntos, aínda que estamos sós nunha circunstancia complicada"en la que ella es la "figura covid", que deberá tomar decisiones en solitario. "Se algún neno presenta síntomas teño que levalo a un despacho ao lado da aula, con ventilación".

"Imos ter moito espazo para traballar, moitos materiais e moitas posibilidades de traballar ao aire libre", destaca, por lo que este curso podrá ser "do mellor" para estas familias. "Queremos que os nenos o vivan con responsabilidade, pero non con agonía, incorporando as rutinas do lavado de mans, da esterilla desinfectante... É unha situación de perigo real e teñen que saber como actuar, pero aos rapaces non lles teño medo. Vano facer moi ben. Xa viñeron aquí coa máscara, sen protestar, e tampouco a van levar posta todo o tempo".

Tres aulas para diez escolares en el regreso agridulce de la EEI de...
Comentarios