lunes. 16.09.2019 |
El tiempo
lunes. 16.09.2019
El tiempo

La ausencia de una red de carril bici desanima a desplazarse sobre dos ruedas

Raíces en el carril bici de Bos Aires. JOSÉ LUIZ OUBIÑA
Raíces en el carril bici de Bos Aires. JOSÉ LUIZ OUBIÑA

Pedaladas reclama más tramos para circular en bicicleta, un mejor mantenimiento de los mismos y solucionar algunos puntos peligrosos

"Pontevedra es una ciudad amable y ciclable, pero los problemas que hay desincentivan a la gente a utilizar la bicicleta como medio de transporte sostenible, ecológico y saludable". Así de contundente se muestra Eusebio Rivero, miembro de Pedaladas, al pensar cómo está diseñada la Boa Vila para los usuarios de las bicicletas. Pese a que se intenta reducir el uso de los coches, no da "opciones a otro tipo de movilidad", algo que sí se está haciendo en otras ciudades.

Aunque los miembros del colectivo aplauden la creación de un carril bici en el campus universitario, denuncian que el principal problema es llegar hasta él en bicicleta. Los 4,5 kilómetros que existen en la ciudad de carril de uso exclusivo para bicicletas (siete contando los compartidos con peatones) carecen de continuidad y no son una alternativa para aquellos que la usan en su día a día para desplazarse. "Si queremos ser como hámsteres dando vueltas en algunas zonas de Pontevedra están bien, pero si quieres ir a un sitio en concreto es imposible, los carriles están muy interrumpidos" y carecen de continuidad, asegura Marta Samartín, otro miembro de Pedaladas.

Los 4,5 kilómetros de carril exclusivo para bicis carecen de continuidad y no son una alternativa para desplazarse en el día a día

 

Así, se convierte en una red inexistente de carriles bici para la movilidad. El colectivo explica que los que existen en la actualidad están junto al Lérez, "pero no sirven para la movilidad. El de Monte Porreiro, por ejemplo, termina sin llegar al barrio".

Esta situación hace que en muchas ocasiones se encuentren ante una disyuntiva: o bajar de la bicicleta y hacer tramos andando o infringir la normativa e ir contra sentido del tráfico. "No queremos ir por las aceras porque el peatón es lo más frágil que hay, por eso lo que nosotros defendemos, y lo que queremos, es ir por la carretera", subraya Rivero.

De hecho, el colectivo considera que sería necesario habilitar un carril bici contra sentido en las calles con sentido único, lo que "ocasiona mas problemas a las bicicletas que a los coches, desincentiva a usar la bicicleta y promueve que los ciclistas usen las aceras". Un ejemplo es el tramo recién reformado de la avenida de Vigo, "donde se habilitó una acera muy ancha y no se creó un carril contra sentido". Sobre este aspecto, Rivero asegura que fue algo que Pedaladas "propuso cuando se reformaron las calles y no se hicieron. Ya es una cuestión política, no económica".

Pedaladas considera que sería necesario habilitar una opción contra sentido en las calles que tienen sentido único de circulación

 

Además, destacan la falta de rutas entre municipios que promueven la bicicleta, como Marín, a donde es casi imposible llegar porque "el carril bici de la avenida de Marín termina de forma abrupta y la alternativa es la carretera vieja, plagada de camiones y poco segura". Otro ejemplo es la falta de conexión con Poio, pues la rotonda del puente de A Barca "es muy complicada y la alternativa es el nudo de Bombeiros".

Por otro lado, denuncian la falta de mantenimiento y algunos puntos peligrosos. El de la avenida de Bos Aires, por ejemplo, está atravesado por las raíces de los árboles, que han levantado el pavimento, mientras que el del puente de As Palabras "está descolorido, no tiene una separación del tráfico a motor y en la rotonda con la PO-553 hay que ir por la acera". Sin embargo, los problemas no acaban ahí, pues el colectivo considera que hay varios puntos peligrosos, como el de nudo de Bombeiros; la avenida de Lugo, donde se han registrado coches a más de 100 km/h, o la avenida de Montecelo.

Entre las reivindicaciones de Pedaladas está conseguir el que consideran el carril bici más necesario de la ciudad de Pontevedra: el que conectaría el puente de Os Tirantes con las estaciones y la senda de Os Gafos.

PROBLEMAS

Peatones caminando por el carril bici. JOSÉ LUIZ OUBIÑA
Peatones caminando por el carril bici. JOSÉ LUIZ OUBIÑA

Acceso al carril bici del Lérez desde Monte Porreiro. JOSÉ LUIZ OUBIÑA
Acceso al carril bici del Lérez desde Monte Porreiro. JOSÉ LUIZ OUBIÑA

Corte del carril bici cada sábado por el mercadillo. JOSÉ LUIZ OUBIÑA
Corte del carril bici cada sábado por el mercadillo. JOSÉ LUIZ OUBIÑA

Final abrupto del carril bici de Marín. JOSÉ LUIZ OUBIÑA
Final abrupto del carril bici de Marín. JOSÉ LUIZ OUBIÑA

 

Dudas con la nueva ordenanza

La ordenanza de movilidad en la que el Concello está trabajando plantea dudas a Pedaladas. "Está basada en la guía de movilidad de la Deputación, en la que la bicicleta aparece por primera vez en la página 36 y es para decir que es un peligro aparcada en el mobiliario urbano", asegura Rivero.

Por ello, y para poder volver a tener voz en los temas de movilidad, reclaman que se vuelva a reunir la Mesa Pola Bicicleta.
Educación vial para los niños

Tras haber realizado el pasado curso el programa AoINSTIenBICI en centros escolares de la ciudad, los miembros de Pedaladas reclaman una mayor educación vial para los niños "para saber comportarse como peatones y ciclistas, no como conductores".

"En ese programa disfrutaban mucho y después cuando iban en bicicleta al instituto cumplían lo que les decías", explica Samartín.

La ausencia de una red de carril bici desanima a desplazarse sobre...
Comentarios