domingo. 20.09.2020 |
El tiempo
domingo. 20.09.2020
El tiempo

Las autoescuelas pontevedresas resisten al verano del coronavirus

Una de las clases teóricas impartida en Autoescuela Galicia. BEATRIZ CÍSCAR
Una de las clases teóricas impartida en Autoescuela Galicia. BEATRIZ CÍSCAR
Los centros coinciden en un incremento de la demanda del permiso de motocicleta

Sacarse el carné en verano es una opción que no sufre modificaciones con respecto a años anteriores. Las autoescuelas de la ciudad coinciden en que la demanda sigue en la misma tendencia que en veranos pasados y no se están viendo afectadas por la pandemia.

Pese a ello, definen la situación que están viviendo como "caótica" ya que se está juntando mucha gente en un período de tiempo más reducido. Los cambios con respecto al año pasado pasan por la adopción del nuevo protocolo tanto para las lecciones teóricas como prácticas.

MEDIDAS DE SEGURIDAD. La nueva normalidad ha llevado también a las autoescuelas a adaptarse. En el caso de las clases teóricas, las medidas más frecuentes son el control del aforo y la desinfección. Desde Autoescuela Ecovial señalan que antes tenían más cantidad de alumnos por turnos. "Hemos tenido que adaptarnos a la gente y hacer más turnos. En vez de hacer uno a la mañana y otro a la tarde, los hemos doblado".

Además, también han cambiado el sistema de ordenadores por uno que permite realizar todos los test desde casa. Las dudas de los alumnos también las resuelven vía online, a través de herramientas como Whatsapp.

En el caso de Autoescuela Galicia, cuentan con tres clases diferentes para la teoría. "Lo que hacemos es dividir a la gente en las aulas y la profesora va rotando la explicación de una clase a otra", explican. Ellos son también los encargados de impartir los cursos de recuperación de puntos, con cupo limitado actualmente. "Aplicamos un 75% y entran como máximo 17 personas". Sin embargo, a no ser que tengan una amplia lista de espera, prefieren hacer cursos con un aforo menor, sobre 14 personas.

Los centros han tenido que doblar los turnos de las clases y planificar previamente la llegada de los alumnos

Autoescuela Peregrina también ha adoptado el protocolo. Realizan clases de una hora y cuarto con una pausa de 15 minutos para llevar a cabo la limpieza y ventilación del aula antes del siguiente turno. "Nos vemos obligados a hacer una planificación previa con la gente para saber a qué hora van a venir y poder controlar el aforo". concretan.

Este mismo centro es uno de los que más ha notado los cambios. "Nos ha costado un poquito adaptarnos", señala. Entre otros motivos, el fundamental es la implantación de un sistema online por parte de Tráfico para llevar a cabo todos los procesos de gestión. "No estábamos preparados para ello, es un año duro y trabajamos de una manera distinta". Además, este proceso está ralentizando su trabajo ya que son las propias autoescuelas las que deben presentar todo. También constatan un "desbordamiento" en la Jefatura de Tráfico de Pontevedra, a causa del teletrabajo y la reducción del personal.

En la parte práctica, el protocolo establece la obligatoriedad del uso de la mascarilla así como la desinfección. En el cambio de cada turno se lleva a cabo una desinfección completa de los mandos y de todo lo que toca el alumno. "Limpiamos la maneta de la puerta por fuera y dentro, el volante, los mandos, asientos... todo", apuntan en Autoescuela Galicia. Otra novedad son los exámenes prácticos, ahora solo van en el vehículo el alumno, el examinador y el profesor mientras que antes se solían juntar varios alumnos por ronda.

MOTOS. Otro punto en el que coinciden las autoescuelas de la ciudad es en el aumento de la demanda del permiso de conducción de motos, tanto en el A como en el A2. Entre las razones, Ecovial indica que se puede deber a que gente afectada por el ERTE tiene más tiempo y se anima.

Por su parte, Autoescuela Peregrina indica que cada vez es más fácil desplazarse en este tipo de vehículos por las ciudades. "La gente se mueve de una manera más individualizada y es un poco más económico que el coche", explican.

PERFIL. El perfil de los que deciden hacerse con el carné de conducir en la temporada estival no ha variado. Los alumnos estrella son los estudiantes, que aprovechan las vacaciones para aprender a conducir.

Sin embargo, algunas autoescuelas como Peregrina, indican que este verano está siendo un poco más complicado por el aplazamiento de otros trámites educativos como la selectividad. "Es un poco caótico, concentramos mucha gente en un plazo muy corto, da la sensación de que no va a dar tiempo a completar su formación", explican. Mientras, en Ecovial recalcan que la gente mayor está prefiriendo esperar un poco más, a que haya menos gente.

Sube la demanda de personas que ya cuentan con el permiso
Otro cambio que está produciendo la pandemia, es el incremento de la demanda de prácticas por parte de personas que ya disponen de permiso de conducir y que ahora necesitan volver a coger el coche. Por ese motivo, las autoescuelas de la ciudad están ofreciendo prácticas que les ayuden a volver a ponerse al volante. Atribuyen esta subida no al tiempo de confinamiento sino a la obligación actual de desplazarse de una manera más autónoma. “Antes lo llevaban amigos o familiares y ahora se ven más obligados a coger el coche”, indican desde Autoescuela Peregrina.

Las autoescuelas pontevedresas resisten al verano del coronavirus
Comentarios