Barcelos es más verde y peatonal

Las obras en la plaza incluyeron la ampliación de aceras, menos coches y nuevos servicios subterráneos. La reforma da más vida al barrio, en el que hay más terrazas y un mercado ecológico

El terraceo se amplía en Barcelos. GONZALO GARCÍA
photo_camera Vista de la reforma desde el despacho de CE Consulting. GONZALO GARCÍA

Algo más verde, mucho más peatonal y con menos coches. La reforma de los viales perimetrales de Barcelos ha cambiado de forma radical la imagen de la céntrica plaza, que no podrá inaugurarse por las elecciones europeas del próximo 9 de junio.

El Concello firmará este viernes el acta de recepción de la obra, poniendo así punto y final a 16 meses de pico y pala. Los trabajos rematarán con algo más de cuatro meses de retraso sobre el plazo inicial, que era de doce meses. La demora se produjo, entre otras cuestiones, por imprevistos como la remodelación de fachadas en edificios próximos.

El proyecto está dando más vida al barrio, en el que prolifera la actividad hostelera e iniciativas como un mercado ecológico, que se celebra todos los miércoles. La humanización de la zona también ha impulsado la apertura y la mejora de negocios nuevos o que ya funcionaban en el área.

La intervención en Barcelos, ejecutada por la empresa pontevedresa EC Casas, es la mayor reforma urbana que estaba realizando el Concello en la ciudad. Su presupuesto superó los 1,9 millones de euros.

La inversión ha implicado la renovación total de los servicios subterráneos, como el agua o el alcantarillado, siendo la primera vez que se utilizan tuberías de PVC reciclado en una obra de este tipo.

Las aceras también se han ampliado. De forma más notable en el ámbito Sur de la plaza, el más pegado a Benito Corbal, lo que ha provocado un repunte de terrazas y la posterior necesidad de controlar el uso privativo del espacio público.

La nueva Praza de Barcelos ha reducido la calzada a un carril de circulación. Se ha implantado el sentido único, desde Perfecto Feijóo hacia la Rúa do Rouco. La reordenación del tráfico ha provocado el cierre de la bajada desde Benito Corbal a través de Vasco da Ponte para llegar a San Antoniño. La dirección obligatoria será hacia Cobián Roffignac.

                      El terraceo se amplía en Barcelos.
El terraceo se amplía en Barcelos. GONZALO GARCÍA

El antiguo pavimento de la calle, que era adoquín, se ha sustituido por asfalto. Además, el estacionamiento público será menor y de servicios, es decir, limitado a 15 minutos para hacer recados. Las zonas para aparcar se han reunido al lado del ámbito central de la plaza, que ha ganado áreas de estancia con nuevo mobiliario, como bancos, y jardín. El tramo de acera pegado al muro de Santa Clara, antes de llegar a las pistas polideportivas, se convertirán en un espacio verde.

El parking subterráneo de Barcelos mantendrá sus dos accesos. La instalación privada cobrará casi el doble de cuota a sus abonados a partir del 1 de junio, lo que ha generado un monumental cabreo entre quienes tenían allí alquilada una plaza para aparcar.

Además de nuevo alumbrado, la reforma de la plaza ha incluido el traslado del polémico transformador fuera del recinto del colegio público. Esta intervención se introdujo como la única mejora del contrato y su presupuesto ascendió a 176.714,53 euros. El equipo eléctrico se situará ahora frente al centro educativo. Y soterrado.

Una vez ejecutada esta obra, el Concello piensa ya en la segunda fase de la reforma de Barcelos, que implicaría la mejora de la zona central de la plaza. El concejal de Obras, Cesáreo Mosquera, quiere vincularla a la apertura de una entrada a Santa Clara a través del muro que linda con este espacio.