miércoles. 26.01.2022 |
El tiempo
miércoles. 26.01.2022
El tiempo

Los bienes se quedarán en depósito en la iglesia de Santa Clara

IMPORTANTE 12 30 horas El alcalde concejales y medios visitan el Convento de Santa Clara Una vez que ya es municipal
El retablo mayor del convento de Santa Clara. GONZALO GARCÍA
El Concello comprará los cuatro retablos del siglo XVIII, la sillería del coro, el órgano y el púlpito si las clarisas no los reclaman antes del 1 de diciembre de 2025. Patrimonio deberá autorizar cualquier traslado

El Concello de Pontevedra se encargará de custodiar los bienes que hay dentro de la iglesia de Santa Clara. Lo hará durante un período de cuatro años, tal y como se ha acordado con la Orden de las Clarisas en el contrato de compra del convento.

La Administración pontevedresa tendrá en depósito cuatro retablos del siglo XVIII, el púlpito, el órgano y la sillería del coro, encargándose de su conservación, y se reservará el derecho de adquisición de dichas propiedades si la congregación religiosa no las reclama antes del 1 de diciembre de 2025.

Cualquier movimiento por parte de las monjas deberá ser consultado con los técnicos municipales y también con la Xunta, a través de la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural, que tendrá la última palabra ante cualquier traslado. El concejal de Urbanismo, Xaquín Moreda, considera difícil que las clarisas opten por llevarse estos bienes debido a los requisitos técnicos exigidos en casos así.

La tasación encargada este año por el Concello sobre los bienes muebles de Santa Clara sitúa los mismos en un mínimo de 471.000 y un máximo de 541.600 euros. La obra de más valor es el órgano, de tipo ibérico, que data de 1795. La pieza, casi única, es policromada y tiene tubos verticales y horizontales. La autoría de este instrumento se atribuye a artesanos locales. Su valor en el mercado estaría entre 135.000 y 155.000 euros.

El retablo mayor, de estilo churrigueresco, es el segundo bien de mayor coste. Su precio oscilaría entre 127.000 y 146.000 euros. La pieza mide 10,22 metros de alto por 5,60 de ancho; se habría construido entre 1730 y 1734 y distintos historiadores atribuyen la autoría a Antonio Gaspar Dacande.

Moreda considera difícil que la congregación religiosa opte por llevarse estas propiedades por los requisitos técnicos exigidos

Los dos retablos laterales, de estilo neoclásico, datarían del tercer cuarto del siglo XVIII. Uno está dedicado a la Inmaculada (entrando a la iglesia, a la izquierda) y el otro a Nuestra Señora del Carmen. Ambas composiciones miden 5,95 metros de alto por 2,96 de ancho y tendrían el mismo valor: entre 99.000 y 114.000 euros.

El retablo de Nuestra Señora de los Desamparados costaría entre 74.000 y 85.100 euros. La pieza está fechada entre 1735 y 1745 y fue construida para albergar un óleo con la imagen de esta virgen. El cuadro ya no está, se lo llevaron las clarisas, junto a otras figuras iconográficas de la iglesia. Entre ellas hay vírgenes, santos y el relicario de San Vicente Mártir, que se encontraba al pie del altar mayor, dentro de una urna de cristal. Supuestamente, en ella se guardarían los restos del santo que fueron traídos de Roma.

La congregación religiosa también se llevó otras imágenes de Santa Clara, una de ellas de piedra, que coronaba la fuente exterior que hay frente al claustro. La representación de la virgen que da nombre al convento en la Capela do Bosque también será retirada.

Otro de los bienes que el Concello tendrá en depósito es el púlpito, que es una estructura de hierro anclada a la pared. Data de finales del siglo XVIII y su valor en el mercado estaría entre los 22.000 y los 25.000 euros. La sillería del coro oscilaría entre 14.000 y 16.000 euros. Los 24 asientos datan de 1795. El de la abadesa destaca sobre los demás.

DOS TASACIONES EN LA MESA. El Concello de Pontevedra encargó la tasación de los bienes que se quedarán en depósito en Santa Clara a Juan Manuel Monterroso, catedrático de Historia del Arte de la Universidade de Santiago de Compostela. La Orden de las Clarisas tiene su propia valoración de dichos bienes, que no se ha hecho pública. 


La clausura del cementerio amplía el plazo de información pública 
La clausura del cementerio de Santa Clara es el único trámite administrativo que tienen pendiente las clarisas en el convento. El procedimiento ha sido sometido a información pública para que los posibles afectados puedan presentar las alegaciones que estimen pertinentes. Aunque inicialmente era de 15 días, los plazos para reclamaciones se han aumentado hasta los tres meses.

15 lápidas 
El camposanto del cenobio está situado en parcela de la huerta del convento. Este espacio está delimitado por una verja y en él hay 15 lápidas. En ninguna de ellas figuran nombres o fechas que permitan reconocer qué monjas se enterraron allí. Según la página web impulsada por el Concello, santaclarapontevedra.gal, este tipo de práctica era habitual en las órdenes religiosas.

60 monjas 
El cierre del cementerio lo gestiona el Concello a petición de la Orden de las Clarisas, que no prevén más enterramientos en el lugar. La congregación contabilizan 60 inhumaciones de monjas en el cementerio desde 1900. Los restos se trasladarán a Santiago.

 

El PP pide que se aclare cuál será el uso del convento 

El presidente del PP local, Rafa Domínguez, reclamó este miércoles al Concello saber cuál será el uso del convento de Santa Clara y si se han descartado las obras en el subsuelo del Museo Provincial, que la Deputación ha reformulado con la vista puesta en la posible incorporación del cenobio.

El vicepresidente provincial, Cesáreo Mosquera, recordó que se estudiará la posibilidad de crear un sótano en la huerta de Santa Clara para albergar los fondos arqueológicos. La actuación, que depende del visto bueno de los técnicos, supondría la renuncia a construir una nueva sede museística en Valdecorvos.

Domínguez, que confirmó su asistencia a la primera visita de la Corporación al convento de este viernes, apoyó la compra del recinto por parte del Concello.

Los bienes se quedarán en depósito en la iglesia de Santa Clara
Comentarios