El BNG llevará su Presupuesto al Pleno a pesar de aprobarse las enmiendas de Cs

El PP habla de "bochornoso espectáculo" en la comisión y Ciudadanos de "mal perder"

Las cuentas se presentaron al Consello Económico e Social. RAFA FARIÑA
photo_camera Las cuentas se presentaron al Consello Económico e Social. RAFA FARIÑA

El Gobierno local llevará al Pleno extraordinario del próximo viernes el documento original del Presupuesto de 2019 que fue aprobado en su día en la Xunta de Goberno, pese a que la Comisión de Economía celebrada este lunes aceptó las once enmiendas presentadas por Ciudadanos.

Fue, en palabras del presidente de la comisión, el popular Rafa Domínguez, un "bochornoso espectáculo" protagonizado por BNG, PSOE y Marea, mientras que la portavoz de Cs, María Rey, acusó a los nacionalistas de tener "mal perder" al emitir un voto particular que derivará en la previsible aprobación de las cuentas con la abstención del PSOE. En este caso, ya no se debatiría el documento modificado con las aportaciones de Ciudadanos.

Domínguez (PP), Rey (Ciudadanos) y Raimundo González (BNG) explicaron al término su correspondiente versión de la comisión donde hubo dos bandos: PSOE y BNG por un lado y los otros tres grupos por el otro.

Las enmiendas de Ciudadanos resultaron aprobadas tras un empate con cuatro votos a favor (dos de PP, uno de Marea y uno de Cs), cuatro del BNG en contra y la abstención del PSOE. El voto de calidad del presidente, Domínguez, dio la victoria. Por el contrario las 28 enmiendas de Marea fueron rechazadas, 27 por 5-4 (votos a favor de Marea, Ciudadanos y PP y en contra de PSOE y BNG) y la otra con un 7-4 (a favor Marea y Ciudadanos y en contra PSOE, BNG y PP).

Así las cosas, el BNG demandó repetir la votación, pero Domínguez lo rechazó, por lo que González presentó el voto particular del BNG que llevará a esa votación al Pleno, un hecho sin precedentes.

KAFKIANA. El portavoz del Gobierno local aludió a una "unión de Marea, Cidadáns e PP para intentar tumbar os orzamentos" y criticó duramente a Luís Rei, ya que "non é de recibo" que el 12 de noviembre afirmase que se abstendrían para facilitar la aprobación de los presupuestos sin hacer aportaciones específicas y después presentase 28 enmiendas "que non quixo negociar". "Tanto o pasado venres como este luns tivemos reunións e ofrecémoslles a posibilidade de transixir con algunhas", ya que otras "era imposible xuridicamente", pero no hubo acuerdo. "Querían que se visibilizaran as súas enmendas" y al final "foron a partir un piñón con PP e Cidadáns".

González calificó la situación de "kafkiana" y aventuró que en el Pleno "vaise aprobar o Orzamento tal e como está", ya que "o PSOE vaise abster, é un partido serio".

Para sacarlo adelante el BNG lo presentará "como voto particular e non como proposta de Alcaldía", por lo que al debatirse primero y aprobarse cerraría las puertas al debate del documento modificado. Para el portavoz nacionalista, que afirma que Domínguez "non tiña que ter feito uso do seu voto de calidade", es "aínda máis kafkiano" que María Rey anunciase su voto en contra de todas maneras, aunque se debatiera el Presupuesto que incluye sus enmiendas.

Respecto a Marea, critica que "volve aliñarse coa dereita. Se fora coherente, absteríase".

María Rey: "Que los niños pasen hambre es lo peor"
"La oposición constructiva de Ciudadanos nunca será bien vista por el BNG", lamentó María Rey, muy contrariada tras la comisión. Considera que el voto particular del BNG es "una falta absoluta" a los grupos de la oposición, una muestra de su "mal perder" y "una pataleta" para evit ar que sus enmiendas lleguen al Pleno. Aunque no servirían para contar con su apoyo en el Pleno, Rey subraya que "las incorporamos porque lo pidieron los vecinos", que en muchos casos ni siquiera llevan dotación económica y que recogen demandas como garantizar el comedor para 65 escolares. "Que los niños pasen hambre ya es lo peor".

Domínguez sostiene que durante la comisión se produjo una negociación in extremis entre el PSOE y el BNG con "llamadas de teléfono cruzadas, miembros del BNG que salían, miembros del PSOE que salían, mensajes de texto..." antes de que los nacionalistas pidieran repetir la votación. "Fue un espectáculo bochornoso" entre BNG, Marea y PSOE "que los pontevedreses no se merecen".

El Presupuesto, que asciende a 76,6 millones de euros, fue presentado ayer al Consello Económico e Social (CES).

Comentarios