El BNG presiona a Sánchez en la primera reunión del pacto de investidura

La comisión de seguimiento del pacto con los socialistas, solicitada por los nacionalistas, debatió este jueves el frenazo del paseo a Marín. "Están de acordo en que hai que resolvelo", dice Da Silva, presente en la mesa

Reunión del pacto entre BNG y PSOE, este jueves en el Congreso. BNG
photo_camera Reunión del pacto entre BNG y PSOE, este jueves en el Congreso. BNG

El BNG ha incrementado su presión hacia el Gobierno de Pedro Sánchez por la decisión de Costas de no completar el paseo peatonal a Marín. Lo ha hecho a través de la comisión de seguimiento del pacto de investidura, cuya primera reunión se celebró el pasado jueves en Madrid.

El encuentro, solicitado por los nacionalistas, tenía como objetivo analizar si la prórroga de los Presupuestos Generales del Estado tendrían algún impacto en los compromisos que los socialistas alcanzaron con el Bloque para facilitar que Sánchez revalidase su cargo en La Moncloa. Entre ellos figuraban mejoras en el tren de cercanías, descuentos en la AP-9 y la búsqueda de una "solución" para completar el paseo a Marín, entre Ence y Os Praceres.

Los nacionalistas sabían que Costas había cambiado su criterio respecto a esta obra en la negociación de esta investidura, que se cerró de forma positiva en noviembre del año pasado. De ahí que recurriesen a la búsqueda de alternativas para no dejar muerta esta senda.

"Eles están de acordo en que hai que resolvelo", aseguró el pasado viernes al Diario la senadora pontevedresa Carme da Silva. La nacionalista estuvo presente en la reunión que mantuvieron BNG y PSOE el pasado jueves en una sala del Congreso. A ella acudieron, por su partido, Néstor Rego y Rubén Cela. La delegación socialista estaba formada por Rafael Simancas, José Manuel Miñones y César Mogo.

"A actitude de Costas en todo isto é impresentable", recalcó Da Silva, que confía en que el Gobierno central cumpla con sus acuerdos y encuentre una solución para que se complete el tramo que falta del itinerario peatonal entre Pontevedra y Marín. "Está no acordo de investidura. Foi o BNG, a nivel municipal, quen meteu isto para buscar unha solución a esta obra. Non pode ser que Costas chegase a ter adxudicada esta obra e agora diga que non se vai facer por un criterio interpretativo", zanjó la senadora.

Comentarios