lunes. 24.02.2020 |
El tiempo
lunes. 24.02.2020
El tiempo

BNG y PSOE avanzan los contactos para lograr un gobierno bipartito

Raimundo González, Tino Fernández y Miguel Anxo Fernández Lores, en un pleno municipal de Pontevedra. GONZALO GARCÍA (ADP)
Raimundo González, Tino Fernández y Miguel Anxo Fernández Lores, en un pleno municipal de Pontevedra. GONZALO GARCÍA (ADP)

Las dos partidos ya han intercambiado documentos para valorar las discrepancias y los posibles puntos de acuerdo

A cinco días para la constitución de la nueva Corporación Municipal de Pontevedra el BNG y el PSOE han mantenido ya contactos para alcanzar un acuerdo que les permita gobernar de forma conjunta.

A día de hoy, ambas formaciones reconocen contactos y conversaciones informales, aunque según las fuentes consultadas ya se ha realizado un intercambio de documentos para analizar los posibles discrepancias e intentar alcanzar puntos de encuentro.

Este primer paso permitirá, tanto a nacionalistas como socialistas, comprobar si existe por ambas partes una voluntad real de alcanzar un pacto de Gobierno ya que se da por hecho que dos formaciones tendrán que hacer concesiones.

A priori, la única línea roja para el BNG sería el modelo de ciudad, algo que desde el PSOE no cuestionan porque también se consideran partícipes del mismo.

Si como parece las conversaciones llegan a buen puerto, antes del sábado podría anunciarse un principio de acuerdo, que se escenificaría apoyando la investidura de Miguel Anxo Fernández Lores como alcalde.

Para más adelante, quedaría la negociación de las áreas de gobierno, algo que todavía no se han planteado al no existir una negociación formal.

La viceportavoz del Gobierno local en funciones, Anabel Gulías, reconocía este martes la existencia de "xuntanzas previas" y "contactos" para configurar un Gobierno bipartito que sea, dijo, "a mellor solución" para afrontar "a nova etapa" en el Consistorio.

"Non hai reunións formais senón primeiros contactos", aclaró Gulías. En todo caso, subrayó que después de estas primeras "reunións informais" se constituirá una comisión negociadora que estará formada por representantes de las dos fuerzas políticas. Esa comisión deberá decidir si opta por hacer públicas las propuestas que ambas partes pondrán sobre la mesa o si se mantienen "en privado" hasta que haya un acuerdo formal. Según la viceportavoz del Gobierno municipal, el BNG aún no ha decidido quiénes van a ser sus representantes en la comisión.

"O Goberno en funcións e o BNG ten moitas ganas de comezar con enerxía para abrir unha nova etapa", precisó Gulías. Recordó que la formación nacionalista no se fija una fecha límite para alcanzar un acuerdo que confía en que se produzca "o antes posible".

"Un acordo da trascendencia da que se manexa ten que ter os prazos que sexan precisos. Hai que definir ben as prioridades e garantir que o Goberno que saia dese acordo, se finalmente o hai, sexa a mellor solución para os pontevedreses. E se gobernamos en solitario, debemos ir cara adiante con rumbo certo", sentenció.

Por su parte, el candidato socialista Tino Fernández, destacó que hasta el momento las conversaciones se están caracterizando por una gran amabilidad y cercanía lo que le hace pensar que se puede alcanzar un pacto de gobierno. "Vemos que hay voluntad de alcanzar acuerdos y, evidentemente, nosotros estamos dispuestos a ceder en algunas cosas", señaló.

Entre los puntos de discrepancia estarían la prolongación de la pasarela hasta Os Praceres y la supresión o reducción de lombos en determinadas vías.

De momento, el PSOE tampoco ha designado a sus representantes para la mesa de negociación a la espera de que se inicien oficialmente las conversaciones.

Tanto socialistas como nacionalistas son conscientes de que ambas formaciones se necesitan para conseguir un Gobierno estable que estaría avalado por 15 de los 25 concejales.

Aunque tanto BNG como PSOE separan la negociación de un gobierno bipartito local con lo que pueda suceder en la Deputación, hay quien ven en la predisposición nacionalista una claro guiño hacia el futuro ejecutivo provincial.

TRES BIPARTITOS. A la espera de lo que suceda en las negociaciones hasta el momento BNG y PSOE han gobernado en coalición en tres ocasiones (2003, 2007 y 2011).

Aunque los socialistas han facilitado la investidura de Lores como alcalde desde 1999, el primer gran pacto no llegaría hasta 2003.

La cabeza de lista socialista, Teresa Casal, lograba un acuerdo histórico para su partido, que pasó a ocupar las concellerías de Promoción Económica, Servicios Sociais, Parques e Xardíns, Estacionamientos y Transportes, además de ostentar la entonces candidata la Tenencia de Alcaldía.

En 2007 el resultado electoral de BNG (7 concejales) y PSOE (6) complicó las negociaciones, pero finalmente Lores y Casal sellaron el acuerdo y los socialistas asumían, entre otras, la Concellerías de Urbanismo y Obras del casco viejo y del rural.

El de 2011 fue el pacto más rápido, pero también el más tenso, aunque el acuerdo se escenificaba con un apretón de manos entre Lores y Antón Louro. Los nacionalistas cedieron Obras Urbanas, Educación y Deportes.

Ocho años después, BNG y PSOE parecen dispuestos a alumbrar un nuevo acuerdo, gracias al cambio de talante de los socialistas tras salir del Gobierno en 2015. Tino Fernández ha conseguido en los dos últimos años reconstruir los puentes con los nacionalistas y hacer valer su condición de "socios fiables" al apoyar los dos últimos presupuestos municipales.

Sin duda, el nuevo mapa político municipal, en el que no estará Marea Pontevedra, ha contribuido a que el BNG se abra al bipartito.

Pleno. Lores recibirá el bastón de mando el sábado
El pleno de constitución de la Corporación Municipal de Pontevedra se celebrará el próximo sábado, previsiblemente a las 12 horas, y tendrá un desarrollo rápido. Una vez constituida la mesa de edad se producirá una sola votación y será elegido quien logre la mayoría absoluta de votos. De acuerdo con el resultado de las pasadas elecciones del 26M, el BNG cuenta con 11 concejales, el PP con 9, el PSOE con 4 y Cs con uno.

Posteriormente, en el plazo de 30 días, se celebrará el Pleno de organización en el que se fijarán la fecha y el horario de las sesisones plenarias, la creación de las comisiones permanentes ordinarias y especiales y el régimen retributivo de la Corporación.

BNG y PSOE avanzan los contactos para lograr un gobierno bipartito
Comentarios