lunes. 08.03.2021 |
El tiempo
lunes. 08.03.2021
El tiempo

BNG y PSOE sacan adelante su Presupuesto, con 80,7 millones para la recuperación

Rafa Domínguez se dirige a Raimundo González en el Pleno de ayer. J.C.
Rafa Domínguez se dirige a Raimundo González en el Pleno. J.C.
El PP lanzó duras críticas al Gobierno, al que acusó de estar alejado de la ciudadanía y de fomentar el amiguismo 

El presupuesto confeccionado por el Gobierno municipal bipartito de BNG y PSOE sale adelante tras haber sido aprobado en el Pleno extraordinario celebrado este viernes en el Teatro Principal. Lo hace con el apoyo en solitario del Gobierno, que suma mayoría, y con los votos en contra del PP y el concejal no adscrito, Goyo Revenga, que mostraron su rechazo a las cuentas con duras críticas hacia el equipo de Lores.

El responsable de Economía e Facenda en el Gobierno local, Raimundo González, explicó durante el debate los detalles del documento que presentaba el bipartito, que se basa en el principio keynesiano que viene repitiendo el BNG desde el comienzo de la crisis: "o efecto multiplicador da inxección de investimentos". En este sentido, González defendió la movilización de recursos municipales para "reactivar a economía e xerar emprego". Así, a los 13 millones del capítulo de inversiones, Raimundo González añadió los 60 del contrato del agua y los 20 millones de remanente que se recuperará en los próximos meses, lo que suma cerca de 100 millones que el Concello estará en disposición de gastarse.

Del mismo modo, el concejal nacionalista destacó que la recuperación económica será verde, es decir, "economía e ecoloxía teñen que ir da man", por lo que el Concello seguirá avanzando en proyectos de este tipo como, por ejemplo, la implantación del compostaje para residuos orgánicos.

El PP criticó a Lores por haber "perdido el contacto con los ciudadanos" y dijo que 2020 fue "el peor año del alcalde"

Por otra parte, González recordó que los impuestos y tasas se mantienen congelados otro año más y defendió que Pontevedra "ten unha presión fiscal das máis baixas", al señalar, por ejemplo, que es el municipio número 88 en lo que se refiere a cantidad de población y, sin embargo tiene por delante a otros 2.276 ayuntamientos en los que el IBI es más elevado.

En resumen, el edil explicó que el Concello dedica el 52% de su presupuesto a servicios públicos básicos, otro 25% a inversión en protección social, un 20% a gastos internos del propio funcionamiento municipal y solo un 0,87% al pago de intereses por deuda. Así, Raimundo González se adelantó a la réplica del PP dirigiéndose a Rafa Domínguez, portavoz popular: "Cometeron o ridículo tan espantoso de que pedían un 10% para fins sociais e resulta que nós estamos dedicando o 25%": 

LA OPOSICIÓN. El PP se negó a apoyar el documento presentado por el bipartito y defendió su enmienda a la totalidad basándose en tres puntos que viene repitiendo en las últimas semanas: pide más ayudas para empresas y autónomos, exige una rebaja fiscal y elevar el gasto social. La diferencia de criterios a la hora de determinar qué es gasto social y qué no hace que las cuentas que hace el PP sean muy diferentes de las que plantea el BNG. Por eso, Domínguez critica que, según sus cálculos, el BNG solo haya subido las partidas destinadas a este fin en un 2%. "Todos nos hemos dado cuenta de cómo han cambiado las cosas este año excepto Lores y Raimundo", lamentó el popular, que culpó al BNG de estar "alejado de los ciudadanos". 

Otro de los encontronazos fue a cuenta de las ayudas a empresarios y autónomos. "Cuando planteamos aquí ayudas para empresarios y autónomos el señor Mosquera dijo que no sabía si tendría dinero para pagar a los funcionarios y ahora tienen para eso y para comprar un convento", espetó Domínguez con respecto a la operación municipal para adquirir Santa Clara. Así, los populares critican que el presupuesto reserve 600.000 euros para subvenciones a los sectores más afectados por la crisis, "un 50% menos que en 2020, cuando solo fueron capaces de dar el 38% de las ayudas, ese es el éxito del Plan Supera". 

Sobre la exención y rebaja de impuestos que pedía la oposición, Domínguez quiso poner el foco en el socio de los nacionalistas, el socialista Tino Fernández y sus polémicas declaraciones en las que aseguraba estar negociando con el BNG una rebaja fiscal para los hosteleros, aunque finalmente el bipartito mantuvo su postura inicial de mantener los impuestos. Sí se aplicaron rebajas en la tasa de veladores correspondientes a los períodos en los que la hostelería tuvo que cerrar. "Da pena que un partido como el PSOE practique el seguidismo de los nacionalistas", zanjó Domínguez.

Con estas acusaciones, el líder popular cerró su primera intervención señalando 2020 como "el peor año del alcalde desde que está en la ciudad" e imputando a Lores que permanezca "encerrado en su despacho". El responsable de Economía del Gobierno señaló que el PP, que se lamentaba de que las cuentas no suscitasen mayor consenso, no había querido hacer aportaciones al presupuesto en las comisiones que se habían celebrado previas al Pleno para su aprobación. "Solo lle falta dicir: me enfado y no respiro", se refirió González a Domínguez.

El que no intervino durante el Pleno fue el concejal no adscrito Goyo Revenga, que se unió al bando popular votando a favor de la enmienda a la totalidad y negando su apoyo al presupuesto, a diferencia del año pasado. En 2020, Goyo Revenga apoyó las cuentas municipales pese a que su voto no era decisivo, a cambio de incluir algunas de sus propuestas en las mismas. Aquel respaldo a las cuentas del bipartito le valió la expulsión de Ciudadanos. Esta vez, como concejal sin grupo, se unió a la oposición a la hora de votar.

Tensión por los contratos a los "amigos del BNG"
El momento más tenso del Pleno llegó cuando Rafa Domínguez lanzó la siguiente pregunta: "¿En qué epígrafe va la partida de gastos en amigos y compañeros del BNG?". El popular ironizaba sobre las acusaciones que viene realizando acerca de que los nacionalistas entregan contratos menores a familiares y amigos, por insertar publicidad en festivales de corte nacionalista o porque personas cercanas a concejales participaron en tres de las 300 actuaciones remuneradas que formaban el programa de fiestas del pasado verano. "No hay dinero para bajar impuestos y sí para Galiza Nova", se refería Domínguez a una faja publicitaria por valor de 500 euros insertada en la revista de las juventudes del BNG.
Esta intervención del PP fue para Raimundo González "a proba de que ao PP os presupostos lle importan un bledo". El nacionalista dijo que el PP "estivo perdido no deserto de Gobi, como Anacleto agente secreto, e dos presupostos, rien de rien". El responsable de Economía acusó a la oposición de "soltar basura" para "salvar a cara" y le recomendó al portavoz popular que revisase si el Concello tenía también algún contrato con el hospital Quirónsalud Miguel Domínguez.
En el Pleno ordinario que se celebró tras el de aprobación del presupuesto, Mosquera también aprovechó su intervención para defenderse de las acusaciones de amiguismo de los populares, que destacaron que solo culpaban al BNG y no al PSOE. "As súas investigacións non saen moi ben, é imposible que, co 40% dos votos, nesta cidade só haxa tres grupos dos que actuaron nas festas con persoas ligadas ao BNG", dijo.

BNG y PSOE sacan adelante su Presupuesto, con 80,7 millones para la...
Comentarios
ç