BNI, la red empresarial que ha logrado movilizar 17 millones con el boca a boca

La ciudad alberga dos grupos de la Business Network International: PTV Milenium y Bitácora, en los que 60 empresarios actúan como un equipo de márketing de los demás integrantes
BNI Milenium
photo_camera Reunión de la agrupación BNI Milenium en el LIceo Casino. DP

17 millones de euros en ocho años. Es el volumen de negocio que han movilizado hasta la fecha los empresarios pontevedreses que forman parte de BNI (Business Network International), una red internacional que cuenta con más de 240.000 miembros de la patronal de todo el mundo y que funciona con un método tan primitivo como el boca a boca.

En la ciudad de Pontevedra la red dispone de dos grupos. El más antiguo responde al nombre de PTV Milenium, cuenta en la actualidad con 35 miembros y desde que echó a rodar en 2014 ha generado operaciones comerciales valoradas en 9.530.000 euros. El segundo, fundado en 2015, se llama Bitácora, está integrado por 24 empresarios y hasta la fecha ha cerrado proyectos por un importe aproximado de 6,7 millones.

¿Cómo funcionan?

A nivel internacional están operativos 8.500 agrupaciones de empresarios que se reúnen de forma periódica y que actúan como equipo de márketing para los demás miembros del grupo. Unos se recomiendan a otros para desarrollar proyectos propios o de terceros, colaboran en planes comunes y comparten contactos. Una red social en toda regla, pero probablemente más rentable que otras más visibles.

El grupo Milenium se reúne todos los miércoles con puntualidad británica a las 06.45 de la mañana. Actualmente el punto de encuentro es el Liceo Casino, donde los participantes comparten impresiones, presentan proyectos y conocen las propuestas de empresarios invitados por los socios.

La directiva de la agrupación es rotatoria y se renueva en un plazo de entre seis y doce meses. Actualmente ejerce la presidencia Manuel González, un arquitecto que aterrizó en la formación en 2020 y que gracias a este club ha podido ampliar su cartera de negocios. "Por aquel entonces estaba centrado en la obra pública, pero me interesaba diversificar y acercarme a clientes privados, así que decidí dar el paso", explica a este periódico.

Condiciones de acceso

González presentó su candidatura de acceso tras la salida de un arquitecto, ya que una de las normas principales de la red es que en cada grupo solo puede haber un profesional de cada sector de actividad. Hoy el empresario confirma que aquello que decían de que "era una oportunidad de hacer márketing por referencias" era cierto y que desde que forma parte de Milenium ha conocido a "otros profesionales" de su sector con los que colabora, ha ampliado su "red de contactos" y establecido nuevas "sinergias".

Para acceder a las agrupaciones BNI el primer paso es que el empresario o emprendedor debe ser invitado a una de las reuniones por uno de los socios. Luego, si considera que la red encaja con sus necesidades, tiene la posibilidad de presentar una candidatura de acceso que es valorada por un comité específico del grupo. Entre los criterios que se tienen en cuenta destacan dos: los servicios que se prestan y "la red de contactos en función del perfil".

En el caso de Milenium, González incide en que es una agrupación que "está creciendo" y que está "abierto a la incorporación de nuevos miembros". Y en el caso de Bitácora, su presidente, Manuel López Vega, propietario de una clínica dental, ratifica que las puertas de la agrupación "también están abiertas" a nuevas adhesiones.

Composición de los grupos

La composición de cada agrupación es multidisciplinar, aunque en el caso de Pontevedra la construcción es una de las áreas que abarcan más perfiles. De hecho, aparte del estudio de arquitectura de Manuel González, el grupo Milenium cuenta con profesionales de construcción, carpintería, electricidad, ingeniería, pintura...

En números absolutos el mundo del ladrillo también suele ser el que concentra las operaciones de más valor de todas las que se gestan a cuenta de la red, pero en realidad los grupos reúnen muchas otras propuestas que pueden establecer sinergias entre sí. En Milenium, por ejemplo, el sector del ocio y bienestar es un paraguas que comparten empresas de peluquería, ocio infantil, organización de eventos, cátering... Y a estas se suman además un amplio listado de empresas que se dedican a los servicios y que abarcan desde empresas de seguros y floristerías a bufetes de abogados. "La construcción moviliza bastante, porque cuando se consigue que alguien del grupo consiga una obra implica una inversión importante. Sin embargo, hay sectores que no movilizan tanto dinero en una única referencia, pero que sí movilizan grandes cantidades semanalmente", apunta González.

En el caso de Bitácora, que se reúne todos los viernes en el centro cultural de Marcón a las siete de la mañana, el abanico es igual de variopinto. "Los miembros pertenecen a todo tipo de sectores: construcción, salud, bienestar, servicios, limpieza, comunicaciones...", indica López.

Tipos de negocio

En cada reunión los participantes trasladan una serie de peticiones para realizar determinados trabajos o lograr ciertos contactos. Esas solicitudes dan pie a referencias o recomendaciones que, cuando se concretan, se califican como GNC (Gracias por el Negocio Cerrado) y se contabiliza a nivel del grupo "el volumen que has facturado gracias a ese contacto". Ya sea por aportaciones del propio grupo o de otras agrupaciones, ya que BNI "es una red internacional", por lo que "las referencias pueden venir de Pontevedra, Galicia, España" o incluso fuera.

Evolución

La pandemia obligó a trasladar los encuentros físicos al mundo virtual, pero según indica Manuel González, el PTV Milenium "fue el primer grupo de Europa que volvió a las reuniones en presencial". Lo hizo en verano de 2020, con mascarilla y las oportunas medidas de seguridad, y desde entonces han sido contadas las veces que ha quebrantado esta costumbre.

Los coletazos de la covid frenaron bastante la actividad de muchos integrantes. Sin embargo, en los últimos meses casi todos los sectores han experimentado un repunte en el volumen de trabajo. "De hecho, hay sectores, como el de la construcción, que están desbordados", concluye González.

El grupo PTV Milenium celebra su octavo aniversario

La agrupación PTV Milenium celebrará este viernes, 25 de octubre, su octavo aniversario con un acto programado en las instalaciones del Liceo Casino de La Caeira.

El evento comenzará a las 20.00 horas con la recepción de los asistentes y continuará con varios discursos, un cocktail y una sesión de discoteca móvil.

El objetivo es poner en valor la fructuosa trayectoria de la agrupación, pero también estrechar lazos con los integrantes de otros grupos gallegos de la red BNI.

120
Es el número de asistentes que estaban confirmados hasta este miércoles. Entre ellos, personalidades políticas, como la portavoz del Gobierno local de Pontevedra, Anabel Gulías, los concejales socialistas Iván Puentes y Yoya Blanco, el diputado Jorge Cubela y el delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, Luis López.

Los empresarios interesados en asistir pueden enviar un correo a [email protected]

La matrícula cuesta 250 euros y la cuota anual 750

La adhesión a los grupos de BNI implica el abono de una matrícula de unos 250 euros más IVA y el desembolso de una cuota anual de 745 euros más impuestos. A estos gastos se añaden otros que varían en función de cada formación. En Milenium, por ejemplo, está establecida una cuota mensual de 50 euros para costear las reuniones y los desayunos que se sirven al principio y final de cada encuentro (a las 06.45 y 08.30 horas).

Solicitudes
Los dos grupos BNI que están operativos en la ciudad de Pontevedra están abiertos a la incorporación de nuevas empresarias y empresarios. Las personas interesadas en asistir a una de las reuniones de PTV Milenium pueden solicitarlo enviando un correo a [email protected] y las interesados en acudir a los encuentros del grupo Bitácora pueden hacer lo mismo dirigiéndose a la dirección de correo electrónico [email protected]

Comentarios