domingo. 28.11.2021 |
El tiempo
domingo. 28.11.2021
El tiempo

Boa Vida aprecia un incremento de pontevedreses en riesgo de exclusión social

Una de las voluntarias de Boa Vida, el pasado martes, en la tienda solidaria
Una de las voluntarias de Boa Vida, el pasado martes, en la tienda solidaria
La asociación detecta un aumento de donaciones de ropa, calzado y otros objetos para vender en su tienda solidaria

La población pontevedresa en riesgo de exclusión social supera las 15.000 personas, cifra que sigue aumentando. Así lo reflejan los datos del Instituto Galego de Estatística y, al mismo tiempo, la asociación Boa Vida de Pontevedra detecta un aumento de donaciones en su tienda solidaria de objetos de segunda mano.

En lo que va de año, el proyecto ‘Boa Vida Trapera’ ha recibido 833 donaciones en el local situado en la Rúa Cruz Vermella. A estas entregas se suman los 88 paquetes recogidos en domicilios de la ciudad. De esta forma, la asociación ha logrado reunir 10 toneladas de ropa y calzado para poner a la venta. Si comparamos estos datos con los de 2014, el aumento es significativo. El pasado año se recogieron 419 paquetes y 8 toneladas de ropa, calzado y juguetes.

El incremento de donaciones guarda relación con el aumento de personas en riesgo de exclusión. El perfil de persona que vive bajo el umbral de la pobreza ha cambiado en los últimos años debido a la crisis. Según el IGE, cada vez hay más jóvenes con estudios y mujeres de entre 30 y 65 años que viven solas o con hijos a su cargo. Además, se suman a estos grupos los desempleados mayores de 45 años que no tienen cobertura económica. Los responsables de Boa Vida manifiestan que "denunciamos el incremento de las desigualdades en la sociedad española. La crisis ha afectado especialmente a las ayudas para la gente que vive en una mala situación económica".

PERFIL DE LOS CLIENTES. Pepa Vázquez, presidenta de la asociación Boa Vida, recalca que la tienda solidaria es ahora también "unha opción de consumo responsable". El colectivo diferencia tres grandes grupos de compradores. Uno de ellos está formado por jóvenes que encuentran en la tienda objetos de tipo vintage. El segundo grupo lo forman familias de clase media que necesitan objetos a un precio asequible y que quieren colaborar con la asociación. El tercer colectivo se corresponde con personas en situación de necesidad, que compran productos para adultos y niños.

Los ciudadanos que donan sus pertenencias se identifican, mayoritariamente, como mujeres adultas de entre 30 y 70 años. Los responsables del colectivo afirman que estas personas suelen repetir las donaciones cada año. Miguel Luque, uno de los socios fundadores del colectivo, recalca que "agradecemos a todos los pontevedreses el esfuerzo hacen. Sin ellos este proyecto no saldría adelante".

Entre los objetos que los pontevedreses donaron al proyecto, se pueden encontrar, además de productos textiles, juguetes, libros, bisutería, objetos decorativos etc. Asimismo, en el local de la Rúa Cruz Vermella 16 se venden pequeños muebles y electrodomésticos, como lavadoras, frigoríficos o ordenadores.

ASOCIACIÓN. Boa Vida comenzó su andadura con un equipo inicial de 16 voluntarios. Ahora mismo son 27 personas e imparten cursos de formación para la gente que se quiera unir al proyecto. La idea es que en 2016 la asociación cuente con personas contratadas a jornada completa para atender el almacén, la recogida de productos y la tienda solidaria.

Por otra parte, en la Oficina de Dereitos e Deberes Sociais se realizan actividades de inserción con 15 personas y charlas informativas con 50 desde comienzos de este año. Junto con la escuela de verano, la asociación dará una charla sobre ayudas sociales y un curso de prevención de riesgos laborales.

Boa Vida cuenta con una media de ingresos de 1.000 euros al mes, con los que cubre los gastos y facilita la formación de los integrantes del colectivo que disponen de menos recursos. Además, mantiene el sistema de préstamos internos para cubrir posibles urgencias de los miembros de la asociación.

COLABORADORES. Boa Vida ha solicitado una cita para el próximo mes con Miguel Anxo Fernández Lores, alcalde de Pontevedra, para pedir ser incluida en la red de ayuda social del Concello. La asociación cuenta con el apoyo del resto de agrupaciones que sí forman parte del plan de ayuda.

Por otra parte, Boa Vida forma parte de una red de ayuda a nivel europeo, la EAPN. Asimismo, colabora con el colectivo ‘Traperos de Emaús’ de Murcia.

La asociación cuenta también con la ayuda de distintos colectivos de la comarca de Pontevedra. Entre ellos se encuentra Amarante, una asociación que quiere fomentar el consumo responsable de la zona. Este año han comenzado a trabajar también con el colectivo de productores agrícolas ‘4Ponlas’.

Boa Vida aprecia un incremento de pontevedreses en riesgo de...
Comentarios
ç