domingo. 23.01.2022 |
El tiempo
domingo. 23.01.2022
El tiempo

Boa Vida expande sus proyectos al rural y los mayores con apoyo de Fuertes Razones

Pepa Vázquez y Daniel Vigo, durante la firma del convenio. BEATRIZ CÍSCAR
Pepa Vázquez y Daniel Vigo, durante la firma del convenio. BEATRIZ CÍSCAR
Ambos colectivos se unen para impulsar la inserción laboral y la lucha contra la pobreza mediante iniciativas de economía social

Trabajo decente y crecimiento económico. Es el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 8, que forma parte de los retos de la Agenda 2030 y que quieren impulsar la asociación pontevedresa Boa Vida y el colectivo de carácter internacional surgido durante el confinamiento Fuertes Razones. Ambas entidades firmaron este jueves un acuerdo de colaboración para generar sinergias con el objetivo de luchar contra la pobreza. Esto permitirá que Boa Vida amplíe sus proyectos más allá de las tiendas de segunda mano, con iniciativas de dinamización del rural o atención a las personas mayores.

Daniel Vigo, uno de los fundadores de Fuertes Razones estuvo este jueves en la firma del convenio en la sede de Boa Vida. "Queremos apoyar a entidades que ya lo están haciendo bien, por eso ayudaremos a conseguir financiación para dar continuidad a los programas que tiene en marcha Boa Vida", cuenta Vigo. En este sentido, las entidades buscarán fondos a través de subvenciones, programas europeos y empresas con responsabilidad social corporativa, aprovechando también la presencia internacional de Fuertes Razones. "Hoy en día para posicionarse como marca es necesario reforzar el valor social, algo que tienen en cuenta los consumidores", cuenta Vigo, que apostará por este tipo de factores para captar fondos de las empresas.

"He visitado las tiendas de Boa Vida y hay un trabajo muy interesante en ese ámbito, tanto por la inserción de las personas y la creación de riqueza como por la calidad de los productos. Es un modelo a seguir", explica Vigo.

La asociación cuenta con un equipo técnico de 12 personas, 44 voluntarios y unos 600 usuarios atendidos desde 2012

Pero esta no es la única iniciativa que tiene en marcha Boa Vida, aunque sí la más visible. Con una trayectoria de diez años, la asociación cuenta con un equipo técnico de 12 personas y 44 voluntarios que atendieron a unas 600 personas desde el año 2012. Además de la inserción laboral, Boa Vida trabaja en la acogida de la personas en situación de exclusión y la formación.

De este modo, existen también programas de atención a personas inmigrantes, que ofrecen asesoramiento jurídico, clases de español y apoyo para encontrar un empleo. "Este programa contaba ata agora cunha subvención e agora quedamos sen ela, polo que temos que buscar a forma de conseguir fondos para darlle continuidade", apunta la presidenta de Boa Vida, Pepa Vázquez.

Además de las tiendas de segunda mano, hay programas para la acogida de migrantes y dinamización del rural

Además, tras una experiencia piloto, Boa Vida ya tiene en marcha un huerto sostenible para usuarios de la asociación. Se trata de un terreno en Alba cedido por la parroquia de Santa María, ya que estaba en desuso. En el mismo, se ha puesto en marcha un huerto comunitario y otros privados con el objetivo de fomentar el autoconsumo. "Xa tivemos unha primeira colleita de patacas, nabicol, cabazas, leitugas, tomates e laranxas e limóns de árbores que estaban xa no terreo", explica Vázquez.

HUERTO. Los excedentes de producción se han vendido entre trabajadores de la asociación generando ingresos por 300 euros. Ahora Boa Vida, una vez superada la fase experimental, pone en marcha esta nueva faceta con la participación de nueve personas en situación de exclusión y tres voluntarios que ayudan en tareas de formación y asesoramiento sobre los cultivos. El colectivo valora también la posibilidad de que les cedan terrenos sin trabajar para sus proyectos.

Además, el programa cuenta con una formación de manitas, con un monitor de albañilería que prepara a los participantes para hacer arreglos que sirvan como fuente de ingresos. Por otra parte, también en el rural, Boa Vida explora la posibilidad de ofrecer servicios de transporte, tanto en Pontevedra como en el grupo de acción con el que cuenta en Ourense, en Pontedeva. La asociación se pone también el reto de desarrollar de programas de acción para la atención a personas de la tercera edad.

Inserción laboral
Las tiendas de Boa Vida dan empleo a seis personas
Las tiendas de Boa Vida en Pontevedra dan empleo a seis personas. "Comezamos cun almacén que nos deixaba a Deputación, recollendo roupa usada, e agora podemos dicir que a vendemos e xeramos emprego", apunta Pepa Vázquez, que también señala los límites de este tipo de establecimientos. "Non podemos empregar a moito máis de seis persoas, e eses contratos son rotativos durante dous anos para recuperar a eses usuarios e poder ir rotando, por iso temos que facer outro tipo de iniciativas noutros sectores", cuenta.

Del mismo modo, Boa Vida destaca que sus tiendas aceptan la Tarxeta Benvida que emite la Xunta para recién nacidos y recuerdan que el consumo de segunda mano es respetuoso con el medio ambiente.

Proyecto piloto
Boa Vida también prevé lanzar un proyecto piloto para tutelar la apertura de nuevos establecimientos de venta de segunda mano por parte de sus usuarios, fomentando el autoempleo.

"Moita xente dinos que non lle parece ben que eles nos doen as cousas gratis para que logo nós a vendamos, pero nós facemos moito máis, o que facemos é recuperar eses obxectos, dar emprego, recuperar a persoas que estaban en exclusión social, xerar riqueza e achegarlles todo o clima laboral e as relacións que lle faltaban aos usuarios", apunta Vázquez.

Del mismo modo, señala la importancia de la economía social como una herramienta de futuro en lo que se refiere al autoempleo y a la maximización de fondos para crear nuevos proyectos y llegar a más gente.

Boa Vida expande sus proyectos al rural y los mayores con apoyo de...
Comentarios