Los bolardos de la Rúa Peregrina enfrentan a Concello y Subdelegación

Una mala interpretación de las declaraciones de Eva Vilaverde sobre esta decisión despierta el malestar de Abel Losada
La Rúa Peregrina dispone ya de tres bolardos. RAFA FARIÑA
photo_camera La Rúa Peregrina dispone ya de tres bolardos. RAFA FARIÑA

Un malentendido tras la instalación de los bolardos de la Rúa Peregrina enfrenta a la Subdelegación del Gobierno y al Concello de Pontevedra. La edil nacionalista Eva Vilaverde respondía este miércoles en rueda de prensa a las críticas realizadas por la CEP (Confederación Española de Policía) a esta decisión. La concelleira explicaba que en la última xunta local de seguridad, en la que participó el subdelegado de Pontevedra, Abel Losada, se había "consensuado" que en la ciudad había problemas con el tráfico de vehículos en algunas zonas peatonales. Algo que podía dar lugar a equívocos, ya que se podía entender como que Losada había dado su aprobación a la instalación de estos bolardos en la Rúa Peregrina, algo que él mismo quiso desmentir este jueves.

"Muy a mi pesar me veo obligado a desmentir las declaraciones de Eva Vilaverde, en las que afirmó que la instalación de los bolardos que impide el paso de los vehículos de la Policía Nacional a zonas del centro de la ciudad fue tratado en la última junta local de seguridad, celebrada el pasado 22 de marzo. No es cierto. Ni estaba en el orden del día ni fue abordado en los ruegos y preguntas", aclaró el subdelegado.

La rectificación de Vilaverde no tardó en llegar. La teniente de alcalde pidió disculpas en rueda de prensa y matizó que lo que se trató en dicha reunión fue "o problema da utilización do espazo público por parte da Policía Nacional e da Policía Local", al detectarse un importante movimiento de vehículos en estas zonas peatonales, y no la decisión explícita de instalar bolardos en esta calle.

En sus declaraciones, Losada también recordó que "la Policía Nacional ha elaborado un informe técnico sobre la operatividad del servicio de seguridad ciudadana una vez que se han instalado nuevos bolardos, que impiden el acceso de los vehículos policiales a determinadas zonas de la ciudad". Un informe que se trasladó esta misma semana al Concello y del que, como el propio subdelegado asegura, "no he obtenido respuesta".