Brasil toma ventaja en la lucha por la extradición del capo 'Mayor Carvalho'

Alias Paul Wouter, supuesto dueño de la cocaína del Titán III, seguirá bajo custodia en Hungría hasta el mes de agosto
Carvalho, tras ser detenido. DP
photo_camera Carvalho, tras ser detenido. DP

El Tribunal Metropolitano de Budapest ordenó el mantenimiento del arresto provisional del ciudadano brasileño Sergio Roberto de Carvalho, alias Paul Wouter, en virtud de una orden de arresto dictada por el Tribunal de Curitiba (Brasil). Esta es la única solicitud formal que implica la detención del capo, presunto dueño del alijo del Titán III y que fingió su muerte en España para evitar ser juzgado en Pontevedra, que fue detenido recientemente en la capital húngara tras una investigación de la DEA.

Las autoridades brasileñas atribuyen al acusado narcotráfico internacional, crimen organizado, contrabando, lavado de dinero, falsificación de documentos y homicidio involuntario. Le señalan como uno de los principales distribuidores de drogas exportadas desde Brasilia a Europa. "Es uno de los mayores narcotraficantes del continente europeo, que actúa principalmente como agente entre los proveedores de drogas de Paraguay y Bolivia y compradores de drogas europeos. También participa en actividades de lavado de dinero", añaden.

El tribunal examinó en audiencia las condiciones de la extradición, que deben establecerse de acuerdo con la información disponible. La decisión al respecto corresponde al Ministro de Justicia.

El acusado, según trascendió, maniobra para evitar la salida hacia su país de origen, si bien la extradición aún no ha sido pedida formalmente, ni por Brasil, ni por España, donde fue dado por muerto antes de comparecer en la Audiencia de Pontevedra por la causa del Titán III.

El Tribunal de Budapest solicitó a las autoridades judiciales brasileñas que envíen la solicitud de extradición en base a la orden de arresto internacional, los hechos exactos de los delitos relatados y algunos documentos e informaciones más antes de la fecha límite del 20 de julio. Si no llegase la solicitud de extradición antes el 2 de agosto de 2022, cesaría la detención provisional en extradición.