Bruno consolida la recuperación de los recursos hídricos de la comarca

El caudal del río Lérez a su paso por Monte Porreiro alcanza los 21 metros cúbicos por segundo, un valor propio de esta época ▶Las estaciones meteorológicas recogieron ayer, entre las 0.00 y las 20.00 horas, una media de más de 40 litros por metro cuadrado

Los pontevedreses no cambiaron sus rutinas y salieron de compras pese a la persistente lluvia que reinó en la jornada. OLGA FERNÁNDEZ
photo_camera Los pontevedreses no cambiaron sus rutinas y salieron de compras pese a la persistente lluvia que reinó en la jornada. OLGA FERNÁNDEZ

La borrasca Bruno, la segunda perturbación con nombre propio del año en las Rías Baixas, no fue, ni de lejos, tan violenta como su predecesora Ana, que visitó la comarca hace ahora dos semanas. Sin embargo, sí sirvió para consolidar la recuperación de los recursos hídricos de la comarca, que alcanzaron mínimos históricos en los meses de octubre y noviembre y cuya situación actual parece ya la propia de esta época del año.

Así, y tras las lluvias caídas al paso de Ana, primero, y de Bruno, después, el caudal del río Lérez se situaba a última hora de este martes por encima de los 21 metros cúbicos por segundo, un valor similar al que se ha venido registrando durante los últimos años.

EMBALSES. Paralelamente, los niveles de los embalses de abastecimiento también se sitúan en parámetros habituales, con cerca de un 65 por ciento de ocupación global en la demarcación Galicia Costa. La presa de O Pontillón, reserva de emergencia de Pontevedra y sus alrededores, supera el 98 por ciento de su capacidad, lo que obliga a su apertura para evitar desbordamientos. El embalse de Eiras, principal abastecimiento del área metropolitana de Vigo, roza el 85 por ciento, lo que contribuirá a aliviar tensiones en torno al río Verdugo y a una mejora de la calidad del agua de la ciudad olívica, que había empeorado con la sequía.

Tampoco se descarta que, en los próximos días, Augas de Galicia decrete la salida de la situación excepcional de alerta por sequía, dado que las precipitaciones acumuladas al paso de las citadas borrascas y las que se esperan en los próximos días han sido suficientes para recuperar la normalidad.

Comentarios