Viernes. 16.11.2018 |
El tiempo
Viernes. 16.11.2018
El tiempo

Buscan más bicicletas adaptadas para personas con discapacidad

Grupo de participantes en la jornada celebrada este miércoles
Grupo de participantes en la jornada celebrada este miércoles
Amencer-Aspace hace un llamamiento a patrocinadores que puedan financiarlas, pues las cinco que tiene no son suficientes para los usuarios

Conseguir que las personas con discapacidad también puedan disfrutar subidas a una bicicleta es el objetivo de la iniciativa puesta en marcha por Amencer-Aspace.

En agosto de 2009, Gerardo, un chico sordo-ciego de Vigo, hizo por primera vez el Camino de Santiago pedaleando sobre un triciclo tándem de origen holandés que alguien había donado para que él pudiese cumplir su sueño. Cuando llegó a la Praza do Obradoiro, Gerardo se propuso buscar más personas con discapacidad para que también pudiesen disfrutar de la misma experiencia. De este modo nació DisCamino, una herramienta para lograr que las personas discapacitadas tengan la posibilidad de saborear todo lo que la ruta xacobea ofrece a cualquier peregrino.

El proyecto ha ido consiguiendo cada día más adeptos, entusiastas capaces de superarse cada día, amantes del deporte, de la bicicleta y, sobre todo, de la vida y de los retos que cada uno se marca.

Ahora, esta propuesta se ha materializado en Pontevedra de mano de la asociación Amencer-Aspace, que ha conseguido cinco bicicletas adaptadas.

Este miércoles tuvo lugar la primera quedada para prepararse para la experiencia del Camino, pero también para organizar encuentros semanales pensados simplemente para disfrutar de los paseos en bicicleta como actividad de ocio, para hacer ejercicio y para fomentar el compañerismo y las relaciones sociales.

Así lo explicó la gerente de la entidad, Mónica Touriño, quien señaló que "la actividad está abierta a todos los que quieran participar, no solo para entrenar para hacer el Camino".

QUINCE PARTICIPANTES. El miércoles acudieron una quincena de asistentes y trece de ellos se anotaron para seguir adelante con la propuesta.

"A partir de ahora, se reunirán todos los miércoles de 16.30 a 17.30 horas para disfrutar de sus bicicletas. El punto de encuentro será el centro de día de la entidad, situado en Campolongo", precisó Mónica Touriño.

El problema es que la asociación no cuenta con suficientes bicis adaptadas para todos los usuarios, así que su gerente ha hecho un llamamiento para encontrar patrocinadores (tanto empresas como particulares) que ayuden a financiar la adquisición de más vehículos de dos ruedas.

De igual manera, Amencer-Aspace también busca voluntarios que quieran participar en la iniciativa. Tal y como explicó su portavoz, "cualquiera puede hacerlo, pues no es necesario que sean especialistas ni tengan una formación o conocimientos previos. A las personas que vengan se les darán unas pautas para saber manejar estas bicicletas y ya está".

Touriño insistió en que se trata de una inicitiva importante para las personas con diversidad funcional, pues les permite "disfrutar del ocio con sus bicis adaptadas, además de ofercerles una alternativa para poder salir de la rutina de las terapias más tradicionales, fomentando una actividad saludable y física en contacto con el entorno natural".

Buscan más bicicletas adaptadas para personas con discapacidad
Comentarios