jueves. 13.05.2021 |
El tiempo
jueves. 13.05.2021
El tiempo

ÁREA PONTEVEDRESA

Cada pontevedrés tendría que pagar 155 euros para saldar la deuda municipal

Gente paseando este jueves por la ‘calle de los bancos’, Gutiérrez Mellado
Gente paseando este jueves por la ‘calle de los bancos’, Gutiérrez Mellado
El Concello cierra 2015 con un déficit financiero de 12,7 millones, el segundo más bajo de las siete grandes urbes gallegas ► De las capitales españolas solo Bilbao mejora su dato ► Vilanova de Arousa encabeza el ranking en el área de influencia con una deuda per cápita de 664 euros mientras que Cotobade está entre los que deben cero euros

El Concello de Pontevedra mantiene una deuda viva de 12,7 millones. Para saldar cuentas cada habitante debería abonar 155 euros o, lo que es lo mismo, 410 euros por familia (si se tiene en cuenta que la media por hogar es de 2,7 miembros y que el municipio tiene 82.539 habitantes). Técnicamente este tipo de déficit incluye diferentes variables, pero en la práctica se corresponde con la deuda financiera. La mayor parte se debe al dinero que adeuda el Concello a las entidades bancarias por préstamos y otros productos financieros. Otro porcentaje se debe a las liquidaciones negativas de Hacienda, es decir, cuando la Administración General del Estado hace unas previsiones al alza y gira al Consistorio una cantidad superior a la que corresponden por impuestos y que luego reclama ‘a posteriori’.

El cómputo ha sido publicado por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas con los datos obtenidos a cierre de 2015 y, aunque puede parecer una cifra estratosférica, lo cierto es que pierde magnitud cuando uno mira a su alrededor. De las siete grandes ciudades de Galicia, solo Vigo tiene una deuda inferior, de 42 euros por habitante (procedente de un déficit de 12,2 millones de euros). El resto de urbes tiene adeudos que superan al ayuntamiento capitalino con holgura. Santiago encabeza esta particular clasificación con una deuda de 436 euros por habitante, seguida de Ferrol (378), A Coruña (346), Ourense (234) y Lugo (165).

"O Concello ten uns ingresos da orde de 70 millóns, polo que podería amortizar a débeda en menos de tres meses"

SALDO A FAVOR. En comparación con el resto del país, Pontevedra también sale bastante bien parada. De las capitales de provincia, solo Bilbao mejora su dato con una media de 24 euros y, en comparación al resto de municipios con un tamaño de población similar, hay numerosos ejemplos que sobrepasan la línea del Concello capitalino en cuestión de deuda, sobre todo en el sur del país.

La que se lleva la palma es Jaén, con una media de 3.493 euros por habitante y una deuda de 403 millones, pero lejos de ser líder en estas tareas. El municipio con más deuda viva es Santa Cruz del Valle (Ávila), con un promedio de 10.117 euros de deuda por habitante por un lote de préstamos que superan los 3,8 millones de euros para una población de 385 personas.

En términos de tiempo, la comparación también sale a favor del concello capitalino. Pontevedra ha registrado en los últimos seis años bajadas consecutivas en este índice, pasando de una deuda per cápita de 261 euros en 2010 a una de 155, lo que implica una bajada del 40%. Aun así, también hay muchos ejemplos al otro lado de la balanza y no hay que ir muy lejos. Cotobade, Campo Lameiro, Meaño, Soutomaior, Pontecesures, Ribadumia y Valga lograron cerrar el año con deuda cero.

"Sempre houbo débeda, pero controlada e dentro duns límites (...) e para facer investimentos"

DEUDA "ASEQUIBLE". Para el concejal de Facenda, Raimundo González, el déficit financiero contraído por el Consistorio es una deuda menor si se tiene en cuenta la media nacional, de 757 euros por habitante, y el amplio abanico de ayuntamientos que superan al pontevedrés en cuestión de débito.

El edil subraya que el montante acumulado, de 12.758.000 euros, es equivalente al 27% del presupuesto municipal, cuando el límite de endeudamiento "está no 110%". "Ademais -añade-, o Concello ten uns ingresos da orde de 70 millóns de euros, polo que podería amortizar a débeda en menos de tres meses".

El edil insiste en que la deuda es "asequible" y en que no tiene repercusiones negativas para el funcionamiento del Ayuntamiento: "Podemos seguir recorrendo a créditos e continuar coas inversións e servizos, non como ocorre noutros lugares. Sempre houbo débeda, pero controlada e dentro duns límites, e sempre recorremos a préstamos para realizar investimentos".

La deuda financiera se ve completada con una deuda comercial de seis millones a terceros y proveedores. Ambas cifras se verán reducidas con las aportaciones realizará el Concello para su amortización. Entre ellas, el abono de los 3,1 millones de superávit con los que cerró el presupuesto de 2015.


Cada pontevedrés tendría que pagar 155 euros para saldar la deuda...
Comentarios
ç