Martes. 11.12.2018 |
El tiempo
Martes. 11.12.2018
El tiempo

La Cámara de Comercio prevé dejar sin vicepresidencia a Vilagarcía y relegar a Pontevedra a la tercera

Imagen del pleno de la Cámara de Pontevedra, en 2015, cuando aprobó la fusión con Vigo y Vilagarcía. GONZALO GARCÍA
Imagen del pleno de la Cámara de Pontevedra, en 2015, cuando aprobó la fusión con Vigo y Vilagarcía. GONZALO GARCÍA

El pleno del viernes debatirá una propuesta en la que Vigo asumiría las vicepresidencias primera y segunda, Pontevedra la última y Arousa quedaría sin su actual representación

El proceso electoral abierto en la Cámara de Comercio de Vigo, Pontevedra y Vilagarcía, primero desde la fusión de las tres entidades en 2016, modificará de manera sustancial el status quo de la representatividad en cada una de las comarcas. Así se desprende de la propuesta de ejecutiva que se debatirá este viernes en el pleno cameral, elaborada por el actual presidente, José García Costas.

De acuerdo con esta lista, Pontevedra pasará de ocupar la vicepresidencia primera del organismo a quedarse con una vicepresidencia tercera, que seguiría ostentando el empresario local Eduardo Barros. Mientras, Vilagarcía, que ocupaba hasta ahora la vicepresidencia segunda, quedará directamente fuera de este órgano, aunque mantendrá sus representantes en el pleno. La decisión se argumenta en función de la mayor masa empresarial aportada por Vigo, que se hará con las vicepresidencias primera y segunda de la Cámara. La primera seguramente estará ocupada por José Manuel Fernández Alvariño, actual tesorero de la entidad y amigo personal del presidente García Costas (fueron compañeros en la directiva fundacional del Club Financiero de Vigo y compartieron también directiva cuando Fernández Alvariño presidió la Confederación de Empresarios de Pontevedra). Y la vicepresidencia segunda podría acabar en manos del actual presidente de la Cooperativa de Armadores de Vigo, Francisco Javier Touza, en un intento de reforzar la representatividad del sector del mar en la entidad.

Lo cierto es que la decisión relega sustancialmente la posición formal de la antigua Cámara de Pontevedra y directamente excluye a la de Vilagarcía, representada hasta ahora por Miguel Falcón Noya, empresario de Gráficas Salnés que presidía desde 2012 la entidad arousana y que ocupaba desde 2016 la vicepresidencia segunda de la Cámara fusionada. Su renuncia personal abrió la puerta a su relevo por el también empresario de la zona José Luis Vilanova, que representará a los empresarios de la comarca, pero ya no como vicepresidente del organismo.

Está presión de Vigo por contar con un mayor peso en los órganos camerales ya suscitó ciertas tensiones durante el reciente proceso electoral, De hecho, la Cámara fusionada, junto con la de Tui, fue la única de las seis gallegas donde hasta el último momento se mantuvo abierto el proceso electoral, por falta de consenso (había más candidatos que puestos). Una negociación de última hora permitió cerrar el trámite sin necesidad de votar, tras renunciar algunas personas como aspirantes.

TOMA DE POSICIÓN. Ahora, todo indica que el pleno consolidará la toma de posición de Vigo por encima de Pontevedra y Arousa, en un gesto que la actual presidencia justifica no sólo en el peso específico del empresariado del área viguesa, sino también en la mayor aportación económica de las firmas del entorno olívico.

Desde Arousa, en cambio, se apela a la necesidad de no romper el equilibrio de representatividad emanado del espíritu del pacto hace dos años. La propuesta trasladada ahora al pleno pasa por bascular claramente el peso de la entidad hacia Vigo y sus representantes, algo que ya sucede en el pleno del organismo, formado por un total de 50 representantes desde la fusión y donde los portavoces empresariales vigueses disfrutan de una significada mayoría.

Según los estatutos, el pleno cameral es el órgano supremo de gobierno y representación, con miembros elegidos democráticamente cada cuatro años por las empresas. Representan a los distintos sectores de actividad económica en toda la demarcación cameral.

La Cámara de Comercio prevé dejar sin vicepresidencia a Vilagarcía...
Comentarios