Cambios de tráfico en San Roque: nuevas direcciones a partir del 17 de junio

Las calles Ribeira dos Gafos y Ribeira dos Peiraos invertirán el sentido de circulación a partir del próximo viernes
La Ribeira dos Peirados invertirá su sentido, pasando a ser de entrada hacia Palamios. GONZALO GARCÍA
photo_camera La Ribeira dos Peirados invertirá su sentido, pasando a ser de entrada hacia Palamios. GONZALO GARCÍA

El mapa de circulación de Pontevedra experimentará nuevos cambios. En esta ocasión se aplicarán en barrio de San Roque, al lado de la desembocadura del río. Las calles Ribeira dos Gafos y Ribeira dos Peirados invertirán su sentido, de modo que la primera pasará a ser de entrada de vehículos y la segunda de salida

El Concello confirmó este domingo que la reordenación del tráfico en la zona se aplicará a partir de este viernes, día 17 de junio. Antes de ello se instalará la correspondiente señalización horizontal y vertical y se informará al vecindario de los cambios. 

La medida implicará la creación de un nuevo circuito para desplazarse en coche, moto o en bicicleta por el barrio, creando una especie de rotonda en las calles situadas a ambos márgenes de la desembocadura del Gafos en As Corvaceiras. 

El concejal de Mobilidade, Demetrio Gómez Junquera, explicó que el plan obligará a dar una vuelta mayor, de alrededor de 150 metros para los residentes en Palamios. Aún así, el edil nacionalista entiende que las nuevas direcciones ayudarán a que el entorno gane calidad de vida, porque "Palamios non estaba preparada para asumir o volume de tráfico anual".

El nuevo circuito funcionará como una especie de rotonda en las calles situadas en ambos márgenes del Gafos. La vuelta para el vecindario será mayor

Los cambios en San Roque son consecuencia directa del primer cierre de Raíña Vitoria, que tuvo lugar en 2020, y del aumento del tránsito de vehículos en Palamios. El paso de coches por esta última calle se multiplicó por seis, según los datos que maneja la Policía Local a través de los aforadores instalados en el lugar. Esta situación obligó al Concello a poner en marcha distintas medidas para garantizar la seguridad en la zona, en la que hay centros educativos y deportivos. 

Entre las actuaciones llevadas a cabo figuran el reasfaltado de un tramo de San Roque de Abaixo, entre Palamios y Corpo Santo; la instalación de un paso sobreelevado en la Ribeira dos Peiraos; la elevación del cruce entre esta calle y la de Pontenova; la elevación del paso de peatones en Palamios, a la altura de las escaleras que suben hacia Raíña Vitoria; un ‘lombo’ delante de la escuela infantil; un reductor de velocidad en el tramo final de Palamios, en la trasera del IES Sánchez Cantón, que quedó señalizado como zona de convivencia, con prioridad peatonal y limitada a diez kilómetros por hora; la creación de una oreja en el entronque de Corpo Santo con San Roque de Abaixo y el cambio de sentido de circulación de esta última calle, con acceso limitado a residentes y servicios.

Cambios efectuados en San Roque de Abaixo el año pasado, con implantación de la zona 10. GONZALO GARCÍA
Cambios efectuados en San Roque de Abaixo el año pasado, con implantación de la zona 10. GONZALO GARCÍA

TRES MESES. Los cambios de tráfico en San Roque entran en vigor cuando se cumplen tres meses desde el último bando de Alcaldía que elevó a definitivo el cierre de Raíña Vitoria. Aquella resolución municipal dejaba sin efecto la aprobada el 23 de septiembre de 2020, que justificaba la peatonalización de un tramo de esta avenida por el contexto de la pandemia del coronavirus. El objetivo entonces era ganar más espacio para el alumnado del IES Sánchez Cantón. 

La prohibición del acceso de coches en la calle llevó a un particular y a varias organizaciones empresariales de la ciudad a reclamar ante la Justicia la anulación de la medida. Pero el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia dio la razón al Concello, con plenas competencias en los viales que son de su titularidad, no si antes recordarle que el cierre no podía ser permanente, sino temporal, ya que estaba asociado a una coyuntura concreta: la crisis sanitaria de la covid.

El bando municipal, apoyado por la Federación Veciñal Castelao y rechazado por el PP, se completará con obras en Raíña Vitoria. El vial pasará a ser de plataforma única, de modo que las aceras y la calzada estarán al mismo nivel, lo que permitirá la supresión de los actuales bolardos. En paralelo, el Concello mantiene su intención de instalar en la zona un ‘skatepark’ desmontable, cuyo diseño se está realizando en colaboración con la asociación de patinadores. El proyecto acumula un importante retraso. 

Comentarios