viernes. 20.09.2019 |
El tiempo
viernes. 20.09.2019
El tiempo

El Camiño Portugués crece a un ritmo anual de 10.000 peregrinos

Un grupo de peregrinos en el pabellón de A Xunqueira. DAVID FREIRE
Un grupo de peregrinos en el pabellón de A Xunqueira. DAVID FREIRE

El 80% de los caminantes optan por alojarse en hoteles porque el albergue no les garantiza que puedan encontrar una litera libre ▶ Grupos de visitantes que oscilan entre los 60 y los 130 integrantes abarrotan los pabellones polideportivos de A Xunqueira

La estampa se repite cada año en Pontevedra durante el puente de Santiago: un aluvión de peregrinos que recorren el Camiño Portugués pasa por la ciudad rumbo a la capital compostelana. El alud de visitantes se incrementa el día 23 porque muchos caminantes se fijan el reto de llegar a la Praza do Obradoiro el 25, el día grande del patrón de España.

La marea de peregrinos que pasan por la Boa Vila aumenta cada año. El ritmo de crecimiento es de 10.000 caminantes más con respecto al ejercicio anterior, según los cálculos que realiza la asociación cultural Amigos do Camiño Portugués a Santiago, encargada de gestionar el albergue de Otero Pedraio. De esta forma, si en 2017 se contabilizaron 70.000 personas de paso por la capital de las Rías Baixas, las previsiones de la entidad jacobea es que el balance de peregrinos de 2018 será de alrededor de 80.000.

La vía portuguesa sumó en el primer semestre del presente año 26.940 personas que solicitaron la compostela, un 18% más que en el mismo período del ejercicio pasado. La variante por la costa de este recorrido ha conseguido duplicar el número de peregrinos con respecto al primer semestre de 2017 y en lo que va de año ha alcanzado los 4.700 usuarios, de acuerdo con los datos de la Oficina del Peregrino.

Pero no solo las alternativas litorales han multiplicado su tirón. Las que se dirigen a Santiago a través del interior de la provincia también han conseguido mejorar sus resultados: la Vía da Plata pasó de 3.731 caminantes en el primer semestre del año pasado a 3.849 en los primeros meses de este (es decir, un 3% más) y el Camiño de Inverno creció un 12%, al pasar de 237 a 266 usuarios registrados.

La mayoría de los grupos de peregrinos que aprovechan el puente de Santiago proceden de parroquias y colegios de la Península Ibérica

 

"Aún queda agosto y septiembre, que son dos meses de mucha afluencia de peregrinos", advierte Tino Lores, presidente de la agrupación de Amigos do Camiño Portugués.

Aunque la capacidad del albergue Virxe Peregrina es limitada (cuenta con 60 literas) obliga a acondicionar dos pabellones polideportivos de A Xunqueira para facilitar el alojamiento a grandes grupos de peregrinos, las instalaciones jacobeas de Otero Pedraio no están al 100% de su capacidad. "Queda un 10% de plazas libres porque afortunadamente en Pontevedra hay establecimientos hosteleros privados en los que los caminantes tienen garantizada la reserva, mientras que en el albergue de peregrinos se arriesgan a no encontrar una litera libre", aclara Tino Lores.

Además, indica se está registrando una desestacionalidad de peregrinaciones en el Camiño Portugués, como lo constata el hecho de que en mayo se registraran más pernoctaciones en el albergue que en el presente mes. "Los caminantes ya no esperan a la llegada del verano ni las vacaciones", explica el presidente de la entidad jacobea.

El albergue de Otero Pedraio no acoge grandes grupos de peregrinos en la temporada estival. Éstos son desviados a los pabellones del IES A Xunqueira I (en el que el martes pernoctaron 165 personas) y el IES A Xunqueira II (formado por 137 caminantes). Estas últimas instalaciones también acogieron este miércoles a un grupo de 350 jóvenes del Arzobispado de Madrid.

La mayoría de los grupos de peregrinos que recorren el Camiño Portugués son de colegios y parroquias eclesiásticas de la Península Ibérica. Su número de integrantes oscila entre los 60 y los 130 caminantes. "Si no les tuviésemos preparados los pabellones no tendrían un lugar en el que pernoctar. Además, la limitada capacidad económica de los jóvenes no les permite alquilar una habitación en la que dormir cada noche", destaca Tino Lores.

Economía. El gasto diario del caminante se sitúa en 40 euros
Las peregrinaciones por el Camiño Portugués resultan una buena fuente ingresos para la ciudad de Pontevedra. Los visitantes han incrementado en los últimos tiempos el gasto diario que efectúan en la Boa Vila, en la que efectúan compras, se alojan en hoteles y disfrutan de la variada gastronomía que ofertan los restaurantes.

"El importe del consumo que realizan ronda los 40 euros diarios, diez más que en años anteriores", subraya Tino Lores. Según sus previsiones, los 80.000 peregrinos que se espera pasen por la ciudad el presente año, dejarán en esta urbe 3,2 millones de euros. "Será un buen impulso para la economía local", apostilla el presidente de la asociación cultural Amigos do Camiño Portugués.

Espíritu. Lores Rosal puntualiza que "el espíritu del Camino tiene que ser el del albergue" de Otero Pedraio y que si éste llegara a desaparecer (porque en él apenas se aloja el 20% de las personas que recorren la vía lusa) "desaparecía la tradición y mermaría el interés de los peregrinos por regresaran y repetir el recorrido en años sucesivos".

El Camiño Portugués crece a un ritmo anual de 10.000 peregrinos
Comentarios