Cárcel para un pontevedrés que llevaba cocaína bajo el capó y fue detenido en Lugo

La Audiencia fija en dos años y diez meses la pena tras la confesión del acusado, que fue cazado en la autovía con la droga
El juicio se celebró en la Audiencia de la ciudad amurallada. AEP
photo_camera El juicio se celebró en la Audiencia de la ciudad amurallada. AEP

La Audiencia Provincial de Lugo ha dado carpetazo a la causa contra un hombre natural de Pontevedra y domiciliado en Poio, si bien se había trasladado a Vegadeo (Asturias), por un delito contra la Salud Pública, después de ser interceptado por la Guardia Civil en posesión de unos 70 gramos de cocaína que ocultaba "en el capó del vehículo, bajo un plástico protector de un limpiaparabrisas", según detalla la sentencia, cuando circulaba por la autovía A-8 a la altura de la localidad lucense de Ribadeo.

El dictamen explica que el pontevedrés condenado, de 31 años, "había adquirido la cocaína en Ferrol y proyectaba destinarla a su ilícita distribución a terceros en la zona de Vegadeo". El operativo del Instituto Armado se produjo sobre las 13.00 horas del 30 de mayo de 2022.

El juicio se inició con una petición por parte del representante de la Fiscalía de una pena de cuatro años de prisión y una multa de 10.893 euros para el investigado.

Sin embargo, y tras la confesión de los hechos por parte del procesado, el Ministerio Público incluyó en el escrito de conformidad que "el acusado era consumidor de las sustancias con las que traficaba y cometió los hechos para financiar su grave adicción", a lo que añadió que "en la actualidad se encuentra sometido a tratamiento de deshabituación en la Unidad Asistencia de Drogodependencia de Pontevedra con buena evolución".

Ello hizo que, para elaborar la sentencia, se contemple la eximente incompleta de grave adicción, lo que rebaja la pena a dos años y diez meses de cárcel y la multa a 3.000 euros.

El dictamen de la Audiencia lucense es firme y contra él no cabe recurso alguno.