miércoles. 27.10.2021 |
El tiempo
miércoles. 27.10.2021
El tiempo

"Con Ence, toca aparcar las declaraciones altisonantes que no solucionan el problema"

Carmela Silva, en la Praza de Barcelos. BEATRIZ CÍSCAR
Carmela Silva, en la Praza de Barcelos. BEATRIZ CÍSCAR
Transformación y valentía. Son las dos palabras con las que Carmela Silva resume sus seis años al frente de la Deputación. En el ecuador de su segundo mandato, hace balance y adelanta proyectos pendientes

Carmela Silva (1960) repasa algunas de las cuestiones estratégicas a las que se enfrenta la provincia tras la pandemia y presume de los cambios llevados a cabo por la institución que preside y que se adelantan a la transición que promueve Europa tras la crisis.

En estos seis años, ¿de qué se siente más orgullosa y a qué no ha podido llegar todavía?
Seis años pueden parecer muchos, pero los grandes cambios necesitan de diez o doce años. Desde la humildad, es extraordinario lo que hemos conseguido cambiar en este tiempo. Primero en el modelo de gobernar, en el que todo se hace en función de unas bases, con transparencia. Eso no fue fácil porque hubo que aprobar muchos procedimientos. En segundo lugar, una transformación que supuso cambiar los hábitos de la ciudadanía, porque cambiar el modelo de reparto de recursos basándonos en criterios objetivos implica hacer que la gente entienda el nuevo funcionamiento. También hemos modificado las prioridades, nos basamos en la transformación del espacio público o el respeto al medio ambiente y creo que somos una referencia en ese sentido. Convertimos la igualdad en el núcleo central del discurso y además de forma transversal. También hemos sido muy avanzados en la digitalización, con proyectos dirigidos a que los autónomos y pymes supiesen que esas herramientas eran básicas, algo que se ha comprobado en la pandemia. El compostaje es otro proyecto revolucionario a nivel gallego y español. Hoy hay concellos que cumplen ya con el 50% de tratamiento de residuos que establece la Unión Europea. No hay una sola cuestión de la que estemos especialmente orgullosos, si tengo que definirlo en dos palabras hablaría de transformación y valentía.

PSdeG
"No voy a competir a nivel orgánico, yo estoy centrada en ser presidenta de la Deputación de Pontevedra"

¿Y cuál es la espina?
No tengo grandes espinas, pero todo esto hay que consolidarlo. Tenemos que ser capaces de atraer fondos de la Unión Europea, porque las transformaciones necesitan muchos recursos. Mi espina es una cuestión global y como ciudadana, no como presidenta de la Deputación, y es que las mujeres seguimos estando discriminadas y nos siguen matando.

¿Cómo ha sido este camino junto al BNG?
El vicepresidente y yo hemos conseguido crear una muy buena relación respetando las diferencias. Tenemos un objetivo común desde el minuto cero, cambiar la Deputación para cambiar la provincia. De hecho, si leo otra vez el acuerdo de gobierno parece que hayamos inventado nosotros los fondos Next Generation. En ese acuerdo había un punto muy bien marcado en negrita, crear un gobierno único, fuerte y estable. Como lo teníamos tan claro, hemos podido mantenerlo seis años y eso también tiene que ver con cómo es el vicepresidente, no me cuesta halagarlo públicamente. Siempre hemos sido capaces de llegar a acuerdos.

Carmela Silva, en la Praza de Barcelos. BEATRIZ CÍSCAR - Interior¿Cómo valora su relación con la oposición?
Yo tengo una oposición que no aporta. Tengo que hacer un reconocimiento, y es que el actual líder tiene un tono más tranquilo que el primero, que hasta hacía escraches, aquel era un PP antisistema. Lo que pasa es que no tiene alternativas, no aporta.

¿Cómo está viviendo el repunte de la pandemia?
Ocupada y preocupada, por cómo afecta a la sanidad y a la economía. Al mismo tiempo, no queda otra que hacerle frente, pienso que estamos saliendo del túnel y la vacunación para eso es esencial. Estoy segura de que a finales de agosto estaremos en el 70% de vacunación y en septiembre podremos respirar. Esta pandemia nos va a traer consecuencias, aunque tenemos que sacar algo bueno de esto, como darnos cuenta de la capacidad que tenemos de salir adelante.

Desde su visión global de la provincia, ¿cuáles son los puntos sobre los que se debería volcar la capacidad de trabajo para recuperarnos?
Los fondos europeos generarán mucha actividad y empleo, además de una gran transformación de la que esta provincia puede ser el reflejo. Nosotros tenemos una tradición industrial y debemos dedicar recursos a renovar las estructuras con nuevas tecnologías, tenemos un potencial de crecimiento del turismo muy potente también ligado a las TIC, hay muchas oportunidades para el sector primario, aunque necesitamos una buena conectividad. Las redes permiten que muchos negocios puedan internacionalizarse y usar todo lo que tiene que ver con el comercio en línea, sin eso no se puede competir en el mundo actual. Hay que hacer una apuesta por dar servicios en el rural, no podemos pedir a quienes vivan en el rural que sean héroes. También le tenemos que dar mucho más peso a las universidades como elementos tractores del conocimiento. Yo pienso que, de todas las provincias gallegas, esta es la que está en mejor situación para esa transformación. También hay que cambiar la idea del espacio, hoy da gusto caminar por los concellos que han optado por un modelo de recuperación del espacio público para la gente, porque ahí se produce encuentro social, cultura… Así se construyen sociedades más cohesionadas.

Continuidad
"Tengo mucha ilusión por seguir al frente de la Deputación, a mí me apasiona trabajar por esta provincia"

¿Seremos capaces de sacar a Ence de la ría conservándolo en la provincia?
Es una obligación. Nos gusten o no, las sentencias están para cumplirse. A partir de ahí hay que sentarse a buscar soluciones para mantener el empleo cumpliendo con los criterios medioambientales. La política industrial no solo tiene que ser innovadora a nivel tecnológico, sino también en lo que tiene que ver con el respeto al medio ambiente. Ahora toca abandonar las declaraciones altisonantes que no solucionan el problema.

¿El que hay ahora mismo es el mejor clima para esa negociación?
Yo creo que ha mejorado, hace cinco meses el tono era más agresivo. Incluso la Xunta de Galicia, en sus últimas declaraciones, pedía poder usar fondos de Next Generation para el traslado.

En Pontevedra a veces se le estudia con calculadora. ¿Tiene la sensación de que haya primado a una ciudad frente a otra en la financiación?
Nunca he escuchado a nadie de Pontevedra decir que primamos a otros concellos. En la ciudad de Pontevedra nunca había habido tanta inversión de la Deputación. En solo seis años hemos financiado saneamiento en Mourente, Bora, en el río Gafos, hemos colaborado con la iluminación ornamental de los puentes de Pontevedra, hemos financiado dos nuevos viales, uno de acceso a Monte Porreiro y otro en Rosalía de Castro, al igual que los centros sociales de O Burgo y Os Campos. También hemos financiado los campos de fútbol de Campañó, de Ponte Sampaio, de Santa María de Xeve y de Salcedo. Estamos cofinanciando el acondicionamiento de las oficinas municipales de la calle Ferreiros y Michelena. Además, apoyamos al deporte, a la cultura, asociaciones sociales... La Deputación de Pontevedra le ha dedicado al centro Príncipe Felipe 64 millones de euros, en la atención de los niños y niñas y en la renovación de las instalaciones. El Museo de Pontevedra, que ha tenido más actividad cultural que en los anteriores doce años, también ha generado mucho movimiento. Y con esto solo hablo de los convenios que hemos firmado hasta hoy, faltan los de 2021, que son 2,5 millones más.

Financiación
"Nunca he escuchado a nadie de Pontevedra decirme que primamos a otros concellos en la financiación"

Hay un congreso del PSdeG en breve y usted es una de las personas de peso en el partido. ¿Cuál es el papel que le gustaría jugar en él?
Cuando los militantes decidieron que el secretario general del PSOE fuese Pedro Sánchez, yo dije que iba a mantenerme al margen de la vida orgánica del partido, lo que no significa que no esté involucrada. Pero no estoy en ese debate. No voy a competir a nivel orgánico, yo estoy centrada en ser presidenta de la Deputación.

Hace unos días terminó el congreso del PPdeG y Feijóo decía que tenía ganas de más. ¿Tiene usted ganas de más?
El PP gallego ha celebrado un congreso en el que no ha tenido ni una palabra para Galicia, todas eran para criticar a Pedro Sánchez y para hablar de Madrid. Yo espero que en el congreso de mi partido en Galicia hablemos de esta comunidad y las políticas que queremos implementar en ella. En cuanto a si tengo ganas de más, querer estar es algo fundamental en política, y yo tengo mucha ilusión por seguir, me apasiona trabajar por esta provincia.

¿Le ha gustado el ajuste de Gobierno que ha hecho Pedro Sánchez?
Que el mundo local tenga tanta presencia me gusta mucho, porque creo que hay que hacer una gran reasignación de competencias hacia el mundo local. Por lo tanto estoy muy contenta de que tres de las ministras sean alcaldesas. Luego yo conozco mucho a Isabel Rodríguez y sé de su capacidad e inteligencia. También estoy muy satisfecha con el nombramiento de las dos secretarias de Estado gallegas, Isabel Pardo de Vera es una mujer cualificadísima al igual que Pilar Cancela. Tengo que decir también que sentí mucho la marcha de la vicepresidenta Carmen Calvo, una feminista que ha sido una gran referencia. Lo viví con tristeza.


"La Xunta no tiene la voluntad de negociar las transferencias"

¿Qué futuro espera en cuanto a la transferencia de complejos como Príncipe Felipe, Escola de Canteiros o Escuela de Enfermería?
Tenemos un problema que es que el mundo local tiene que hacer frente a competencias que no le corresponden. Como por ejemplo, la protección de menores, en el caso del Príncipe Felipe. Es necesario que la Xunta lo asuma y que nos sentemos a hablar de cómo va a ser esa transferencia. Mientras no se haga, vamos a seguir mejorando los equipamientos y dando el servicio. ¿No hay calendario? Ni calendario ni expectativas. Al principio de nuestro primer mandato tuvimos una reunión con el presidente de la Xunta pero no volvimos a saber nada más. En el caso de la Escuela de Enfermería hemos avanzado con el actual rector de la Universidade de Vigo para estudiar la transferencia. La UVigo quiere integrar las tres escuelas de enfermería en su seno, es un proceso largo que no creo que se pueda hacer en este mandato, pero sí en el siguiente. La Escola de Canteiría es un gran centro, con una gran tradición. Tiene que haber una formación profesional reglada en este ámbito y hay que apostar por ello sin distraerse metiendo por medio al Gobierno central. Cuando llegamos nosotros, la escuela no tenía ni licencia y hemos invertido mucho para mejorarla. Lo lógico es que, como es formación, se encargue la Xunta de ella. Lo mismo ocurre con Mouriscade y Areeiro, no tiene ningún sentido que siga en nuestras manos, pero mientras la Xunta no las asuma seguiremos trabajando para mejorarlos.

¿Y el Pazo de Lourizán?
Para eso hay un convenio que dice claramente quien lo tiene que mantener y conservar. Desde hace seis años hemos intentado negociar con la Xunta, incluso para hacer un plan de rehabilitación plurianual. La Xunta pretendía que firmásemos un convenio con Ence de cinco millones de euros que no llegaban ni para empezar, además consideramos que siendo un bien público la Xunta tiene la obligación de hacerse cargo. Nos obligaron a denunciar en los juzgados que no estaban cumpliendo, no podemos quedar impasibles ante la destrucción del patrimonio, pero me encantaría que el vicepresidente Rueda me llamase para negociar.

¿Está entre sus prioridades romper este bloqueo?
Esto lo planteamos en el primer mandato y no fue posible, en este mandato enviamos una carta a cada uno de los conselleiros responsables ya el primer día y no hemos tenido respuesta. No hay ninguna voluntad por parte de la Xunta de negociar las transferencias. Además, nosotros estaríamos dispuestos a ir con mente abierta, entendiendo los recursos que habrá que aportar para integrar esas instalaciones en otra Administración... No vamos para desentendernos.

¿Se podría incluir como asignatura pendiente de la Deputación mejorar las relaciones con la Xunta?
Sin duda es una gran asignatura. Me gustaría que fuéramos capaces de tener otro tipo de relación, pero también es cierto que no voy a callarme cuando hay maltrato a la provincia o a la institución. El presidente de la Xunta no es mi oposición ni yo la suya. Hay un error por parte de la Xunta al entender que confrontar con la Deputación les beneficia. Yo creo que lo que reclamamos es justo y podríamos tratar de solucionarlo, pero si cada vez que proponemos algo nos responden con esa virulencia no nos queda otra que argumentar por qué creemos que lo que dicen no es acertado. Yo soy muy optimista, pero en este caso voy perdiendo el optimismo.


"Hay muchas posibilidades de que Santa Clara se ceda al Museo"

El Concello acaba de comprar el convento de Santa Clara y existe la posibilidad de que sea destinado al Museo de Pontevedra. ¿Qué gestiones hay relacionadas con la posible entrada del Museo en este espacio?
Cuando el vicepresidente me planteó la posibilidad de que el Concello se hiciese con el convento me pareció muy buena idea. La posibilidad de que ese espacio pudiese ser cedido para la ampliación del Museo implica que la institución se podría ampliar en un edificio patrimonial y, además, en el centro de la ciudad. Los procedimientos son largos pero creo que hay muchas posibilidades de que acabe siendo cedido para ampliar el Museo y yo estaré muy feliz de que sea así.

¿Qué ocurriría entonces con la construcción de un edificio en Valdecorvos o las reformas en los edificios de la zona vieja?
Los políticos y políticas tenemos que ser flexibles y adaptarnos a las oportunidades y esta no la podemos perder. Tenemos que elegir lo mejor, no lo bueno. El plan que teníamos era extraordinario, pero la idea de Santa Clara es todavía mejor. Hay otra muy buena idea que tomamos y que yo aplaudo, que es la creación del comité asesor del Museo, con mujeres y hombres de la cultura y que han considerado que esta opción es mejor. Se va a hacer un proyecto muy potente con la recuperación de los dos edificios antiguos y la incorporación de Santa Clara, un lugar hasta ahora cerrado para la ciudadanía que se va a abrir. Además, será un elemento de una enorme atracción de visitantes.

"Con Ence, toca aparcar las declaraciones altisonantes que no...
Comentarios
ç