La carretera vieja de Marín estará en obras durante un año a partir de 2023

La Xunta licita por más de 906.000 euros la reforma de un tramo de 490 metros de la PO-546 en Estribela, que este lunes visitaron Vázquez y Lores ►El plazo para presentar ofertas acaba el 17 de agosto
La conselleira de Infraestructuras y Lores, este lunes visitando el tramo de la carretera vieja de Marín. BEATRIZ CÍSCAR
photo_camera La conselleira de Infraestructuras y Lores, este lunes visitando el tramo de la carretera vieja de Marín. BEATRIZ CÍSCAR

La carretera vieja de Marín estará en obras durante doce meses. La Xunta inició este lunes el proceso de licitación para transformar un tramo de la PO-546 en Estribela. Su ejecución supone invertir casi un millón de euros para un tramo de 490 metros. Entre sus cambios está el reasfaltado de la carretera y la ampliación de las aceras hasta un mínimo de dos metros, lo que implicará aumentar el tamaño de la plataforma. Para ello, se realizarán rellenos y un muro de contención. Además, se modernizará la iluminación de la vía, se instalarán nuevas marquesinas, se incluirán tres pasos sobreelevados que tendrán alumbrado inteligente y se instalará nueva señalización horizontal y vertical, así como la mejora de las paradas de autobús. Esto sólo es la primera fase del proyecto, ya que la intención es remodelar todo el vial, que va desde el tramo entre Rosalía de Castro y la rotonda de acceso al puerto de Marín.

La adjudicación de los trabajos estima realizarse antes de que termine el 2022. Con esto, se pretende que las obras puedan comenzar en 2023. Las empresas interesadas tendrán hasta el 17 de agosto para presentar sus ofertas. El ensanchamiento de las aceras implica que, además de las expropiaciones que se completarán este verano, la necesidad de crear nuevos espacios para peatones y ciclistas. Si todo se desarrolla en los plazos previstos, la reforma estará terminada antes de 2024.

Recreación de las mejoras de la vía. DP
Recreación de las mejoras de la vía. DP

El proyecto fue presentado por la conselleira de Infraestruturas e Mobilidade, Ethel Vázquez, que visitó la zona para anunciar el nuevo paso administrativo para la ejecución de las obras. "É unha actuación que vai transformar esta estrada nunha máis cómoda e máis segura", aseguró la titular autonómica.

Seguridad fue una de las palabras más mencionadas en su visita del lunes. En esa misma carretera se produjo hace poco más de un año un atropello mortal. El accidente le costó la vida a una mujer de 67 años y una niña de 6 años quedó gravemente herida. El Concello de Pontevedra pidió en numerosas ocasiones que se tomasen medidas para calmar el tráfico y garantizar la seguridad vial, una reclamación que ha sido escuchada.

Junto a la conselleira también estaban presentes el alcalde de Pontevedra, Miguel Anxo Fernández Lores, y los concejales Carmen Fouces (BNG), Pablo Fernández (PP) y Martín Martínez (PP). "En Pontevedra estamos empeñados no tema de garantizar a seguridade viaria para as persoas, vivan onde vivan", aseguró Lores, que destacó la mayor "sensibilidade" de la Xunta en materia de seguridad vial.

Miguel Anxo Fernández Lores
"En Pontevedra estamos empeñados en garantizar a seguridade viaria para as persoas, vivan onde vivan"

El alcalde también agradeció la visita de la conselleira porque era una obra "absolutamente necesaria". La intención, en palabras de Vázquez, es "que se converta máis nunha rúa que nunha estrada".

EXPROPIACIONES. La primera fase de reurbanización de la carretera vieja de Marín contará con un presupuesto de 906.912,16 euros. Esto se suma a las expropiaciones previstas para el primer tramo, valoradas en 31.630,20 euros. Los terrenos afectados ocupan una superficie de 477 metros cuadrados, pertenecientes a once particulares y una empresa. Tres de esas son fincas rústicas, mientras que las nueve restantes son urbanas. Estas expropiaciones son imprescindibles para poder ampliar las aceras los dos metros que plantea el proyecto de la Xunta.

El levantamiento de actas previas está planeado para el 27 de julio. La formalización de la expropiación de los doce solares se cerrará el próximo 27 de septiembre en el Pazo da Cultura.

Infografía del muro de contención y de la ampliación de la plataforma. DP - Carretera vieja de Marín
Infografía del muro de contención y de la ampliación de la plataforma. DP

REFORMA INTEGRAL. La conselleira también informó de que las nuevas fases de la transformación de la PO-546 se impulsarán este otoño. El proceso de expropiaciones y de información pública se lanzará en octubre, según Vázquez.

La titular de Infraestruturas cifra en siete millones de euros la reforma integral de la carretera vieja de Marín. Esto supone un millón más que lo previsto.

Lores pide la mejora de la seguridad vial en la PO-223
El alcalde de Pontevedra, Miguel Anxo Fernández Lores, aprovechó la visita de la conselleira de Infraestruturas para pedir la mejora de la seguridad vial del tramo de la carretera de Campo Lameiro, en el tramo en el que pasa por Lérez. El regidor del BNG, que recordó que el vial de acceso a Mollavao todavía está pendiente del permiso de la DIrección General de Costas, considera razonable realizar esta obra una vez terminado el actual proyecto en la vieja carretera de Marín.

No es la primera vez que el Concello reclama a la Xunta medidas para la PO-223. En el mandato pasado, se solicitó la implantación de zona 30 y lombos en el lugar.

Comentarios