La Casa Consistorial se apaga, los puentes seguirán encendidos

Las sanciones, en el caso de incumplir el real decreto de ahorro energético, ascienden a 100 millones de euros 

El puente de las Corrientes, iluminado. RAFA FARIÑA
photo_camera El puente de las Corrientes, iluminado. RAFA FARIÑA

Tras la entrada en vigor del real decreto de ahorro energético, el Concello de Pontevedra anunció este miércoles que apagará la luz nocturna de la Casa Consistorial. Lo mismo ocurrirá con otros edificios administrativos, como, por ejemplo, el Pazo Provincial. Sin embargo, la obligatoriedad de esta medida estatal no se extiende a los monumentos o a otras construcciones como los puentes, por lo que el gobierno local ha decidido mantener la iluminación de todas estas estructuras.

En lo que respecta al comercio local, desde el CCU Zona Monumental ya han expresado su preocupación ante la inseguridad que esta medida puede suponer en las calles de la ciudad, al tener todos los escaparates completamente apagados.

En el caso de no cumplir con las restricciones, cabe recordar que el régimen sancionador se remite a la Ley de Industria de 1992, que establece multas de entre 60.000 euros y 100 millones de euros. 

En el resto de Galicia, disparidad

En el resto de la comunidad gallega, las opiniones de los ayuntamientos son muy dispares. Mientras el concello lucense ha decidido apagar la muralla de Lugo a las 22.00 horas, otros como Santiago han optado por la decisión contraria.

La catedral de Santiago, entre otros lugares, seguirá encendida porque "el Ministerio aclaró que la iluminación exterior de los monumentos no se tiene que apagar", avanzó el alcalde de la capital gallega, Xosé Sánchez Bugallo, en alusión a la excepción del decreto para la iluminación ornamental de estos espacios.

Comentarios