Casi 170.000 personas tienen seguro médico privado en la provincia de Pontevedra

Las compañías aceleran sus estrategias comerciales en Galicia para captar más clientes por ser una de las zonas con menos asegurados, apenas un 17% de la población
Evitar esperas, uno de los reclamos de los seguros privados. GONZALO GARCÍA
photo_camera Evitar esperas, uno de los reclamos de los seguros privados. GONZALO GARCÍA

Casi 170.000 pontevedreses están cubiertos por un seguro privado de salud. Algo más de un 18% de la población de la provincia tiene una póliza suscrita para la atención médica con operadores privados, pero el dato está siete puntos por debajo de la media nacional, porque en España la sanidad privada ya presta servicio al 25,32% de los ciudadanos, en torno a 12 millones de personas, de acuerdo con los últimos datos (2022) recogidos por Unespa, la Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras, que representa a cerca de 200 compañías que abarcan prácticamente todo el negocio en España, con más de 62.000 millones de euros de facturación.

En Galicia, la provincia con más porcentaje de aseguraciones relacionadas con los servicios de salud es A Coruña, donde el 21,8% de los ciudadanos pagan alguna pólica de este tipo. En Lugo lo hacen un 15,4% de sus habitantes y en Ourense apenas un 13%.

Galicia y, en concreto, Pontevedra, se ha convertido en los últimos dos años en uno de los territorios "objetivo" para las aseguradoras médicas, con crecimientos anuales situados por encima del 4,3% de media nacional.

La patronal del sector presume en su presentación de resultados de ahorrarle "costes" a las Administraciones, ya que los consumos realizados por sus clientes no repercuten sobre la presión asistencial de la sanidad pública.

En realidad, el número de asegurados no ha hecho más que crecer en los últimos años. Entre 2016 y 2021 la tasa anual de incremento de asegurados superó el 3,8%, pero desde hace dos años las pólizas se multiplican por encima del 4,3% cada doce meses. Uno de los nichos de mercado más importantes para estos operadores siguen siendo los funcionarios, de la Administración de Estado, que en un 80% acuden asiduamente a la sanidad privada.

En cuanto a los porcentajes de asegurados, por comunidades autónomas son Madrid(40,1%), Ceuta (37,17%), Melilla(33,88%), Cataluña (33,49%) y las Islas Baleares (30,82%) los territorios donde más negocio generan las compañías. Precisamente, el hecho de que Madrid lidere el ranking responde a la gran masa de funcionarios del Estado que residen en esta comunidad.

Por contra, según los datos de Unespa, los territorios donde hay un menor número de asegurados son Navarra (11,27%), Cantabria (13,66%), Murcia (13,76%),Extremadura (16,09%) y Galicia 17,05%).

En estos porcentajes es donde las aseguradoras ven "capacidad de crecimiento" y por ello afinan sus estrategias comerciales en zonas como Galicia, donde Pontevedra es uno de los objetivos centrales por población y también por tipología social.

Técnicas comerciales

¿Cómo captan a los nuevos asegurados las compañías? Con operaciones de márketing cada vez más centradas en las necesidades de la población. Es decir, aprovechando las debilidades del sistema público para incidir en la sanidad privada como remedio para estos males.

Entre los "puntos fuertes" de los mensajes de captación figuran cada vez con más acento la asistencia sanitaria "rápida y de calidad", la posibilidad de añadir "indemnizaciones adicionales" por baja médica o accidente, el "trato personalizado" o las "facilidades" para contar con una segunda opinión en cualquier tema médico.

Las técnicas empleadas usan cada vez más el versátil mundo de internet como método para acercase a los potenciales clientes. Lo hacen a través de campañas de captación y sensibilización mediante webs o blogs, con acciones de marketing online y físico, campañas SEM o de pago en Google, Facebook, Instagram, LinkedIn y otras redes sociales; o a través de la presentación de productos online.

Además, se organizan cada vez más eventos profesionales y congresos y se expande el uso de las entrevistas telefónicas y personales a posibles clientes, una vez definidos los perfiles objetivos a los que dirigirse.

Una de las mejores oportunidades para la venta de seguros médicos son las fases previas a la renovación de las pólizas, que suele ser en enero en la práctica totalidad de las aseguradoras. En ese momento, las nuevas contrataciones y los cambios de compañía o de corredor son bastante habituales, por lo que casi todas las empresas realizan en los meses previos campañas de sensibilización y de captación para vender seguros de salud.

Comentarios