jueves. 21.11.2019 |
El tiempo
jueves. 21.11.2019
El tiempo

Casi el 40% de las exportaciones gallegas a Estados Unidos proceden de Pontevedra

El sector vitivinícola tiene un peso importante en la provincia y puede ser uno de los más afectados. JOSÉ LUIZ OUBIÑA (ADP)
El sector vitivinícola tiene un peso importante en la provincia y puede ser uno de los más afectados. JOSÉ LUIZ OUBIÑA (ADP)
La política arancelaria de Trump siembra la preocupación entre el empresariado de la provincia, sobre todo en los sectores agroalimentario, granitero, químico y electrónico, que concentran el grueso de las expediciones al país norteamericano

No corren tiempos tranquilos para los sectores económicos que dependen de los mercados internacionales. A la preocupación por los efectos que tendrá el Brexit se suma ahora la política arancelaria que a priori ha decidido imponer el Gobierno de Donald Trump hacia la Unión Europea, especialmente hacia cuatro países –incluida España–. Obviamente, el empresariado de Pontevedra no se libra de esos efectos. De hecho, el 39,41% de todas las exportaciones gallegas con destino a Estados Unidos registradas entre enero y julio de este año salieron de esta provincia, lo que da buena cuenta de la repercusión que puede tener la imposición de mayores tasas por parte del país norteamericano.

En cifras concretas, en esos siete meses las empresas pontevedresas exportaron a EE UU productos por valor de 132,7 millones de euros (según reflejan los datos de comercio exterior recogidos por el Instituto Galego de Estatística).

Solo entre enero y julio de este año, la provincia vendió con destino a tierras yanquis productos por valor de 132,7 millones de euros

Si analizamos un año completo, por ejemplo el ejercicio pasado, ese total ascendió a 178,3 millones. Y es que, aunque el país de Trump solo supone algo más de un 2% de todas las exportaciones que salen de tierras pontevedresas (donde las ventas a la UE siguen jugando un papel mucho más relevante), no hay que menospreciar la importancia del mercado yanqui para determinados sectores. En el caso de esta provincia, uno de los más afectados es el agroalimentario, especialmente el de los productos del mar y de la viña.

De acuerdo con los datos del IGE, el año pasado el sector conservero y de preparados de pescado, crustáceos, moluscos y carne despachó a Estados Unidos 17 millones de euros desde Pontevedra, a los que se suman otros 10,7 millones que supuso la venta de estos productos en crudo. Y es que Galicia envía 150 toneladas de latas de crustáceos y marisco al otro lado del charco, principalmente de mejillón, y las Rías Baixas acumulan buena parte de esa producción.

El sector provincial de las bebidas también expidió allí bienes por 11,8 millones de euros. Tal es la importancia de ese mercado, que Estados Unidos es uno de los principales destinatarios de las exportaciones de las cinco denominaciones de origen gallegas y la más perjudicada sería la de Rías Baixas, cuyas cifras de venta en el país superan los dos millones de litros anuales.

Más allá de la industria alimentaria, en Pontevedra hay otros muchos sectores afectados. Uno de ellos es el químico y farmacéutico, con más de 32 millones exportados al país de Trump el año pasado, así como el de la piedra, cemento, cerámica y vidrio, que rondó los 23 millones de euros.

La nación norteamericana también es un puntal importante para empresas de aparatos y material eléctrico de la provincia de Pontevedra, que en 2018 vendieron allí productos por 29 millones de euros; además de para las de material de transporte, con un volumen de negocio con EE UU que superó los 16 millones durante el último ejercicio.

Jorge Cebreiros: "Dudo que responder poniendo más aracenles aquí sea buena idea"
El presidente de la CEP señala que la amenaza arancelaria ha llegado cuando "la UE está debilitada por la falta de Gobierno, ya que aún no está constituída la Comisión, y por el Brexit". Asimismo, pone en duda que responder a Trump con aranceles a los productos de EE UU sea una buena idea: "Aquí hay empresas que importan de aquel mercado y si también las vamos a gravar con aranceles propios, no sé si esa defensa es la mejor forma de resolverlo".


Vistas las cifras, es comprensible la preocupación entre el empresariado. Tal y como explica Jorge Cebreiros, presidente de la Confederación de Empresarios de Pontevedra (CEP), si la política arancelaria anunciada sale adelante "va a tener un impacto importante en diversos sectores. Quizá el conservero esté más internacionalizado a más destinos y pueda derivar parte de esas exportaciones a otros países, pero en el caso del vino no es tan fácil, porque EE UU es un mercado de alto valor añadido por el que las denominaciones de origen están apostando mucho".

Cebreiros también recuerda que los aranceles afectarán principalmente a Alemania, Francia, Reino Unido y España, por lo que "otros países competidores, como por ejemplo Italia o Portugal, estarían en mejor situación que nosotros", lo que genera un doble perjuicio. "Y a todo esto se suma el impacto del Brexit, lo que pinta un horizonte bastante preocupante", dice.

De hecho, el presidente de la CEP señala que las cifras reales de exportaciones a Estados Unidos son incluso mayores que los datos que refleja el IGE, pues recuerda que "también hay que contar los productos que no se venden directamente a Estados Unidos, sino a otros países como México o Francia, y que van a Estados Unidos desde allí", por eso "podemos hablar de que la provincia de Pontevedra exporta al país norteamericano alrededor de 200 millones anuales, pero no es fácil tener el dato real, el que incluye otros canales de comercialización indirectos".

En la Confederación de Empresarios se habla ya de cierta preocupación, porque "todas estas situaciones son graves por la incertidumbre que generan y cuando esas incertidumbres se prolongan en el tiempo, como sucede con el Brexit o con la guerra comercial entre Estados Unidos y China, las empresas acaban tomando sus medidas". Como muestra, el dirigente de la CEP señala los indicadores de la afectación de los ERE en el sector industrial.

Y es que, "aunque le digan que busque otros mercados, para una empresa que por ejemplo exporta 60.000 botellas de vino a Estados Unidos, no es tan fácil buscar mercados alternativos de un día para otro y eso tiene sus consecuencias", advierte.

Dadas las circunstancias, la CEP espera "que lleguen a un acuerdo, porque si los aranceles van adelante, van a tener un impacto importante".

Casi el 40% de las exportaciones gallegas a Estados Unidos proceden...
Comentarios