lunes. 03.08.2020 |
El tiempo
lunes. 03.08.2020
El tiempo

El Casino y el Mercantil reabren sus piscinas con nuevas normas de uso

Piscina olímpica del Mercantil, situada en las instalaciones de Cons-Mourente. GONZALO GARCÍA
Piscina olímpica del Mercantil, situada en las instalaciones de Cons-Mourente. GONZALO GARCÍA

La utilización de las piscinas de A Caeira se regula con reserva previa, mientras que el amplio aforo de las de Mourente no la hacen necesaria

La llegada del verano desplaza la actividad de las dos entidades recreativas más emblemáticas de la ciudad. Los parques de verano del Liceo Casino (situado en A Caeira) y del Casino Mercantil e Industrial (en Cons-Mourente) se llenan de vida en la temporada estival mientras que, por contra, decae la afluencia de asociados a sus respectivas sedes, ambas situadas en el corazón del centro histórico.

En esta ocasión, la pandemia de la covid-19, obliga a estas agrupaciones a aplicar rigurosos protocolos de seguridad sanitaria en la reapertura de las instalaciones (que permanecieron cerradas durante el estado de alarma) para evitar el riesgo de contagio. 

Jaime Olmedo, presidente del Liceo Casino, destaca que el personal de esta sociedad se ha esforzado para crear las condiciones óptimas de salubridad con la intención de desarrollar las actividades con las máximas garantías sanitarias. Además, los protocolos elaborados por la junta directiva han ido permitiendo la reapertura escalonada de las distintas instalaciones, entre ellas el Parque de Verano y sus piscinas, a las que se puede acceder desde el pasado 23 de junio. 

La normativa que regula la utilización de las piscinas contempla que el único modo de disfrutar de este servicio es a través de la reserva por vía telefónica (a través de una centralita con los números 886 313 071 y 886 313 074). Están programados cuatro turnos de dos horas de piscina para uso recreativo —"con el fin de que todos los socios tengan las mismas oportunidades", precisa Olmedo— y un último turno para uso deportivo, solo para nadar, al final del día (no obstante, el usuario de un turno de uso recreativo, durante el transcurso del mismo, puede solicitar por teléfono su incorporación al turno siguiente si hubiese vacantes). 

En A Caeira están programados cuatro turnos de dos horas para uso recreativo y otro deportivo

En cualquier caso, si el aforo de las piscinas no se completase de forma reiterada se reprogramarían los turnos a tres o menos. Después de cada turno se procederá a una desinfección prevista de media hora.

"Esta programación por turnos se motiva en la necesidad de restringir el aforo y viene dado, no por la norma del 75% del aforo normal, sino por el número de tumbonas que pueden ubicarse en las playas manteniendo la distancia reglamentaria. Habrá por tanto tantos usuarios como tumbonas", aclara Olmedo. 

Las playas de las distintas piscinas están acotadas y numeradas para el control del aforo máximo, que en la de adultos es de 63 plazas. "Hay tantas tumbonas como plazas y están distribuidas en los distintos acotados: 36 individuales, 10 dobles, 1 triple y 1 cuádruple", indica el presidente de la entidad. La playa de la piscina infantil tiene un aforo de 35 plazas distribuidas en 4 acotados individuales, 3 dobles, 7 triples y 1 cuádruple. 

MERCANTIL. El Mercantil abrió su Parque de Verano a mediados de mayo, si bien no fue hasta la semana pasada cuando autorizó la utilización de las piscinas. "Hemos aplicado el protocolo sanitario de la covid-19, con la colocación de dosificadores de gel hidroalcohólico en puntos estratégicos y efectuamos la desinfección diaria del mobiliario, con una separación interpersonal que supera con creces los 1,5 metros contemplada en la normativa de prevención dictada por las autoridades sanitarias", precisa Ernesto Filgueira, presidente de la entidad. Además, la piscina cuenta con dos puertas de acceso y otras tantas de salida. 

La piscina olímpica tiene un aforo máximo de 200 bañistas

La gran amplitud del vaso de la piscina olímpica, que ocupa una superficie aproximada de 1.000 metros cuadrados (50x21 metros), permite un aforo máximo de 200 bañistas, por lo que no resulta necesario aplicar el sistema de reserva de plaza. "Hemos reducido el número de invitaciones que le entregamos a cada socio con la intención de evitar que se pueda producir una masificación", precisa el dirigente del Mercantil. 

La entidad ha establecido un aforo para la utilización de los vestuarios, con una ocupación máxima de seis personas en el de hombres y de cuatro en el de mujeres, atendiendo a la superficie de cada uno de los locales. 

Filgueira indica que los últimos días de junio y los primeros del presente mes de julio se ha registrado un incremento en el flujo de asociados hacia las instalaciones del Parque de Verano de Mourente. "Estamos esforzándonos para dotar a nuestras instalaciones de la máxima seguridad sanitaria con la intención de que nuestros socios puedan seguir disfrutando de los servicios que les ofrecemos. Confiamos en contar con la colaboración de todos para que no surja ningún contratiempo", sentencia el presidente del Casino Mercantil e Industrial.

El Casino y el Mercantil reabren sus piscinas con nuevas normas de uso
Comentarios