jueves. 24.06.2021 |
El tiempo
jueves. 24.06.2021
El tiempo

Bautizos, bodas y comuniones: la celebración por encima de todo

Una boda celebrada durante la pandemia se amolda a las restricciones. MÓNICA ÁLVAREZ
Una boda celebrada durante la pandemia se amolda a las restricciones. MÓNICA ÁLVAREZ
Las BBC se vuelven a poner en marcha tras un año de cancelaciones y grandes pérdidas económicas

Incertidumbre y esperanza a partes iguales. Por un lado, continúa muy presente el miedo a que las restricciones sociosanitarias vuelvan a dar un paso atrás y echen por tierra las ilusiones. Por otro, ver la luz al final del túnel y volver a retomar horarios sin toque de queda hace que las BBC (bodas, bautizos y comuniones) afronten el futuro con ganas de celebrar los eventos que ya pasarán a la historia como esos que superaron las limitaciones coronavirus.

Galicia ha vuelto a abrir sus puertas. Los horarios de hostelería se han ampliado y eso ha permitido que las fechas de celebraciones suenen a realidad. Es el regreso a la nueva normalidad, que ha hecho que este año se opte por la no cancelación de estas celebraciones, a pesar de que las nuevas contrataciones todavía se hacen esperar. Todos los sectores, en cambio, tienen a la hostelería como punto de partida y sus manecillas giran en torno a un péndulo que mueve este sector.

Wedding Planner


Mónica Álvarez tiene a sus espaldas años de carrera organizando bodas y nunca se había reinventado tanto. Los horarios y el aforo de la hostelería repercuten negativamente en su trabajo y actualmente se ve obligada a modificar constantemente las actividades que desarrolla. "Las medidas no son muy específicas a nuestro sector y eso es lo que nos hace tener incertidumbre", aunque afirma que este año "no se me ha cancelado ninguna boda de aquí, sí las de fuera de España por motivos de cuarentena, pero las de aquí salen adelante". Esta Wedding Planner asegura que la vacunación está teniendo repercusión positiva en la celebración de las bodas, que hace que la gente empiece a perder el miedo y opte por celebrarlas.

Mónica Álvarez asegura que el fin del Estado de Alarma ha sido un alivio para su sector : "A mis parejas las veo ilusionadas, están súper adaptados, porque las restricciones no son tan duras" aunque una boda en época covid, sea, cuanto menos, diferente, algo que según explica esta experta tienen interiorizado: "El año pasado anulaban por el hecho de llevar mascarilla y este año les da igual". A pesar de que mantener la fecha de boda signifique un trabajo extra: "mandamos a nuestros novios tener una lista de invitados principal, otra con menos gente, y otra con menos gente aún. Hay un plan A, B y C". 

Las bodas de hoy marcarán el camino de mañana. Eso es algo que todos los trabajadores del sector han asumido. "Ahora no podemos poner en las mesas dulces como tal, tiene que ir todo individualizado en paquetes, pero eso es algo que se va a mantener en el tiempo". Sea como sea, el fin del estado de Alarma ha hecho respirar a este sector.

Mónica Álvarez: "Está siendo muchísimo mejor que el año pasado. Las contrataciones previstas siguen adelante, los clientes están animados" 

Espacio y catering


Si algo caracteriza este tipo de eventos es la celebración en familia para lo que Galicia especialmente cuenta con espacios mágicos que aportan el condimento perfecto a este día especial. la Finca Batacos es una de las más reclamadas para BBC. Eventos Mochi se ha encargado durante años de acondicionar este lugar y su dueño, Gustavo Sobral, reincide en la incertidumbre a pesar de que valora positivamente el avance que ha provocado el final del toque de queda. "Desde hace un mes estamos teniendo propuestas para nuevas contrataciones, especialmente para comuniones que es lo que se mueve en esta temporada y estamos recibiendo llamadas todos los días". No obstante, Sobral asegura que "te ves mermado", sobre todo porque "ahora tienes un aforo y dentro de 15 días tienes otro, no puedes arriesgarte". Eso unido a unas limitaciones que asegura "incrementan costes para los clientes, porque tienen que contratar más mesas para cumplir con el máximo permitido". Aún así, Gustavo ve que el fin del estado de alarma ha sido el primer paso para regresar a la normalidad, y este año comienza a primar la esperanza. "La gente que reserva está decidida, con cierta precaución como tenemos todos", apunta.

Animación


Los más pequeños tienen un espacio importante en este tipo de celebraciones, por eso, en todos los eventos hay un apartado destinado a ellos con la animación. En época de comuniones, Isa Naveiro acostumbra a trabajar una media de cinco cada fin de semana. El año pasado suspendió un 90% de lo que tenía programado, pero este año empieza a volver a la normalidad. "Hay mucha llamada preguntando, sobre todo por las normas, porque sigue habiendo mucha incertidumbre". Isa reconoce que se complican las contrataciones por la necesidad de incrementar costes: "Si hay más de seis niños hay que contratar dos monitores y ya no pueden jugar juntos", sentencia. Aún así, asegura que este año no ha habido tantas cancelaciones, aunque si han abundado los cambios de fecha. "Tengo una chica que tiene hasta cuatro fechas diferentes". 

Vestidos


Los negocios encargados de poner la imagen a los protagonistas e invitados empiezan a tomar aire. "Nosotros lo notamos muchísimo, no solamente desde el fin del estado de alarma, sino desde que nos abrieron el perímetro. No es como temporadas anteriores pero está yendo bien" asegura María, una de las gerentes de Mady Novias. Este año se espera presencia de manera doble. "A las que pospusieron el año pasado se suman las nuevas de este año", sentencia. Aún así, asegura que, aunque prima la esperanza, la incertidumbre sigue estando presente en los eventos. "Son celebraciones generalmente más pequeñas". Todavía es pronto para atreverse a hacer una celebración a lo grande, pero el camino ha comenzado.

Gustavo Sobral: "Estamos con incertidumbre porque las restricciones de ahora igual no son las mismas dentro de dos meses" 

La mascarilla como complemento
Celebraciones poco multitudinarias, en grupos de máximo cuatro personas en interiores y no más de seis en exterior. Aforo al 50% en interiores y 75 % en exterior, unido al fin de fiesta a la 1:00 y uso de mascarilla obligatoria dentro del establecimiento en los momentos en los que no se esté comiendo, a pesar de que se permite quitar a los protagonistas para las fotos. Estas son las principales restricciones que se mantienen en los grandes eventos.
Respecto a las actividades añadidas, se prohíben los platos comunes, los hinchables de animación en interiores. Obligación del uso de gel hidroalcohólico y la barra libre, desde ahora, será con los invitados sentados.

Bautizos, bodas y comuniones: la celebración por encima de todo
Comentarios
ç