miércoles. 21.10.2020 |
El tiempo
miércoles. 21.10.2020
El tiempo

El cementerio de cenizas de San Amaro sale del cajón

Aspecto que presentará el cementerio de cenizas de San Amaro. DP
Aspecto que presentará el cementerio de cenizas de San Amaro. DP

El presupuesto de la obra asciende a 474.656 euros ► La actuación prevista para este año incluye la construcción de 312 columbarios, un conjunto escultórico de Caxigueiro y un mural de Amelia Palacios

El cementerio de cenizas de San Amaro sale del cajón. El Concello dio luz verde este lunes al expediente de contratación de las obras para ampliar el camposanto municipal. El proyecto, que se presentó en 2016, se retoma ahora con cambios. El más importante afecta a la ejecución de los trabajos, que se hará por fases y en distintos años. 

A pesar de que la actuación contará con un presupuesto global de 474.656,54 euros, la primera parte de la intervención saldrá a licitación por unos 100.000. Con esta inversión, el Gobierno local pretende construir 312 nuevos columbarios, que se unirán a los seis que existen en la actualidad. De estos últimos, tres están vacíos.

La obra también contempla la creación de una zona de ceremonias dirigidas a distintos credos religiosos o eventos de carácter laico. "Será un dos primeiros cemiterios de Galicia en ofrecer cerimonias funerarias de diversa índole", destacó la portavoz municipal, Anabel Gulías, en la rueda de prensa posterior a la Xunta de Goberno local.

El contrato que ahora sale a contratación contará mejoras valoradas en 50.000 euros, que las empresas interesadas podrán incluir o no en sus ofertas. Una de ellas es un conjunto escultórico de Caxigueiro y la otra es un mural de la pintora Amelia Palacios.

"Será un dos primeiros cemiterios de Galicia en ofrecer cerimonias funerarias de diversa índole", destacó Anabel Gulías

La ampliación del cementerio de San Amaro se realizará a través de una parcela anexa a la instalación, que cuenta con una superficie de 5.800 metros cuadrados. En la primera fase de las obras se ocuparán 2.500 metros. El resto se reservará para la siguiente parte de la actuación, que consistirá en la creación de una pradera para que los vecinos esparciesen allí las cenizas de sus seres queridos. 

"Estamos moi contentos coa posta en marcha deste proxecto, que é único", destacó Gulías, que hizo referencia a uno de los retoques del proyecto original, que preveía más de un millar de columbarios. "Non parece razonable. Os 312 é unha cifra asumible", aclaró.

Lo que todavía no está claro es el precio del servicio ni la fórmula que se utilizará para adjudicar las nuevas urnas funerarias. Con toda probabilidad se licitarán en régimen de concesión, como se hace con los nichos.

El cementerio de cenizas de San Amaro sale del cajón
Comentarios