El censo de motos se dispara en Pontevedra, que alcanza las 5.900

El parque de motocicletas es el que más creció en el último año en la capital, hasta alcanzar las 5.895 ▶ La flota de vehículos supera los 59.000, de los cuales solo el 2,4% son eléctricos
Concentración de motos en Pontevedra. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
photo_camera Concentración de motos en Pontevedra. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

El censo de motos se dispara en Pontevedra. Son los vehículos que más han crecido en el último año, según datos extraídos del padrón de la viñeta, el impuesto que el Concello cobra a los vehículos de tracción mecánica. En la capital provincial hay 5.895 motocicletas, 130 más que en 2023.

La flota de vehículos también experimenta un incremento en el municipio y alcanza ya los 59.090, lo que supone 402 más que durante el pasado ejercicio. Más del 70% de ellos son turismos, 43.078 en total: 79 más que un año antes.

El segundo puesto en este ranking lo ocupan las motocicletas (5.895), seguidas de los camiones y furgonetas, cuyo número pasa de 4.994 a 5.058. La lista la completan los tractores (2.046, 42 más que en el pasado ejercicio); los ciclomotores (1.934 en total, uno menos que en 2023), los remolques (919, 21 más que el año anterior) y los autobuses. Su flota pasó de 153 a 160 en el último ejercicio, según los datos fiscales del Concello.

De los más de 59.000 vehículos que hay en Pontevedra, solo el 2,4% son eléctricos. El censo de este tipo de automóviles ha crecido de forma notable desde el año pasado. Su flota pasó de 1.146 a 1.539. La mayor parte de ellos son híbridos.

FISCALIDAD. El Concello de Pontevedra recaudará 4.090.683,47 euros este año a través de la viñeta. Son 14.630,73 euros menos que lo ingresado en 2023 a través del mismo impuesto, que se aplica a los vehículos de tracción mecánica.

La Concellería de Facenda, que dirige Raimundo González Carballo, asegura que esa disminución se debe, fundamentalmente, al envejecimiento del parque móvil de la ciudad. De hecho, los vehícuos que superan los 25 años de antigüedad no están obligados a pagar este tributo a las arcas locales. La ordenanza fiscal en vigor les aplica una bonificación del 100%.

El cobro de este impuesto se llevará a cabo esta primavera. El período voluntario de pago, abierto el pasado 1 de abril, se cerrará el próximo 3 de junio. Los recibos domiciliados se cargarán el 2 de mayo.

La viñeta y el resto de impuestos y tasas de la Administración local, 28 en total, llevan diez años congeladas en Pontevedra.

Comentarios