miércoles. 21.10.2020 |
El tiempo
miércoles. 21.10.2020
El tiempo

Los centros de día quedan excluidos de la restricciones fijadas por la Xunta

Usuarios del centro de día de Afapo. CEDIDA
Usuarios del centro de día de Afapo. CEDIDA
Las instalaciones de Afapo y Amencer mantienen su actividad a la espera de un protocolo específico que les remitirá Sanidade

Los centros de día de Pontevedra —entre ellos los gestionados por la Asociación de familiares de enfermos de Alzhéimer y otras demencias (Afapo) y la Asociación de familias de personas con parálisis cerebral y otros trastornos neuro-motores (Amencer Aspace)— mantienen su actividad después de que la Xunta de Galicia adoptase la decisión de excluirlos de las restricciones impuestas a Pontevedra como fórmula para frenar el aumento de los contagios por Covid-19 que se viene registrando en la ciudad del Lérez.

El comunicado emitido este miércoles por el Gobierno gallego tras la reunión del comité clínico de expertos sanitarios que le asesora en la gestión de la crisis del coronavirus contemplaba el cierre de los centros de día y residencias. Sin embargo, la resolución publicada este jueves en el Diario Oficial de Galicia (DOG) dejaba fuera a este tipo de establecimientos.

"Hubo un cambio de criterio en la Consellería de Sanidade", explica José Manuel Fontenla, presidente de Afapo. "El nuevo conselleiro (Julio García, que en la última renovación del Gobierno gallego relevó en el cargo a Jesús Vázquez Almuíña) adoptó una decisión que consideramos muy acertada y que era una propuesta que habíamos efectuado a través de la Federación de Alzhéimer", en referencia a la reinvidicación de mantener abiertos los centros de día.

"Las personas con demencia si no realizan las terapias adecuadas suelen sufrir dolencias cerebrales"

"La crisis sanitaria de la Covid19 va para muy largo. Mantener cerrados los centros de día y, por contra, abrir los colegios, sería una situación que no tendría ni pies ni cabeza, sobre todo porque las personas con demencia si no realizan las terapias adecuadas (físicas, de psicomotricidad y memoria) suelen sufrir dolencias cerebrales al poco tiempo", argumenta Fontenla. Además, recuerda que en su mayor parte (el 60%) son personas en edades comprendidas entre los 70 y los 85 años.

El presidente de Afapo reconoce que estuvo "con el corazón en vilo" tras tener conocimiento del comunicado en el que la Xunta anunciaba la decisión de cerrar los centros de día y residencias de Pontevedra al incluir esta ciudad dentro de las zonas con especiales restricciones. "No sabíamos qué iba a pasar hasta que al leer el DOG vi que no hacía referencia al cierre de centros de día de Pontevedra, a diferencia de los de localidades como Lugo o Santiago".

Fontenla se puso en contacto con la Gerencia del área sanitaria de Pontevedra y O Salnés, que le comunicó el cambio de criterio y le anunció que la Consellería de Sanidade tiene previsto sacar "en un par de días" un protocolo específico en el que los centros de día y las residencias de toda Galicia se van a considerar "servicios esenciales", un documento que garantizaría el mantenimiento de su actividad de forma que se evitaría el deterioro al que se verían abocados los usuarios, "una situación de la que es consciente el nuevo conselleiro", subraya Fontenla.

"No sabíamos qué iba a pasar hasta que al leer el DOG vi que no hacía referencia al cierre de centros de día"

Además, Afapo va a extremar aún más sus estrictas medidas de seguridad adoptadas en sus instalaciones, con las restricciones y actuaciones preventivas necesarias. El propio José Manuel Fontenla envió a las familias de los usuarios un Whatsapp a última hora del miércoles en el que les anunciaba que el centro de día abriría sus puertas al día siguiente porque las limitaciones impuestas por la Xunta para la ciudad excluían a este tipo de instalaciones.

De esta forma, los 25 usuarios del centro de día situado en O Gorgullón acudieron este jueves al local para la realización de las actividades con normalidad. Afapo ha dividido las distintas estancias con el objetivo de mantener la distancia de seguridad entre sus usuarios y, cuando no es posible, echa mano de mamparas. De hecho, el espacio utilizado como comedor se habilitó también como sala de terapia para evitar la circulación de los usuarios.

"Hemos abierto con total normalidad"
El centro de día de Amencer Aspace, situado en Campolongo, abrió este jueves sus puertas como cualquier otro día, con las estrictas medidas de seguridad implantadas en estas instalaciones tras su reapertura a mediados de julio. La gerente de la asociación, Mónica Touriño, asegura que no recibieron notificación oficial alguna en la que les indiquen que tienen que cerrar. "Hemos abierto con absoluta normalidad porque ni siquiera el DOG hace referencia al cese de actividad de los centros de día".

"Familias de algunos de nuestros usuarios nos han llamado al ver en la prensa que la Xunta tenía previsto ordenar el cierre de los centros de día y residencias de la ciudad, pero les hemos dicho que mientras no recibiésemos una notificación oficlal de la Administración al respecto seguiríamos trabajando con absoluta normalidad", recalca Mónica Touriño. El centro de día de Amencer Aspace cuenta con un total de 17 usuarios, nueve en sus instalaciones de Lourizán y 14 en las de Vilagarcía de Arousa. La mayoría tiene una lesión de carácter neurológica.

Los centros de día quedan excluidos de la restricciones fijadas por...
Comentarios