Martes. 13.11.2018 |
El tiempo
Martes. 13.11.2018
El tiempo

El CHOP duplica el número de prótesis de hombro implantadas en un año

Un instante de la jornada celebrada en la Sede Afundación. RAFA FARIÑA
Un instante de la jornada celebrada en la Sede Afundación. RAFA FARIÑA

La Sede Afundación acogió ayer unas jornadas con cirujanos llegados de toda España

El servicio de Traumatoloxía del Complexo Hospitalario Universitario de Pontevedra celebró este viernes la primera edición del Curso de actualización en artroplastia de hombro, en el marco de la Jornada de Patología en Miembro Superior, un evento que reunía por primera vez en Pontevedra a cirujanos de toda España para actualizar sus conocimientos sobre esta práctica clínica.

Según el jefe de Traumatoloxía del CHOP, Manuel Muíña Domínguez, esta técnica "aunque no tanto como la de rodilla o cadera, es bastante frecuente, mientras que hasta hace unos años apenas se hacía". De hecho, las cifras demuestran que se ha llegado a duplicar, pues en 2017 se hicieron 22 intervenciones de este tipo en el CHOP, frente a las diez del año anterior. "No es porque haya más artrosis, sino que al evolucionar la técnica los resultados son cada vez mejores", explica Muíña.

La artrosis de hombro se produce, sobre todo, en mujeres y hombres mayores de 70 años y existe un factor genético

 

Los prótesis de este tipo están indicadas para casos "de artrosis de hombro y de fracturas muy complejas" de cabeza humeral cuando no es posible llevar a cabo la osteosíntesis de los fragmentos (operación quirúrgica que consiste en la unión de fragmentos de un hueso fracturado mediante la utilización de elementos metálicos). Sin embargo, deben ser pacientes de cierta edad. "Se trata de una articulación con gran demanda a nivel laboral, por lo que entre los más jóvenes no se recomienda", asegura.

De hecho, la artrosis se produce, sobre todo, en personas mayores de 70 años, "tanto hombres como mujeres, aunque más en el último caso, y no es determinante que hayan realizado en su vida una actividad laboral muy intensa". Además, existe un importante "factor génetico", aunque se trata de una patología "que no es tan invalidante como la de rodilla o cadera, por lo que hay personas que pueden convivir con ella sin que les cree grandes problemas", asegura Muíña.

Las principales complicaciones que pueden surgir tras esta intervención son las inherentes a toda prótesis, como puede ser la infección protésica, que aunque "no es tan frecuente como, por ejemplo, en la rodilla", no debe descartarse.

Las jornadas contaron con facultativos de La Paz, de Navarra o de Pamplona, además de con profesionales de los hospitales gallegos

 

Sin embargo, el beneficio principal que refieren los pacientes es la ausencia de dolor, que se consigue en un alto porcentaje de los casos, y posteriormente la recuperación de la movilidad que, pese a que no es completa, hace que el paciente recupere sus actividades diarias y que la funcionalidad del brazo mejore en un porcentaje elevado.

Jornadas como la celebrada el viernes en Pontevedra son necesarias ante el aumento de demanda de la prótesis de hombro y Muíña considera que es importante "depurar la técnica, porque no todo el mundo está capacitado para poner una prótesis de hombro, ya que técnicamente es exigente y hay que formar a bastantes especialistas para que cada vez se puedan poner más". Esta técnica ha pasado de "casi no hacerse a realizarse prácticamente en todos los hospitales".

Entre los ponentes que participaron en esta primera jornada se encontraban varios facultativos llegados del Hospital Univeristario La Paz, en Madrid; del Complejo Universitario de Navarra y del Hospital Virgen del Camino, en Pamplona. Además, profesionales de los cinco hospitales gallegos expusieron sus casos.

El CHOP duplica el número de prótesis de hombro implantadas en un año
Comentarios